La última adquisición del Prado: La diosa Juno.

El museo del Prado amplía su colección de Alonso Cano con la adquisición de La diosa Juno por 270.000 euros. Esta pintura se une a la colección de Alonso Cano, compuesta ya por 19 pinturas y 30 dibujos de una temática mayoritariamente religiosa. 

Esta pieza es particularmente excepcional en el contexto del arte español de su tiempo, pues el tema mitológico es comparativamente menor en relación con otro tipo de representaciones en la mayor parte de los artistas españoles de este período. Tanto la naturaleza mitológica del tema como la exhibición de partes de la anatomía femenina que generalmente se ocultaban son poco habituales en la pintura española del momento.

La pintura La diosa Juno fue dada a conocer en un Congreso en 1997 y se ha identificado con una Pallas que se cita en 1657 en el inventario de bienes de Margarita Cajés, hija del pintor Eugenio Cajés, a cuyo viudo la compró Juan Antonio de Frías y Escañante, seguidor de Alonso Cano. En estos escritos la pintura se atribuye a Cano, y se dice que sus medidas son de media vara de ancho y vara y sesma de alto, lo que coincide con las de este lienzo. 

Para su presentación al público se acompaña del dibujo que representa una mujer recostada y desnuda, que construye otro magnífico ejemplo de hasta qué punto Alonso Cano estuvo atento a la gran tradición de representaciones mitológicas, y supo dar a la misma una interpretación personal. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *