A los 60 años de vida artística el caricaturista cubano Arístide expone de nuevo en Miami

 

El maestro de la caricatura cubana Arístides Pumariega (Arístide) vuelve a la carga con su humor personalísimo. Esta vez, para celebrar los 60 años de su carrera artística, inaugura el próximo 24 de mayo en el Salón Cohoba de la ciudad de Miami, Florida, U.S.A., la Exposición  “Humor  a lo  clásico” con tres colecciones integradas por las muestras Havana Classic Cigars”, «Músicos clásicos”  y “Política a  lo clásico”. 

Cada colección tiene el sello característico del maestro, pero cada una exhibe una esencia individual. No podría ser de otra manera, siendo Arístide, uno de los mejores humoristas graficos en plasmar sensaciones, sabores y hasta sentimientos, sobre el lienzo o el papel. No hay más que admirar cualquiera de sus obras para captar las señales que derrochan cada una de sus piezas, y atrapan al público.

Precisamente, las obras que el propio creador clasifica como “retrato feeling», estarán incluidas en las colecciones Havana Classic Cigars y «Músicos clásicos”. Según Arístide, éstas son las interpretaciones gráficas, donde él capta desde lo sentimental hasta las expresiones corporales, faciales o ambientales del modelo, según se trate de personas o de ciudades.

Arístide

EnHavana Classic Cigars”  se pasea por  la  majestuosa capital republicana, tocada  por la impronta litúrgica del tabaco. Así vemos desfilar la catedral, el   Malecón,  el Prado, y otros rincones de esa  ciudad maravilla que vive en la  nostalgia del recuerdo.

En “Músicos Clásicos” aparecen los magníficos músicos cubanos: Benny  Moré y Paquito D’Rivera; y otros que nunca pasarán de moda, como el épico grupo The  Beatles o el carismático Louis Armstrong. “Celia y los Grandes”, se  presenta en la  novedad de impresos  en magnetos, y nos sorprenderá una Celia  Cruz cantando a dúo con  Elvis Presley o con Jhon Lennon, gracias al ingenio de Arístide, porque en la vida real, nunca juntaron sus voces.

La colecciónPolítica a  lo clásico”, cuenta con dos series donde aparecerá el humor  gráfico político y otra Celia y Lennondenominada “Apropiaciones”. En esta última, el maestro, tomando como referente  una obra  clásica, hace su propia versión aportándole un valor agregado con esa arista política y vis cómica inconfundible, que nos  hace  sonreír, y hasta   soltar   una   carcajada, pero que es también una invitación a reflexionar y analizar ,recordándonos la cita de Martí de que “el humor es  como  un  látigo con cascabeles  en la punta”.

Así, también podremos apreciar “Jineteras”, como   apropiación  de  “Las  señoritas  de Avignon” de Pablo Picasso; “Libertad”, de  “El Grito” de  Munch; y “La Moringa”, de “Los Girasoles” de Van Gogh; entre otras más con las mismas señas de identidad. Esta última serie sirve igualmente de reflexión, al pasearse por el último medio siglo de historia cubana, y donde por ejemplo, aparecen las caricaturas “Todo por Cuba”, que constituyen un mural homenaje a amigos y personalidades, que  viven en la Isla o  en  el exilio,  y  que se vinculan directa o indirectamente en la lucha anticastrista.

Gran parte de las caricaturas forman parte de la obra que, el humorista gráfico ha venido realizando y publicando, en diferentes medios desde  hace mucho tiempo , mientras que otras, han sido hechas  para la ocasión. Esta  serie queda  abierta y, por  supuesto, se  aceptan propuestas de nuevos  personajes para ser  incluidos en el mural, sean cubanos o  no,solo basta la condición de ser amigo de Cuba  libre de los Castro.

Acompaña la exposición un catálogo de igual título,  que  recoge  obras de las  tres colecciones y que  será   presentada  ese mismo  día.

Esta muestra es  resumen de la  obra del artista  cubano en sus 60 años de  trabajo  ininterrumpido y nos  enfrenta  al universo clásico  de la obra grafica de  Arístides  Pumariega.

Rebeca Ulloa

 

Datos de la exposición “Humor  a lo  clásico” 

Fecha:      Jueves 24 de  mayo 2018

Salón:     “Cohoba” (Inauguración del salón)

Lugar:       Havana Classic Cigars

Donde:      1419   sw 8  St.  Miami, Fl. 33135

Teléfono:   (305) 642 6152

Hora:         7:00 PM -11:00 PM

 

Webmaster Ana Lucía Ortega

«Una de las cosas más puras del ser humano es la sonrisa, es el humor». Arístides Pumariega, caricaturista cubano.

 

Voces Iberoamericanas en el 2016

Por Ana Lucía Ortega

 

«La caricatura es un grito de frescura y de rapidez» Entrevista a Aristide.

El 7 de diciembre de 2016 tuvo lugar la presentación del nuevo libro del caricaturista cubano Arístide Pumariega, en las jornadas del V Festival VISTA de arte y literatura independiente celebrado en la ciudad norteamericana de Miami.

Subdesarrollo Pérez en La Tremenda Corte”, es un libro con caricaturas de Arístide y prólogo de Rebeca Ulloa. La presentación estuvo a cargo del escritor, periodista y productor de espectáculos Armando López.

Con permiso de su autor, cogemos prestadas algunas de las frases que utilizó López para presentar al autor de “Subdesarrollo Pérez…” porque quien no conoce a Arístide tiene, en esta crónica, la semblanza perfecta:

Arístide creo a Subdesarrollo Pérez en 1968, en plena Ofensiva Revolucionaria. El Estado nacionalizó hasta los puestos de fritas. En la calle no habia ni donde amarrar la chiva. Subdesarrollo Pérez, cubanazo en camiseta, botas de miliciano, medallón al cuello, lager en la mano, vino a burlarse de la doble moral del cubano, del que aplaudía en la Plaza y despotricaba contra los abusos en su casa.

Arístides Pumariega Montes (que así se llama) nació en Madruga, pueblo musical y politiquero, en el hotel de su abuela, un caserón con un balcón desde donde veía llegar a los circos y a los políticos, y escuchaba los danzones que salían del Liceo. Imágenes de un mismo folklore que conformarían su universo.aristideAcpi

Su madre era una católica que no iba a misa; su padre, masón; su nana, una negra que pedía a sus orishas por el niño blanco. De bombachos dibujaba historietas, aunque soñaba con ser músico, escritor, no sabía qué. Sólo quería que lo aplaudieran.

Cuando terminó el bachillerato, entró en la Escuela de Periodismo. Con Batista Cuba era un polvorín. Pero al joven Pumariega no le interesaba la revolución.

Había visto a Fidel llegar en su Chevrolet café con leche al caserón de Madruga. Lo había visto estrechar manos, politiquear como aspirante a representante por la ortodoxia. Para Arístide, los políticos eran como las rumberas del circo, folklore desde el balcón, y él no se iba a morir por quien no creía.

Apenas dormía, una cerveza para la cruda, Glostora para el pelo lacio, con 21 años se vestía a la medida, disfrutaba cada noche habanera como si fuera la última. Era músico, noctámbulo, farandulero… Oh, La Habana de entonces… ¡Era mucha Habana!

Nunca había recibido clases de dibujo, pero lo nombraron caricaturista de Combate, el diario del Directorio Revolucionario. Era 1959, la revolución parecía “verde como las palmas”. Pero llegaron los CDR, cerraron los casinos, prohibieron la Navidad, recogieron vitrolas, putas y maricones, La Habana se fue apagando y el bongosero tuvo miedo, mientras su otro yo, el caricaturista, dibujaba una manzana de la que salía un gusanito.

Cuando a De la Nuez le dieron la dirección de Palante, y lo nombró su director artístico, se sintió seguro, creó Subdesarrollo Pérez, el personaje más auténtico, satírico, provocador de la revolución cubana.

 

Pincha sobre este enlace para que escuches la entrevista de Aristide. Solo son 6 minutos:

 

 

La reseña completa de Armando López puede leerse en el siguiente enlace titulado «Subdesarrollo Pérez y la doble moral….»:

Subdesarrollo Pérez y la doble moral de los cubanos

«Cuando llegas a una edad como la mía de ochenta y pico de años, ves la vida de color de rosa…Feliz, feliz…»