Cubierta o portada… ¿qué sabes del diseño de un libro?

Entrevista a la diseñadora Cristina Campos

…«hay ocasiones en las que necesitas defender tu diseño, porque una creación no funciona mejor por ser más bonita. Todo lo que se elige en un diseño tiene una razón de ser».

Por Ana Lucía Ortega

En la sociedad del siglo veintiuno imperan los ruidos. No es una novedad que un desconocido se puede convertir en un personaje de rabiosa actualidad, gracias a la magia –que nadie sabe bien cómo se logra– de pulsar ese misterioso interruptor que le catapulta a la popularidad con el favor del público. O, todo lo contrario, a tornarse en objeto del maltrato y la mala educación de los memes de turno en las redes sociales. Todo es posible gracias a unos pocos caracteres, a unas escenas de un vídeo brevísimo o a unas imágenes. Da igual si son buenos o malos, lo imprescindible es que opriman esa clavija del éxito. Esa infinita y desconocida vara mágica, que algunas veces roza la insensatez.

Ante la imperante saturación de imágenes, surge la duda de cómo puede destacar una de ellas entre tantas otras. La industria editorial es uno de los sectores abocado –y quizás ya con el agua al cuello– a una atroz competencia. El debate entre el papel y el formato digital, ha sido superado por la avalancha de autores indies que parece incontrolable, con la consiguiente democratización del proceso de edición tradicional. Surge otra duda: la de cómo podrá sobrevivir en la era del ruido el profesional del diseño gráfico, de la imagen, ése que estudió bajo unos cánones aprendidos en el siglo pasado… y que cuenta con la destreza básica para hacer un trabajo de calidad.

Para intentar descifrar estos «enigmas» entrevisto a la diseñadora Cristina Campos:

     ¿Qué significa para ti el trabajo que desempeñas?

Es una forma de expresarme, es lo que más me gusta, sentarme a solas con mis ideas e intentar interpretar lo que el cliente quiere mostrar al público.

     ¿Qué te motivó a cursar estudios de diseño gráfico?

Me gusta poder representar una idea sobre un papel o un soporte digital. Enfrentarte a un “lienzo en blanco” es un reto que a veces asusta, pero que me encanta.

      Teniendo en cuenta cómo avanza en la actualidad el escenario de las nuevas tecnologías, ¿estimas que el diseño es una de esas profesiones que exige un reciclaje continuo o lo estimas irrelevante?

Si, considero que en diseño necesitas actualizarte constantemente, desde los programas que se utilizan, que van variando ,e incluso algunos quedan obsoletos, hasta la forma en que muestras tu trabajo al público objetivo.

Cristina Campos_EL-PARIS-DE-LOS-50

     

       ¿Podrías referirte al papel que juega el diseñador de cubiertas de un libro y en general de cualquier material gráfico?

Creo que el diseñador es el que muestra al comprador potencial delante de qué tipo de libro está. Debemos tener la capacidad de transmitir a través de las imágenes, del color, de la tipografía… de qué trata ese libro. Es importante hablar con el autor, leer la sinopsis del libro, saber qué tipo de relato es, en que época se desarrolla, sobre qué trata, e intentar acercarnos lo más posible a esa persona a la que el escritor se dirige. Será un éxito si entre todos los que hay expuestos, el nuestro es el que llama la atención de esa persona que quiere ese tipo de publicación.

      ¿Un diseñador gráfico debe tener cualidades especiales? En caso afirmativo, ¿cuáles deberían ser? 

Yo pienso que ante todo debe ser creativo, poder expresarse por medio de la imagen, y por supuesto, tener formación en los programas de diseño y estudio sobre tipografía, teoría del color etc.

      ¿Cómo es el proceso creativo de un diseñador y el tuyo en particular?

En general, la editorial me da el título del libro (que es importante), y una sinopsis del mismo. A partir de ese momento, yo pienso cuáles serían las imágenes que cuadrarían con lo que quiero transmitir, y qué color o colores debo elegir. Luego hago varias pruebas y estudio cuál se adapta mejor a la idea que quiero. Entonces elijo una y la desarrollo de manera más exhaustiva. En general suelo presentar varias propuestas.

      ¿Tienes preferencia por trabajar en un sector concreto, diseño editorial, multimedia, diseño gráfico…etc.?

Me gusta el diseño en general, pero mis estudios los he enfocado más al diseño gráfico. Dentro de éste, el diseño editorial es en el que he trabajado más a gusto. Me encantan los libros, me encanta leer y me encanta diseñar. Si juntamos todo el diseño editorial, es la respuesta más acertada.

     ¿Se diferencia una portada de una cubierta? ¿Puedes abundar sobre esta diferencia para que lo entendamos los profanos en la materia?

Si, son diferentes. Básicamente, la cubierta de un libro es lo que lo cubre, lo que está en el exterior del libro. Y la portada está dentro del mismo. El diseñador realiza cubiertas. El interior del libro, si es un libro de lectura, suele realizarlo el maquetador.

      ¿Cuánto tiempo de media se debe dedicar a la creación de un producto de diseño, tanto editorial como multimedia?

El tiempo es muy relativo. La creación de un diseño puede variar desde unas horas hasta días. Hay veces que te pones a trabajar y la idea llega enseguida, y además eres capaz de desarrollarla con rapidez; otras, en cambio, vas desechando trabajos porque no te terminan de convencer.

      ¿Qué consideras más importante en un diseño: las imágenes, la composición o la tipografía?Cristina Campos_arte-y-enigma

Para mí, en el diseño, todo, absolutamente todo, es importante. Las imágenes, la composición, la tipografía, el color. Todo forma un conjunto que es lo que da sentido al diseño.

       ¿Has tenido algún trabajo que haya sido rechazado varias veces por un cliente? ¿Cómo lo has afrontado?

Sí. Hay veces que un cliente tiene una idea predefinida de lo que quiere en su mente y no sabe expresarla, o ni siquiera sabe que la tiene, y lo que presentas no acaba de encajarle. Yo muestro varios diseños diferentes, así el cliente podrá guiarte por lo que más le gusta. De todas formas hay ocasiones en las que necesitas defender tu diseño, porque una creación no funciona mejor por ser más bonita. Todo lo que se elige en un diseño tiene una razón de ser.  Voy a ponerte un ejemplo: una vez me encargaron un diseño para un público objetivo entre 15 y 19 años. La persona que lo solicitaba rondaba los 50. A él no le convencía, y yo le contesté: «Entonces está bien, porque no va dirigido a hombres de 50 si no a chicas de entre 15 y 19». Él no se sentía identificado con el diseño del producto, pero él no iba a comprarlo.

      ¿Qué porcentaje atribuyes a la cubierta para el éxito de un libro?

Para mí, el éxito del libro depende del escritor. Porque un libro funciona si lo lees. No lo vas a leer porque la cubierta te guste. Ahora, si la cubierta es mala, seguramente ni lo comprarás y no tendrás la oportunidad de empezar a leerlo.

Cristina Campos_treinteañeras

     

       En estos momentos, qué líneas, diseños o tendencias son los más populares a nivel mundial en el diseño editorial?   

Creo que podemos hablar de tendencia en el diseño gráfico, en el diseño web o multimedia, que siempre varía y es bueno conocerlos para saber si usarlos o no. Pero en diseño editorial, para mi claro, siempre dependerá del libro. El escritor marca la tendencia de su diseño. Un libro vive en el “tiempo” en que el escritor decide.

      ¿Qué impacto supones que puede tener la aparición de obras autopublicadas en el comportamiento actual de la industria editorial?

El diseño de una cubierta, según mi parecer, debería dejarse siempre en manos de un profesional. Pero no sé si afecta mucho la autopublicación. En el campo del diseño siempre ha habido intrusismo. Hay autores que llevan su libro a las editoriales, y ellos mismos o algún amigo que sabe usar Photoshop, “diseña” la cubierta. La ven “bonita” y ya está, pero no debe ser “bonita”, debe funcionar y para eso existen todos los fundamentos del diseño, para aplicarlos en una estructura que funcione.

Cristina Campos estudió Diseño Gráfico y Multimedia en el Centro Universitario de Artes TAI , y amplió sus estudios en la Escuela de Artes Gráficas de Tajamar. Hizo un curso de Fotografía en el Centro Buenavista.

Fue socia de la Empresa Grupo Diseño que le permitió trabajar con editoriales como ANAYA, PEARSON EDUCACIÓN, ALGAIDA, ESPEJO DE TINTA… y realizar trabajos de imagen corporativa y páginas web para diversas empresas. Trabajó para Mítica Comunicación en el departamento de desarrollo web. Su portfolio está disponible en el enlace que verás debajo:

Diseño

Las imágenes de este artículo proceden de la página de la diseñadora Cristina Campos (todos los derechos reservados)

La Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas UCCI recibirá el Premio Cooperación 2017 de la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana ACPI

 

Nota de Prensa – Redacción

 

ACPI anuncia su Premio anual de Cooperación que este año distingue a la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI) por su trabajo de más de tres décadas creando un modelo de convivencia pacífica y desarrollo solidario a través de la cooperación integral, la trasmisión del conocimiento y el diálogo.

Dicha realidad, está plasmada en un enriquecedor entendimiento y coexistencia de culturas entre las ciudades urbanas iberoamericanas.

La ceremonia tendrá lugar el 19 de junio a las 18.00 horas, en Casa de América, en el marco de la concesión anual de los Premios Internacionales de Periodismo del Club Internacional de Prensa (CIP), donde ACPI entregará el trofeo “Galeón”.

El Premio de Cooperación 2016 fue concedido al campus de la Rábida de la Universidad Internacional de Andalucía, como estímulo a su contribución en la unidad de nuestros pueblos por medio de la docencia y la investigación. Mientras, el galardón del año 2015 recayó en Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) por su dinámica e innovadora cooperación con los 22 países de Iberoamérica.

En el acto también harán entrega de sus premios anuales la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera (ACPE) y la Asociación de Periodistas Árabes en España.

Foto: http://ciudadesiberoamericanas.org/

La verdad necesita periodismo

 

Hoy, 3 de mayo, celebramos el Día Mundial de la Libertad de Prensa

Texto y fotos: Ana Lucía Ortega

 

La libertad de prensa fue hoy reclamada por todos los periodistas, corresponsales, reporteros y comunicadores, congregados en el anfiteatro Gabriela Mistral de Casa de América, en el Paseo de Recoletos de Madrid, con la transmisión en vivo del programa especial emitido por Radio 5 (Radio Nacional de España) conjuntamente con Reporteros sin Fronteras RSF, su sección española, bajo el lema “La verdad necesita Periodismo”.

Durante dos horas escuchamos los testimonios de periodistas latinoamericanos que llegaron de México, Colombia y Venezuela, para denunciar el acoso y la represión que viven algunos profesionales, mientras intentan cumplir con su trabajo. Las intervenciones de los participantes en las mesas, fueron acompañadas de las actuaciones en directo de los artistas Marwan, Rozalen y Pez Mago

 

Plano general Anfiteatro Dia Mundial Libertad de Prensa 2018.

La transmisión radial estuvo presentada por las periodistas de RNE Lucía Vilaplana y Lara López. El corresponsal de la revista Proceso en Michoacán, Paco Castellanos y Carlos Manuel Juárez, residente actualmente en Barcelona, pero vecino de Tamaulipas, expusieron hechos concretos que demuestran que México es el segundo país más peligroso del mundo para esta profesión.

En el mismo sentido, tomaron la palabra la colombiana Fabiola León, periodista y corresponsal de RSF del país sudamericano; Felipe Sánchez, periodista y escritor de El País; Doménico Chiappe, periodista venezolano; y la escritora María Fernanda Ampuero. Ellos hicieron hincapié en el empeoramiento de la situación para facilitar la información veraz en sus respectivos países, y señalaron a las mafias, a los poderes gubernamentales y económicos, a los testaferros, las noticias falsas y al castrochavismo, como los responsables directos de este escenario.

Los padrinos y madrinas de periodistas perseguidos y encarcelados, tuvieron palabras de aliento hacia sus apadrinados, que residen, apuntaron, en países en conflicto, donde no existe el más mínimo respeto a la libertad de expresión; y mencionaron a China, a Turquía y a otros territorios del Medio Oriente.

RSF

A pesar de que la situación de la libertad de prensa en España puede parecer baladí frente a la que hoy sufren otras regiones del mundo, representadas hoy en Casa de América, la mesa constituida por Soledad Gallego Díaz y Rosa Montero, ambas de El País; Victoria Prego, de la Asociación de la Prensa de Madrid; y Edith Rodríguez Cachera, corresponsal de RSF en España, abundó en el tema de los dos periodistas asesinados en países de la Unión Europea por sus investigaciones y la crisis catalana. Soledad Gallego Díaz recalcó, que un periodista no puede olvidar que la esencia de esta profesión es contar los hechos, la evidencia; y por su parte, Rosa Montero, insistió en que es imprescindible contrastar, no debemos quedarnos con lo primero que nos salta en internet.

Además tomaron parte un buen número de periodistas, el Director de la Casa de América: Santiago Miralles, el de Radio5, José María Forte y el Presidente de RSF España Alfonso Armada.Mawan

Pez Mago

Rozalen

La plenitud, en Isadora Duncan

La plenitud, en Isadora Duncandunc.lrg

Juan José Echevarría

La vida de Isadora Duncan centró la conferencia del escritor Francisco de la Torre, en la que analizó la vida de una artista que hizo de lo desmedido su seña de identidad, adecuada a los tiempos que le tocó vivir, una época finisecular marcada por un Romanticismo que liberó al yo subjetivo y lo hizo creador. Una bailarina y coreógrafa que asombró al mundo en busca del conocimiento y del arte completo, donde la música se ensamblaba a las demás artes, en una sincronía armónica que presagió las vanguardias.

Desmedida en el arte y en el amor, donde, al modo de una tragedia clásica sufrió el ahogamiento de sus hijos y  el desdén de amantes que nunca comprendieron la pasión ilimitada de una mujer que hizo del arte su vida. El poeta y dramaturgo Francisco de la Torre nos la glosó en un evento, tras el cual los socios de la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana participaron en un vivo debate que rememoró a un ser humano que quiso alcanzar la plenitud.

Imagen 1Reseña del conferencista: Francisco de la Torre y Díaz-Palacios es un poeta, narrador, dramaturgo, licenciado en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y Colegiado en 1965 en el I.C deAbogados de Madrid. Ha publicado diversos libros de relatos y poemas, como Con otro final o Francisquerías, ha estrenado dos  comedias dramáticas y es autor de varias comedias breves. 
Ha colaborado como columnista en varios periódicos y revistas como Espiral de las Artes, Luces y sombras o el La Voz del Tajo composiciones musicadas, por Francisco Barba Giménez. Es un lector infatigable, un hombre abierto a problemas actuales y asistente a numerosos encuentros y tertulias.

Isadora 1

isadora 2

“Un aperitivo con el periodismo narrativo”

 

Actividad organizada por ACPI


Diario Vivo

                                                                                                                      

Nos sorprenden los nuevos caminos por donde transita el periodismo. Se producen fusiones con  diferentes vertientes o ramas de la cultura.

 

Hemos charlado con el sobre corresponsal francés François Musseau los cambios que va teniendo nuestra profesión y nos ha sorprendido ver la metamorfosis que va sufriendo la figura del periodista y el enfoque que da a los hechos que quiere comunicar.

 

 Le preguntamos a nuestro invitado. ¿Por qué se da este maridaje? Dice François:   

“Tiene que ver con la situación del periodismo, hoy; con el periodismo de medios que están en tela de juicio, medios clásicos que están con un cerco mediático de muchísima gente. Periodistas que trabajan lo mejor que pueden, pero la inmediatez les exige mucho más que antes. Cualquier información, en cualquier momento. También la gente cree ser periodista ó Blogger. La posibilidad del acceso a tantos formatos hace que el periodismo esté de esta manera. Por tanta inmediatez estamos en una confusión absoluta. Es curioso cuando creemos saber todo, llegamos a preguntarnos, si sabemos algo.

Es una locura esta confusión general, esta inmediatez y también lo de las burbujas colectivas. La gente se interesa solo por lo que dice tal radio o periódico, o ve el debate en tal medio si coincide con su sensibilidad política o ideológica. Esto tiene un efecto interesante que refuerza lo identitario, pero también algo negativo -me encierro, no comparto con los demás, no me  abro, solo lo comparto con los míos Como decimos en Francia -solo entre nosotros-.”

“Yo creo en la necesidad de reinventar, rediseñar, reedificar el periodismo. Y algo más allá, el periodismo es una variante del arte de la narrativa. La que hacen los dramaturgos, los guionistas, los autores de comics. Gente que cuenta, que narra, contando el mundo de alguna manera. Sentimos que cuentan algo, pero lo que importa es cómo se narra y dónde se narra. Hoy la gente quiere experimentar algo. Importa la experiencia de quien lo narra. Necesitamos sentir al mediador, al autor, al periodista, el medio contar su historia subjetiva, con honestidad. Con la verdad , la lealtad y la honestidad  de los hechos . Si alguien cumple con esto, quiero verlo en un escenario con una ideología determinada ó con la del otro lado, pero ante los hechos. Estamos con tanto barro ideológico que nos divide y nos sesga por eso hay que  volver a los hechos tal cual son”

 Lo que plantea el corresponsal francés es escuchar y ver a los periodistas narrando historias verdaderas sobre un escenario. Un Diario VIVO.

 

 

Periodismo narrativo ACPI

                    Corresponsales de ACPI y ACPE  con el colega francés François Musseau (primero en la línea de la derecha)

 

Se trata de una iniciativa que surge hace más de una década en los EEUU y en la actualidad se está haciendo de forma exitosa en muchos países europeos.

                   Periodismo, Teatro y Cine documental para contar lo que sucede, lo que nos emociona, lo que hemos vivido.

 

 

                                                                             Corresponsal francés François Musseau

François Musseau

 

Periodista francés nacido en 1966 e afincado en España desde 1999, es corresponsal de varios medios franceses, el diario Liberation, el semanario Le Point, y la radio RFI. También colabora para revistas como Geo, XXI, Le Temps…Ha sido corresponsal para los mismos medios en India y Brasil.  En Madrid, ha creado un café-filosófico (https://cafefilosoficoenmadri d.wordpress.com), un Cabaret literario (Metacabaret, FB). En septiembre 2017, recogiendo el guante del Live Magazine (www.livemagazine.fr) en Francia, ha creado «Diario Vivo», una propuesta periodística, innovadora y entusiasta.

 

 Pinchando sobre este enlace, se puede escuchar cómo transcurrió el encuentro con el colega francés: François Musseau

 

“No confundamos las redes con los medios ni caigamos en el error de creer que todos somos periodistas”

 

Nota de prensa de FAPE
Por su importancia, reproducimos la Nota de prensa de la directiva de esta organización, que aglutina a Asociaciones de Periodistas de España

La presidenta de la FAPE ha participado en la clausura del Congreso Internacional EDIC I: “El derecho de acceso a los medios. Legislación, participación ciudadana y autorregulación”, codirigido por Hugo Aznar, vocal de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología de la FAPE

 

MADRID, 26  DE OCTUBRE DE 2017.  “No confundamos las redes sociales con los medios de comunicación y no caigamos en el error de creer que todos somos periodistas”. Este ha sido el mensaje emitido por Elsa González, presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), durante su intervención en la clausura del Congreso Internacional EDIC I: “El derecho de acceso a los medios. Legislación, participación ciudadana y autorregulación”, que ha tenido lugar esta mañana en Valencia.

 

González, tras destacar que el derecho a la información y la libertad de expresión constituyen los grandes pilares de la democracia, ha explicado cómo puede parecer que, actualmente, el destinatario de la información no precisa  mediador, pero ha añadido que esta consideración encierra cierta perversión, ya que hay una importante diferencia entre las redes y los medios: las primeras nos mantienen comunicados, y los segundos, informados.

 

Para la presidenta de la FAPE, el compromiso que adquiere el Periodismo con el destinatario en la nueva Sociedad de la Información permanece inmutable. “Tenemos una obligación con la sociedad para trasladar veracidad y rigor, y hacerlo con ética. Es el valor añadido del Periodismo. Un papel esencial”, ha dicho.

En ese camino, la FAPE apuesta por la autorregulación, ahora más que nunca, cuando los periodistas deben enfrentarse a los hechos en segundos. Por eso, Elsa González ha destacado que los alumnos de las facultades de Comunicación e Información deben salir con formación especialmente en conciencia.  “Los periodistas deben enfrentarse a los hechos en segundos. La toma de decisión es rápida. Conviene tener la mente éticamente ágil para respetar la dignidad de las personas o no invadir su intimidad, y para enfrentarse a las presiones, evidentes u oscuras”.

 

Por último, en su defensa de la autorregulación, la presidenta de la FAPE ha ensalzado la labor que realiza la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, nacida a instancias de la Federación pero que funciona con total autonomía al amparo de una Fundación.

 

La FAPE es la primera asociación profesional de periodistas de España con 49 asociaciones federadas y 17 vinculadas que en conjunto representan a más de 19.000 asociados. Adscrita a la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

 

Día del Corresponsal Iberoamericano

 

ACPI la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana saluda a todos los corresponsales de los países latinos, España y Portugal en esta fecha 1 de octubre «Día del Corresponsal Iberoamericano «.

Como viene haciendo desde el año pasado desea una mayor visibilidad y el verdadero reconocimiento de una labor que no siempre es fácil —y mucho menos agradecida— para este colectivo profesional que trabaja con ahínco e identidad propia en ambas orillas del Atlántico.

Hoy, 1 de octubre, los periodistas iberoamericanos celebramos nuestro día. Una jornada en la que debemos con razón enorgullecernos de nuestra profesión y de nuestra labor ciudadana en aras de la libertad de expresión y de la difusión cultural, conceptos que desde la Ilustración guían a la Humanidad.

Con la celebración de hoy, recordamos que hace 227 años, se fundó en el Perú el primer periódico americano: «El Diario de Lima». Desde entonces la labor de la Prensa y luego del resto de medios de comunicación fue la de promover los valores de la ciudadanía en las sociedades contemporáneas, noble propósito que convierte en irremplazable nuestra labor.

Desde la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana, que entre sus aciertos se encuentra la idea y promoción de la efeméride de la que nos ocupamos, animamos a todos los periodistas a celebrar el significado que conlleva el Día del Corresponsal Iberoamericano.

carabela continente_DiaCorresponsal

 

 

De Ibero-American_Summit.svg: Saftorangenderivative work: https://commons.wikimedia.org
De Ibero-American_Summit.svg: Saftorangenderivative work: https://commons.wikimedia.org

Nos encantaría unir sinergias con todos los colegas de este gran espacio geográfico para poner en valor las culturas que nos unen, los proyectos que aspiramos se hagan realidad y a dinamizar esta comunicación de ida vuelta por todos los canales posibles.

 

UNODEOCTUBRE

Si usted desea dejarnos su comentario, o contactar con la Asociación, puede utilizar este formulario de contacto:

 

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Marca país en Iberoamérica. BRASIL

ACTIVIDADES de ACPI

En la última semana de septiembre, ACPI, ha iniciado un ciclo de conferencias y visionado de películas sobre los países iberoamericanos. Hemos comenzado por el país más grande en extensión territorial: Brasil

Parte de los asistentes a Marca País BRASIL

De izquierda a derecha Maricarmen Rouco Directora del Hotel Sancho, Cristiane Azem Coreógrafa y directora de Nig junto al público que nos ha acompañado hasta el final.

Para ello hemos invitado a los socio s a acompañarnos en la tarde del martes 26,en el Hotel Sancho de Madrid, para que disfrutaran de la presentación del país carioca que estuvo a cargo de la coreógrafa brasileña Cristiane Azem, quien nos sorprenderá nuevamente en el 2018, con su espectáculo NIGHT, donde se funde la literatura, con la  música y la danza.

Night propone un viaje por el siglo XIX, punto álgido de los poetas malditos inspirados por Allan Poe y Charles Baudelaire y que supuso el despertar educativo y político de la mujer, protagonista de este espectáculo a través del personaje principal de la “lectora”.

Coreógrafa brasileña Cristiane Azem

Luego hemos compartido con el público presente  algunas reflexiones sobre el documental Vinicius de Moraes, un filme de Miguel Faria Jr. La película aporta una mirada a la vida del icono cultural, hablando con los que trabajaron con él y conocían muy de cerca la genialidad del artista que nos ha regalado entre otros temas, «Garota de Ipanema».

vinicius_m5

 

En la película se incluyen testimonios de Carlos Lyra, Caetano Veloso, Edu Lobo entre otras personalidades artísticas brasileñas.

Finalmente se proyecta y comenta la película  Estación Central del director Walter Salles, un film que parece decir poco con su nombre pero que encierra un universo emotivo, vivencial y geográfico que nos marcará. Una historia que une ternura con realidad de forma sabia.

Centraldobrasil“Estación central de Brasil“ se basa en la historia de un niño en busca de su padre y  de una mujer que no ha encontrado el amor. Tampoco ha descubierto su patrimonio interior. Dos personajes a la deriva intentando llenar ese vacío personal y amoroso con el que cargan después una situación dramática e inesperada. Todo lo que sucede mientras van recorriendo una amplia geografía iberoamericana. Un país en busca de sus raíces. Un film tan duro, real  e inolvidable como la vida misma.

.Asistentes a jornada de Brasil Marca País Iberoamérica

 

 

 

 

 

 

 

Agradecemos especialmente a la Dirección del Hotel Sancho por su generosa colaboración, al público presente y a nuestros socios Moisés Walker y a Elsa Sara Castro que representaron a ACPI, Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana.

 

 

 

¡No exagere, señoría!

 

Por Juan José Echevarría – Opinión

Contacto con el autor: juanjoseechevarria@hotmail.com

 

A principios de 2016, un año y medio antes del atentado de las Ramblas, un policía belga alertó a un mosso d’Esquadra, en concreto a un jefe de la relevante labor policial de información, de las sospechas existentes sobre Abdelbaki es Satty, quien había viajado a los países bajos con la intención de liderar religiosamente alguna comunidad musulmana local. El contenido de sus prédicas y la imposibilidad de demostrar que carecía de antecedentes policiales, aunque solo fuera por tráfico de drogas, le obligaron a regresar a España.

Probablemente, Bélgica se libró así de un grave atentado, que el destino quiso que fuese en Barcelona, aunque tal vez se hubiera impedido si sobre Satty se hubiera impuesto una vigilancia preventiva a su regreso a nuestro país. No fue así, los Mossos no lo hicieron, ni tampoco compartieron tal información con el resto de policías, con la Guardia Civil y Policía Nacional.

A su regreso y durante más de un año, Satty continuó de imán en la mezquita de Ripoll, un pueblo con apenas diez mil habitantes, adoctrinando a una docena de jóvenes en la Yihad. Ni, los Mossos, la policía desplegada por toda Cataluña, ni la Guardia Civil, ni la Policía Nacional se dieron cuenta de tales hechos.

A las once y media de la noche del 16 de agosto pasado una potente explosión redujo a escombros una vivienda en Alcanar, donde la célula terrorista almacenó durante meses, mediante su traslado a ella, de más de un centenar de botellas de gas, explosivos y tornillería. Los Mossos se hicieron cargo de la investigación y tras rechazar en dos ocasiones la ayuda de los expertos en explosivos de la Guardia Civil, calificaron el suceso como un caso de drogas.  Una juez se personó a la mañana siguiente, el fatídico 17 de agosto, en Alcanar y preguntó a los Mossos si no se trataría de terrorismo, a lo que fue contestada con un: ¡no exagere señoría!  A las cinco y media de la tarde de aquel día, un miembro de la célula, Younes Abouyaaqoub, atropelló mortalmente a catorce viandantes de las Ramblas y luego acuchilló a una persona más en su huida. Esa misma noche, otros cinco yihadistas mataron a una persona más en Cambrils.

Eso son los hechos. Luego está la interpretación política. Para la Generalitat, Cataluña ha demostrado que puede ser un Estado independiente, con una policía perfectamente capacitada y preparada para minimizar el desafío islamista.

Los elogios a los Mossos, que después de todos esos hechos logró la neutralización de la célula en cuatro días, han llegado desde muchos sectores, incluidos los no independentistas, destacando el comportamiento de la policía catalana como defensora de los derechos de todos los catalanes frente a la agresión terrorista. Así lo hizo el periódico El País en un editorial que pecó cuando menos de ingenuidad.

Publicado el 26-agosto-2017 en Blog de Juan José Echevarría

RTVE ©
RTVE ©

 

Adaptado por ACPI: Mosaico Skyline Barcelona
Adaptado por ACPI: Mosaico Skyline Barcelona

 

 

El inolvidable Elvis Presley

 

16 de Agosto de 1977. Elvis: A 40 años de su muerte

Elvis

“Antes de Elvis no había nada…” John Lennon

 Artículo del periódico EMG

Por Juan Ignacio Vera *

16AGO17 – MADRID. Soy un fan irredento de Elvis desde que tenía 13 años. Nunca olvidaré la primera vez que oí “Don’t Be Cruel” (No Seas Cruel). Fue en 1956 estando en el patio del Liceo (Instituto) de mi ciudad natal (Melipilla, Chile) donde cursaba el segundo año de enseñanza media y mi compañero de clase y hoy viejo amigo José (Pepe) Ricardo Carrasco, tenía en aquellos años el único transistor que conocía a la fecha y durante un recreo, escuchando un programa de música popular emitieron aquella canción y ambos quedamos paralizados al oírla. En aquel momento supe que nunca más podría dejar de oir y admirar aquella música y que algo –auque no sabía exactamente que- estaba cambiando en el mundo que conocíamos.

 
Elvis cantando
 

Han pasado más de 60 años (61 para seexactos) y mi afición y admiración por Elvis no ha decaído ni un ápice y por el contrario, se ha ido acrecentando tanto mi gusto por su música como por el conocimiento de ese irrepetible fenómeno que significó la irrupción de Elvis en el ámbito de la música popular de aquellos años y que desbarató de un plumazo, todos los “gustos musicales” de una generación que por aquello años en Chile, tenía como únicos referentes el tango argentino que inundaba las radios, las canciones mexicanas de Jorge Negrete y Miguel Aceves Mejía, así como los boleros de un joven Lucho Gatica que se abría paso aceleradamente desde México hacia todo el continente americano y resto del mundo. La música tropical –también muy popular en la época- corría a cargo de La Sonora Matancera y así, se completaba el abanico musical al cual los jóvenes de aquel entonces, estábamos “acostumbrados” hasta que llegó Elvis y puso todo patas arriba.

Desde 1994, año en que comencé a dirigir mi periódico “E M G” (EuroMundoGlobal) he escrito cada mes de agosto un artículo como tributo a la memoria de Elvis situación que de una manera u otra, me ha llevado a escribir con ligeras variaciones, sobre los aspectos más conocidos del origen, trayectoria y final tanto de la vida como la carrera artística de Elvis motivo por el cual en esta ocasión, al cumplirse el 40 aniversario de la desaparición de este icono de la música popular de la segunda mitad del siglo XX y lo que va de este presente siglo XXI, quiero hacer un repaso a otros aspectos menos conocidos por el gran público de lo que fue la vida de este ídolo de multitudes, considerado el más grande cantante popular de todos los tiempos y que hoy a 40 años de su muerte, sigue tan vivo como entonces y al cual millones de personas que ni siquiera habían nacido cuando murió, admiran y siguen con casi el mismo fervor de quienes crecimos y nos hicimos mayores escuchando su música y sucumbiendo al mágico influjo de sus canciones que grabó a centenares (registró más de mil) y que tienen sin embargo, un detalle poco común en la producción musical de otros cantantes y es que ninguna de las canciones de Elvis, se parece a otra y cada una tiene características que las hacen únicas. Un repaso superficial de sus grabaciones haría imperceptible esta cualidad pero un buen conocedor de su música comprenderá de inmediato de que estoy hablando.

Sin duda hoy mismo es difícil ser original al contar o escribir algo referido a Elvis. Hay más de 2.500 “biografías auténticas” publicadas en el mundo entero y sin duda cada una de ellas, tiene algo de auténtico si bien estos datos “veraces” son los mismos en todas esas biografías. Separar la leyenda del personaje real es tan difícil como imposible ya que el mito de Elvis, comenzó a tejerse al mismo tiempo en que decidió acudir un día del verano de 1953 a la Sun Records, para -según una costumbre bastante común en la época-, hacer una grabación para obsequiar a su madre. Contrariamente a lo que se ha dicho, con aquella grabación “casera” no pasó absolutamente nada ya que era una grabación casi de broma similar a lo que sería hoy mismo, hacerse una foto en un fotomatón, es decir tenía un propósito único y concreto.

Elvis no era consciente en aquel momento (y posiblemente no lo fuera durante mucho tiempo) de lo que estaba próximo a sucederle, como tampoco lo fue de aquella fortuita y afortunada cadena de hechos ocurridos desde que aquella grabación casual quedara archivada en la Sun Records para que su propietario, el también “famoso” (al rebufo de Elvis) Sam Phillips al revisar meses después, los trabajos realizados en su estudio de grabación pensara (aunque no muy convencido en un primer momento), que aquel muchacho podía tener algún futuro como cantante. Según la leyenda, Phillips llevaba años diciendo: ‘Si pudiese encontrar un blanco que tuviese el sonido y el sentimiento de los negros podría ganar un millón de dólares’. Siguiendo con la repetición de hechos que han llegado a conformar la “leyenda” de los comienzos de Elvis, meses después la secretaria de Sam Phillips decidió un día volver a escuchar la grabación de aquel muchacho tímido que quería grabar un disco para su madre: “Decidí escucharlo —recordaría Keisher—, y al oírlo cantar me pareció poco común. Parecía reunir todos los estilos musicales en uno solo. Es curioso, En ese momento me di cuenta de que Elvis los tenía”. De estos datos deduce que contrariamente a lo que se ha afirmado, desde el primer acercamiento de Elvis a la Sun Records y su posterior y fulminante salto a la popularidad, transcurrieron muchos meses y no fue algo inmediato como se ha repetido tantas veces. Sam Phillips se tomó su tiempo y examinó con calma darle una oportunidad.

En enero del año siguiente, Presley fue a buscar a Phillips, pero no lo encontró. Lo buscó en una y otra ocasión, hasta que por fin logró verlo. Cantó dos canciones, pero Phillips no vio nada extraordinario. Lo volvió a citar unos meses después para que cantara un tema ya cantado por artistas negros: Without You, y algunas canciones de Dean Martin. Aunque no lo había seducido, creía que podría encontrar en aquel muchacho algo diferente.

Phillips creía y no creía. Oía a su secretaria, dudaba, se convencía y volvía a dudar. “Ninguno de nosotros podía sospechar que él iba a ser tan grande”, diría muchos años más tarde. Por fin llamó a su viejo amigo Scotty Moore y le comentó sobre aquel muchacho que era “algo diferente”. Moore lo oyó. Dijo que era nervioso, tímido y educado. “Él sabe que tiene talento y lo único que necesita es un poco de confianza”. La confianza fue llegando, primero por las reiteradas reuniones con Scotty Moore y Bill Black, un amigo del amigo, y luego, porque el tocar y ensayar y darle y buscar, lo liberaron de los yesos y una tarde, la del 5 de julio de 1954, durante otra de aquellas sesiones, tomó la guitarra y empezó a jugar a ser Elvis con una canción que luego cantaría millones de vecesThat’s All Right (Mama), de Arthur Crudup.

Catorce día más tarde, aquella canción estaba prensada y comenzaba a venderse en las tiendas de discos de Memphis, y en general, de todos los pueblos y ciudades de Tennessee. El lado B del disco tenía Blue Moon of Kentucky, de Bill Monroe.

Una quinceañera de nombre Eldene Beard fue la primera persona que compró ese disco, y pasó a la historia por ser la primera que compró una grabación de Elvis Presley. Pagó 50 centavos de dólar por el en Charles Records. Entonces llegaron los periodistas a entrevistarlo, y los agentes a buscarlo, y los músicos a darles sus canciones, y Elvis Presley pasó a ser sólo Elvis. Cantó en algunos festivales, y en el Overton Park Shell empezó a bailar sobre el escenario y a mover la pelvis. “Empecé a hacerlo durante una actuación en Memphis. Lo añadí al show un poco como reacción al miedo que sentí al salir ante el público”.

Esa noche vislumbró el futuro que había imaginado en su habitación, ocho o nueve años atrás. Los aplausos frenéticos del público y los gritos histéricos de las mujeres, las felicitaciones de quienes estaban tras la tarima, las palmadas en la espalda de los músicos que lo habían acompañado, algunos empresarios que lo adulaban, algunos periodistas que lo buscaban, eran el presagio de lo que vendría. “Aquella noche no pude dormir y tuve la sensación, por primera vez en mi vida, de estar al principio de algo grande y sensacional. Aquellos gritos podían significar el final de la miseria que mis padres habían vivido”. El miedo empezaba a evaporarse. La miseria, a diluirse. Elvis comenzaba a ser él, libremente él, y a marcar la historia con su manera de cantar, con sus movimientos, con su fuerza y aquel complejo y profundo no importarle nada en la vida más allá de él.

Pese al fulgurante éxito inicial, Elvis todavía estaba –por decirlo así- en los circuitos locales de algunos Estados del sur de USA. Las grandes ligas se jugaban en Nueva York y la Sun Records era una compañía local sin posibilidades de acceso a ese gran mercado neoyorkino que garantizaría la cobertura nacional. Fue así como la RCA Víctor se hace con los derechos después de pagar una generosa suma (para la época) a Sam Phillips por los derechos de reproducción de las cinco canciones que Elvis grabó para la Sun Records (That´s All Right (mama) – Blue Moon of Kentucky- Good Rockin´tonight – I Don´t care if the sun don´t shine – Milkcow Blues boggie – You´re a heartbreaker – Baby lt´s play house – I´m left, you´re right, she´s gone – I forgot to remember to forget – Mistery train) y el contrato de Elvis y pronto en 1956, Elvis graba el que sería –posiblemente- su canción más representativa y emblemática: Don’t Be Cruel” (No Seas Cruel) una canción escrita por Otis Blackwell que entregó la canción a Elvis y a la RCA a cambio de compartir los derechos de autor al 50% con Elvis. De ahí que en los créditos del disco figuren como autores de la canción Otis Blackewell y Elvis Presley. Lo cierto es que la canción fue escrita sólo por Blackwell mucho antes que Elvis apareciera en escena y había sido ofrecida incluso, a Frankie Valli (que en ese tiempo era vocalista de un grupo llamado “The Four Lovers”) que la rechazó. El disco “Don’t Be Cruel”(que al reverso –cara B- traía otra célebre canción, “Hound Dog” (Perro de caza)) ha pasado a la historia como el disco más vendido con 6 millones de copias sólo en EEUU. Hoy está considerada en el puesto nº 92 de las 500 mejores canciones de toda la historia, seleccionadas por la revista Rolling Stone.

Elvis nunca escribió ninguna canción pese a que también se ha dicho que co-escribió “Love Me Tender” (Ámame tiernamente) otra de sus canciones insignia y que también es el nombre de su primera película. Otis Blackwell, uno de los pioneros del rock, escribió otras canciones para Elvis tales como “All Shook up”, “Return To Sender”, y para Jerry Lee Lewis su célebre“Great Balls of Fire”.

No hay duda que lo ocurrido con Elvis fue el producto de una enorme sucesión de “afortunados hechos casuales” que se confabularon para sacarle del anonimato de un pueblo perdido del sur de EEUU para lanzarlo a la fama y al rutilante mundo del espectáculo. Su nombre, Elvis Aron Presley quizás se habría perdido para siempre en las interminables y polvorientas carreteras, que debía recorrer con su empleo de camionero repartidor de material eléctrico de una ferretería del pueblo donde residía, viviendo casi de manera miserable. La vida para los Presley no era fácil, el “jefe de familia” Vernon Presley, era como siempre se ha dicho, un “tiro al aire”, sempiternamente desempleado, buscando un trabajo que nunca llegaba y con un historial de problemas con la justicia local que en más de una par de ocasiones le mantuvieron entre rejas por largos periodos.

Algunas de las edulcoradas biografías atribuyen al deseo de “pagarse los estudios” (como buen y prototípico joven americano) el hecho que Elvis con apenas 17 años tuviera que ganarse la vida con diferentes oficios. Lo cierto es que la irresponsabilidad de su padre obligó al joven Elvis a trabajar para ayudar al sustento de la familia, especialmente de su madre quien –por si todavía fuera poco- debía soportar el maltrato físico que Vernon Presley le daba cada vez que llegaba borracho a casa y que eran, la mayoría de los días de la semana. Según uno de los biógrafos de Elvis esta situación de maltrato a su madre acabó cuando Elvis –que ya tenía cierta fama y mucho dinero- encaró en una ocasión a su padre y le dijo que además de quitarle la generosa asignación que le pasaba mensualmente para sus borracheras, “le mataría la próxima vez que le viera maltratar a su madre”. El padre de Elvis, fiel a su naturaleza de caradura congénito, nunca se entendió muy bien con Elvis y hay quienes han afirmado que Elvis no soportaba a su padre precisamente por su afición a las mujeres y al alcohol y para corroborar esto, afirman que cuando Gladys Presley murió mientras Elvis cumplía su servicio militar en Alemania, Elvis recriminó a su padre el hecho que a menos de un mes de haber fallecido su madre, Vernon ya había vuelto a las andadas con mujeres y sus borracheras. Según se dice, aquella fue la última oportunidad en que padre e hijo tuvieron un contacto directo y cercano. En adelante y hasta la muerte de Elvis en 1977, se vieron en muy pocas ocasiones si bien Elvis nunca dejó de pasarle la millonaria asignación que Vernon Presley se ocupaba de “reventar” en todos los prostíbulos y burdeles de Las Vegas.

No hay duda que Elvis nació con una estrella que le eligió para llevarlo a la gloria aunque ese camino al dorado Olimpo de los dioses estuviese plagado de desencantos como los que cosechó a lo largo de toda su vida desde que en 1945, se subió por vez primera a una tarima para cantar con algo de público, en un concurso de jóvenes talentos auspiciado por una casa de almacenes, la Black and White. Cantó Old Shep subido a una silla. Esa tarde noche obtuvo cinco dólares por su segundo lugar en el certamen y un pequeño trofeo que miraba y admiraba todos los días. Su nombre, Elvis Presley, había quedado grabado con letras indelebles.

Elvis era y fue siempre en el fondo, un sencillo muchacho de pueblo al cual le aterraban (entre otras cosas) la fama, el gentío y la corte de aduladores que siempre le acompañó. Se dice que Elvis nunca tuvo amigos de verdad. Todos los que tuvo los “compró” en el mejor (o peor) sentido de la palabra. La famosa “Mafia de Memphis”, un grupo de tipos duros que le rodearon desde sus inicios fueron los únicos “amigos” que tuvo. Desde su infancia Elvis fue un niño que a pesar del estrecho medio en que vivía resultaba “diferente”. Fuertemente apegado a su madre, una mujer de cierta sensibilidad y que tenía otras aspiraciones que se vieron truncadas al casarse con el tarambana de Vernon Presley, dedicó todos sus esfuerzos a cuidar de Elvis a quien cada domingo llevaba al oficio religioso de la iglesia de la cual era fiel devota. En el barrio de pobres donde residían, Elvis trabó amistad con chicos duros, acostumbrados a la calle y a resolver sus problemas de la manera más expedita y que sin embargo, respetaban a Elvis por sus modales educados y su innato amable carácter. No obstante el ambiente casi mísero en que desarrolló su infancia, Elvis siempre bien peinado y aseado, nunca fue un muchacho resentido o rebelde. La “rebeldía” de Elvis se manifestaba en su idea de las vestimentas, el peinado y en su forma de cantar en el coro dominical de su iglesia ya que gustaba de pasar largas horas oyendo las canciones que la gran mayoría de hombres y mujeres negras que integraban el coro, cantaban y ensayaban una y otra vez.

Allí, en aquel coro, Elvis Aron Presley comenzó a cantar. Luego diría que “Éramos una familia religiosa. Desde pequeño, lo único que conocí fue música gospel. Me encantaba escuchar el coro. Aquella música se convirtió en parte de mi vida. Era tan natural como bailar. Una forma de escapar de los problemas y una especie de liberación para mí. La iglesia me enseñó lo único que he aprendido sobre canto, todo lo demás ha venido de forma natural”.

Sus largas noches a solas, con la radio encendida y el dial en la emisora de la WDIA, una estación dirigida por negros, lo llevaron a aprehender el gospel de los Ink Spots, de los Blackwoods y de Roy Brown; el country de Jimmie Rodgers, Jim Reeves y Bill Monroe; el rhythm and blues de Rufus Thomas, Roy Brown y los Preachers, y la música sin género de Dean Martin y Roy Hamilton.

Así como su país se había construido sobre el trabajo esclavo de los negros, Elvis fue el beneficiario de una tradición musical afroamericana de décadas y llegó justo a tiempo para resolver (a favor de los blancos) el conflicto racial que empezaba a significar el rock and roll. A mediados de los años cincuenta las fuentes de la música popular más frenética del país estaban en las manos y bocas de jóvenes de color, pero el gran público era blanco y no recibiría con respeto a un Chuck Berry o a un Little Richard, por más electrizantes que fueran. Por eso Sam Phillips no pudo creer su buena suerte cuando descubrió a Elvis (“por fin encontré a un blanco que puede cantar como negro”). Y no sólo eso. El joven de Tupelo le enseñó a la industria de la música el camino más rápido y seguro para vender sus discos: convertir al intérprete en un fetiche sexual.

Pero así como Elvis recibió riquezas y adulación hasta un punto que sólo las figuras mitológicas pueden soñar, también tuvo que pagar el precio de verse sometido a una máquina de producción que nunca se pudo detener. Una vez que el inmoral, infame y falso coronel de pacotilla Tom Parker (su inescrupuloso manager) se dio cuenta de que tenía entre manos el negocio más grande de su tiempo, lo convirtió en una línea de producción imparable. En los años cincuenta Elvis produjo grabaciones exitosas y de calidad a una velocidad asombrosa (52 sencillos y cinco álbumes en cinco años); en los años sesenta fue estrella de cine, con 33 películas que reventaron la taquilla repitiendo casi siempre el mismo argumento (chico humilde se enfrenta a tipos malos, les gana, se queda con la chica y termina celebrando con una canción), y en los setenta trabajó en interminables conciertos, enfundado en su buzo enterizo con capa y volantes con un dudoso tinte kitsch actuando para maduros y ebrios matrimonios de dinero en hoteles y casinos de Las Vegas.

En cada una de estas producciones siempre estuvieron la voz y el carisma de Elvis sosteniéndolo todo como los poderes de un mago. Pero también se podía percibir en el fondo la angustia del artista que había quedado atrapado demasiado rápido en un ciclo comercial que no necesitaba grandes innovaciones para seguir facturando millones cada año a nombre del “rey del rock and roll”. En la carrera de Elvis, lo más auténtico e inmortal siempre fueron los inicios, sus primeras grabaciones en los estudios Sun, sus primeras actuaciones esforzadas y meritorias, hechas a sangre y tripas y los primeros conciertos que dio después de su regreso a los escenarios en 1968, cuando cada actuación era un espectáculo de primera creación.

Elvis Presley también fue el soldado más importante de su país cuando prestó su servicio militar durante dos años (entre 1958 y 1960) en el regimiento estadounidense apostado en Alemania occidental, no muy lejos de la temida y odiada Unión Soviética. Estados Unidos aprovechó políticamente este hecho. Elvis fue una punta de lanza importante en la contienda geopolítica librada contra la Unión Soviética. La Guerra Fría no se trató solamente de dos países amenazándose con armas nucleares o compitiendo por ganar el mayor número de medallas en los Juegos Olímpicos. La pelea era por demostrar qué forma de vida era mejor y cuál de los dos sistemas económicos (capitalismo o comunismo) podía darles más felicidad a los seres humanos.

En ese campo, Elvis ganó todas las batallas para Estados Unidos al preconizar con sus apariciones en TV y con su forma de vida la idealización del “sueño americano”. De hecho, la fulgurante e irresistible ascensión de Elvis desde su mísero barrio en un pueblo del sur de EEUU al estrellato fulgurante de Nueva York era la prueba irrefutable de que aquello “Era América”. Por su parte la URSS, advertía a sus jóvenes de la “inconveniencia” de escuchar a la “bestia decadente del imperio” que alentaba el “estilo de vida americano de vida adolescente hedonista, exultante y consumista”. En Alemania oriental, un joven asesino de una anciana confesaba haber cometido el crimen después “de haber oído canciones de Elvis”.

En su vida personal, Elvis heredó todas las contradicciones de los hijos de su país. Fue el amoroso niño de mamá que quedó huérfano a muy temprana edad y terminó rodeado de hombres (su manager, su padre, sus amigos) a los que sólo les importaba ganar dinero y para quienes las mujeres eran piezas reemplazables en la decoración del palacio. Por eso una de sus más grandes decepciones fue cuando su reina, Priscilla, a quien había formado y preparado desde sus catorce años para ser la amorosa y virtuosa mujer de su hogar, lo abandonó por su entrenador de kárate.

Se dice que Elvis nunca volvió a ser el mismo después del abandono de la que fue por un breve tiempo, su esposa. Quizás entonces añoró el cariño verdadero de quien –como dijo en alguna ocasión- fue la única mujer que realmente lo amó de verdad: su madre. Pero quizás tampoco tuvo tiempo para eso, el próximo concierto con todo el ajetreo previo de bulla, luces y sonido ya estaba allí y luego vendrían otros y otros y el espectáculo debía continuar. Es posible que el dueño de los corazones de tantas chicas de su generación no hubiera conocido nunca el amor verdadero. Aunque nunca le faltaron aventuras con coristas y actrices, su vida empezó el irreversible proceso de desmoronamiento justo después que su matrimonio terminara en 1973 y el sueño del hogar tradicional saltara por los aires hecho trizas.

Al final su corazón no pudo soportar el trepidante ritmo de vida y un ataque lo fulminó el 16 de agosto de 1977. Preso de su afán de huir hacia adelante, Elvis trató de sobrellevar la torturante marcha de gloria de sus últimos años con pastillas, comida chatarra y excesos pero en esa batalla contra el mismo, no podía ganar y terminó perdiéndola con apenas 42 años aunque su temprana muerte no hizo más que acrecentar el mito. Elvis de ninguna manera podía morir ya que admitirlo era como reconocer que el “sueño americano” debía terminar. Por eso quizás, miles de sus compatriotas lo siguen evocando y repitiendo en cientos de espectáculos de imitación en hoteles y programas de televisión y muchos afirman que lo continúan viendo vivo en las calles de Tennessee como una manera de autoafirmarse en la creencia que el mito de Elvis sigue vivo y que aquel que murió en 1977 fue el Elvis de carne y hueso. Aquel Elvis, el de las maravillosas canciones sigue tan vivo como entonces, en la memoria de los millones de personas que en el mundo entero amamos su música.

 *Juan Ignacio Vera Periodista. Director del periódico EMG  Euro Mundo Global. Miembro de FEPET

Galeria de Fotos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)