Un alma bondadosa que se nos ha ido

Hoy, nos ha dejado un querido colega de ACPI. A Moisés Walker Mendoza se le reconocía por su talante positivo, por su pasión por la música, por encontrar arte hasta en la tierra más yerma, porque todo lo transformaba con su voz, por estar cerca de quienes lo necesitaban, por poner el hombro donde hiciese falta, por ver el horizonte siempre con un sol naciente. Hoy ese corazón inmenso dejó de latir. Nos ha abandonado en este momento donde el caos domina el presente, perseguido por un virus que no hay quien lo entienda. Quizás por eso se ha marchado porque era hombre de entender todas las causas, de luchar por ellas, de no encogerse aunque la noche fuese «fiera». Amigo de sus amigos, adorado por sus hermanos y querido por quienes le consultaban.

Hoy la noche es más oscura pero la ilumina un ser lleno de brillo y donde vaya las puertas se le abrirán y no faltará la música.

Adiós querido Moisés.

Eterno agradecimiento por lo que has ayudado a ACPI. Descanse en PAZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *