El retorno de los migrantes venezolanos

Por: Ximena Bedoya

Fotos de Nelson Abril Florez

Otro día más de cuarentena en Bogotá la capital de Colombia, la soledad no es la única que se evidencia…. la incertidumbre, la ansiedad, se siente en el ambiente. Sobre todo, en uno de los barrios más céntricos de la ciudad, el barrio Santa Fe. Hogar de cientos de venezolanos que llegaron buscando un mejor futuro y ahora se ven obligados a volver a Venezuela.

Fotos de Nelson Abril Florez

La cuarentena impuesta por el gobierno nacional, ha marcado un antes y un después para los migrantes. Si antes contaban con medios suficientes para subsistir vendiendo en el transporte público o trabajando en empresas de confección o restaurantes, hoy por cuenta de los días de aislamiento su vida ha dado de nuevo un giro. Como lo afirma Maicol un migrante venezolano “Decidimos irnos porque no tenemos estabilidad, no tenemos nada estable, en Bogotá ya fuimos desalojados ya”.

Pagar U$4 o U$5 dólares diarios por noche en una de las residencias del barrio Santa Fe no es fácil. Todos poco a poco han sido desalojados. Como le sucedió a Yesenia Suárez quien tuvo que abandonar su habitación “Hoy nos estamos yendo de acá porque nos corrieron del arriendo y no tenemos donde quedarnos”.

Fotos de Nelson Abril Florez

A muchos venezolanos se les ve  por las avenidas de la capital colombiana, vienen caminando desde hace dos meses desde Chile, Ecuador o Argentina, tratando de llegar por sus propios medios a la ciudad de Cúcuta, ciudad fronteriza de Colombia con Venezuela.

Un panorama diferente al que antes se veía por las autopistas cuando cientos de caminantes buscaban llegar a alguna ciudad de Colombia. Hoy como desasiendo sus pasos quieren llegar de nuevo a Valencia, Barquisimeto, Maracaibo, Barinas u otra ciudad de Venezuela.

Fotos de Nelson Abril Florez

Con lo poco o mucho que lograron conseguir en Colombia y países vecinos, buscan una ayuda por parte de la alcaldía de Bogotá y del gobierno nacional para poder regresar. “Ninguno de nosotros recibió ayuda, a nadie le dieron una bolsa de comida” comenta Heiber Parra. Lo mismo asegura Joel Brito quien se alista para regresar a su país “ahora como está la situación, no solo aquí sino en todo el mundo, nos deberían dar ayuda para regresar los venezolanos nos deberían ayudar”.

Al otro lado de la frontera, aunque el panorama no es distinto ni ha cambiado desde que ellos salieron de sus hogares, si ven que es su única alternativa. “Sabemos que nuestro país está en crisis, pero es mejor estar allá con la familia. Acá tenemos que pagar luz, arriendo,  toca salir por una mejor estabilidad pero ya no nos alcanza” afirma Yosbely Quintero.

Fotos de Nelson Abril Florez

Son muchos los venezolanos que deben regresar empujando su vida, llevando en coches no a sus hijos sino su hogar, lo que consiguieron en Colombia. Otros en cambio se han agrupado para poder llegar a la frontera a un costo de U$30 dólares por persona. Un tiquete de ida hacia Cúcuta que los acercara aún más a casa. Una de ellas Solangel Tovar “No hemos tenido ayuda de ninguno vamos a Venezuela vamos para el Guarico”.

Discriminación, falta de apoyo, una cuarentena obligada a nivel mundial por culpa de un virus que golpea al planeta, los obliga a regresar en una tarde más de aislamiento social en la capital de Colombia. La noche será el único testigo de una travesía hacia sus hogares a miles de kilómetros de distancia. Atrás dejan un país al que quizás más adelante seguro volverán a cruzar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *