Sergio Cardozo: “Poner una silla patas arriba en medio de una sala no es arte”

El bailarín, fotógrafo y maestro de danza contemporánea argentino que reside en España hace 30 años nos aportó su mirada y pensamiento sobre la cultura, porque en el arte “no vale todo” y no concibe que en España con la riqueza de músicas y danzas que tiene no haya programas de televisión estables de estos géneros.

Por Luis Viviant Arias / Periodista ACPI

Sergio Cardozo nació en la ciudad de Vera, Santa Fe, Argentina. De ascendencia italiana, belga y española desde niño su sensibilidad lo llevó a múltiples experiencias en el arte y el deporte. Desde típicas representaciones escolares durante la escuela primaria a su afición por la fotografía y la danza contemporánea.

Su necesidad por expresarse corporalmente lo transportó primero a ser profesor de educación física pero siempre sintió “el gusanillo por la danza” hasta que empezó a recorrer su camino porque “la educación física me limitaba mucho, está muy bien el entrenamiento corporal pero con la danza llegas a conocer cada rincón de tu cuerpo”.

En 1986 establece su residencia en Buenos Aires y realiza la carrera de Expresión Corporal profundizando en técnicas de danza contemporánea. “Lo importante que tiene la danza es la disciplina y la constancia, son los pilares fundamentales, no se trata de llegar al virtuosismo sino poner las ganas y la intención de hacer las cosas lo mejor posible”.

Cardozo es muy crítico al afirmar que “lo que no me gusta es la llamada vanguardia donde no se baila, porque una persona que camine todo el escenario y tarde media hora en realizarlo es para decirle ‘báilame’ para eso he pagado una entrada”, aunque comprende que la esencia es volver “a lo básico” sostiene que el artista debe brindar un plus porque “si solo me ofreces eso me siento en el banco de una plaza, veo a la gente pasar y me voy a divertir mucho más”.

No solo la danza contemporánea es su gran pasión también la fotografía que lo acompaña desde su niñez e inicio junto a su hermano Martin con la antigua cámara de blanco y negro de su padre, pero recuerda con una sonrisa y una mirada de niño pícaro cuando tuvo su primera cámara digital: “Empecé a jugar desesperadamente con las imágenes y ahí llegó la obsesión por la fotografía”.

“La fotografía es un estado de ánimo, la inspiración del momento y con la luz que te encuentres en ese tiempo” pero tiene muy claro que “la fotografía es observación y la capacidad que tiene uno para llevarla a cabo” pero de repente se cuela nuevamente en la conversación la danza “en donde también aplico la observación, la mirada, porque cuando realizas un movimiento observas que músculos mueves para hacer cada ejercicio con los ojos, con la cara, con la expresión, por eso la fotografía y la danza van juntas en ese aspecto”.

En 1991 desembarca en Madrid con el fin de realizar el Máster de Psicomotricidad y decide quedarse en la capital española. Aquí comienza su carrera profesional como bailarín en compañías independientes y a la par desempeña su labor docente como maestro de danza y bailes de pareja. 

¿Le motiva la cultura que se está desarrollando en estos tiempos?

No soy de añorar, veo todo lo que puedo pero empiezo a aburrirme de algunas propuestas del arte contemporáneo, entonces no me arriesgo a pagar una entrada porque luego de ver obras tan grandes en estos tiempos esta el ‘todo vale’ y el ‘todo vale’ no es arte, está bien como provocación pero no es arte.

¿Entonces el artista dejó de ser un provocador al considerar que ‘todo vale’?

El artista a lo largo de la historia siempre ha sido un provocador porque tiene una mirada especial de la realidad y la plasma, ahora con poner una silla patas arriba en medio de una sala no es arte.

¿Qué mirada tiene de la cultura y su ingreso al mundo de las redes sociales? 

Entiendo que ah nacido otra manera de hacer cultura que es a través de las redes, pero las artes escénicas son para verlas en directo por más bien que esté grabado un programa no es lo mismo, además tiene sus contras y una de ellas es que se quiera dar a entender que un bailarín puede bailar en el salón o en la cocina de su casa y esto no es así, porque un bailarín de élite necesita estar en el sitio que corresponde, que es el escenario.

¿Entonces el arte y las redes sociales las considera incompatibles?

Las redes han invadido el arte entonces se corre el riesgo de que la gente que desconoce el arte crea que se puede hacer lo que sea en cualquier sitio y eso no debe ser así y no es la realidad.

¿Cómo observa a España en la danza y en las artes escénicas?

España con la riqueza de músicas y danzas que tiene no sé cómo aún no hay programas de televisión estables de estos géneros porque hay de toros, está la misa del domingo pero de danza y canto español no y eso es una deuda pendiente de este país, y por supuesto la falta de voluntad política que prefiere gastar el dinero en otras cosas. El Ballet Nacional de España que realiza unas coreografías increíbles debería estar más programado. Todavía hay mucho prurito con estos temas desde que finalizó la dictadura.

¿A la política no le interesa la cultura u observa determinada cultura?

 Muchos países aún no se han dado cuenta que la danza es una industria que crea puestos de trabajo, esta obsesión de querer acelerar un producto vendible muchas veces pierde calidad artística y con la danza también pasa, en el caso de España con el mero hecho de recibir una subvención para crear obras todos los años transforma al arte en una máquina de hacer chorizos, crear lleva su tiempo, paciencia, tener un cuerpo de bailarines, el escenógrafo para organizar, eso cuesta dinero y si no lo comprenden quienes llevan adelante la cultura de un país se va a seguir haciendo,  lamentablemente,  mas chorizos”.

Sergio Cardozo es bailarín, maestro de tango, de danza contemporánea y fotógrafo que aplica sus conocimientos al movimiento y al sentido de la danza. Es intelectual, observador y sensible pero sobre todas estas cosas Sergio Cardozo es artista.

Danzaria sitio web

http://danzariablog.blogspot.com/

One thought on “Sergio Cardozo: “Poner una silla patas arriba en medio de una sala no es arte”

  1. Una postura jugada y muy acertada. ME ha gustado leer esta entrevista en la que se clarifica qué es arte para un artista. Muchas Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *