Sábado de fragancias en el “Festival de la lavanda”

Festival de la Lavanda

 

Festival de la lavanda

 

Si el olfato es el sentido primigenio que todo lo registra y lo transforma en recuerdos, la vista no se queda atrás; es la que ajusta la geografía allí donde se hace inolvidable el espectáculo sensorial. Pues los dos sentidos estarán de fiesta este sábado 15 de julio en Brihuega, en la Alcarria de Guadalajara. Centenares de personas, de todas las edades, vestidas de blanco recorrerán las praderas más aromáticas plasmando en imágenes ese morado-violáceo que tiñe cada primavera- verano las tierras que con maestría describió Camilo José Cela hace 70 años.

Brihuega, que se le podría llamar la “Provenza española”, celebra cada año el comienzo de la cosecha con el tapizado púrpura de sus campos. La lavanda crece de forma salvaje. Millones de flores son recogidas con ese ritual casi oriental donde la paciencia y la delicadeza hacen una buena pareja. De ahí, al alambique para extraer su esencia, una fragancia que no se olvida. Todo este cuidadoso proceso del llamado “oro azul” es dirigido por la sabia experiencia de los brihuegos, adquirida durante más de medio siglo.

 

 

 

La alegría es compartida tanto por los lugareños como por los visitantes. Todos se dejan caer al atardecer para ir serpenteando entre hileras de espliegos y lavandas. Pero muy pronto descubren la embriaguez de ese momento empecinado en proyectarse en la noche. Paseos en globo y parapente, concursos, exposiciones, conferencias, conciertos y visitas guiadas a esta campiña de esta aromática planta son algunas de las propuestas que podemos encontrar.

 

En cuanto a la música que envuelve estos momentos; boleros y tangos en la edición 2017, se harán cómplices de la brillantez de un músico, Diego El cigala, que sembrando su arte en el flamenco ha ido abriendo el abanico a otros ritmos. Y si se agotan las entradas la buena compañía y los sonidos que aporta una tierra agradecida, serán el premio por haber cerrado la primera quincena de julio en plena y aromatizada naturaleza.

Brihuega, en Castilla- La Mancha  con  sus campos de lavanda no hace más que aumentar la curiosidad y la admiración por todos los secretos que aún guarda esta comunidad.  Aunque el mundo entero la conozca desde que Miguel de Cervantes le pusiese escenario a la novela cumbre de la Literatura Universal “El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha” hoy se siguen celebrando encuentros que hacen de estas tierras un  atractivo cofre de sorpresas.

Sully Fuentes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *