A ritmo del tamboril en el sur

Día Nacional del Candombe Por Claudia Barreiro. RR.II. Universidad de Comillas

El día nacional del Candombe se celebra en Uruguay cada 3 de diciembre desde 2006 para celebrar lo que ha sido declarado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Esta fiesta se celebra en honor a los acontecimientos que tuvieron lugar el 3 de diciembre de 1978 en Montevideo.

Grupo de candombe, Uruguay 2011. Foto: Jimmy Baikovicius

El término candombe nace en el s. XIX y se utiliza para designar los «bailes y músicas» realizados en Montevideo por los esclavos africanos y sus descendientes. El candombe consiste en la polirritmia que resulta de la interacción de tres tambores (piano, repique y chico), que son de diferente diámetro, rango de frecuencias (agudo, medio o grave) y función, dentro de un conjunto que lleva el nombre de cuerda. Una cuerda se forma por tres músicos mínimo, uno por cada tipo de tambor, pero pueden llegar a ser más de 60 ejecutantes, con un número proporcionado por cada uno de los tambores. El grupo va liderado por un estandarte, que representa el emblema de la tribu o etnia. Detrás de la cuerda de tambores, se encuentra el resto de la comparsa, con los atuendos típicos, con personajes como el Gramillero, que representa al brujo de la tribu, que coquetea con Mama Vieja. También les acompaña el Escobero, que guía a los tambores con un bastón.

              Grupo C1080, Uruguay   Gramillero y Mama Vieja

Por lo tanto, el candombe surge como una forma de representar la crisis de identidad que tienen los afro-descendientes, cuyo origen se estaba perdiendo en su nuevo continente. El candombe no era considerado música popular, sino una forma de expresarse por parte de una “raza” que era minoritaria y marginal.

Durante el siglo XX y hasta 1960, el candombe se encontraba presente sobretodo en dos eventos: el carnaval y las llamadas de tambores. La llamada de tambores se producía en barrios que reunían a la comunidad afro-descendiente. Esta comunidad acostumbraba a vivir en lo que se conoce como conventillos, pensiones o casas de alquiler. Durante la dictadura, en los años 60-70, se llevaron a cabo procesos de demolición y desalojos, para poder reconstruir en esas zonas. En diciembre de 1978 se produce el desalojo del conventillo Mediomundo. Dos días antes de ser desalojados, los vecinos se reúnen para compartir un último asado y realizan una llamada de tambor a la que se acaba uniendo todo el barrio, pero esta vez es única, no se parece a ninguna otra. Esta llamada se produce como una despedida, un adiós que expresa la miseria y la humillación que esta comunidad ha de soportar, al ser expulsados de su hogar.

La democracia permitió sentar las bases de este movimiento, por lo que se produce su expansión por todo Uruguay y más allá de sus fronteras. Actualmente, el candombe es practicado por personas que no tienen origen africano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *