La Pascua de Resurrección y una primavera que renace


Semana SANTA de BAENA 2017

 

 

Comprender todos los acontecimientos  que marcan la vida del hombre es prácticamente imposible. Sin embargo, hay hechos que nos hacen reflexionar sobre el por qué la humanidad se permite año a año celebrar algunos hitos que marcan un antes y un después. Son tiempos (o la interpretación de los mismos), los que sirven para recobrar fuerzas, encontrar argumentos  para  aceptar lo que no depende de nosotros, crear nuevas miradas hacia el futuro e incluso  dudar de si es real o no… lo que damos por  aceptado e irreversible. En geografías  donde coincide la Semana Santa con la primavera ese proceso introspectivo se refuerza. Podemos transitar por días de  tristeza y desconsuelo  pero si de pronto nos sentimos abrazados por la  alegría de ver el color sobreponiéndose al gris profundo, el horizonte se aprecia de otra manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *