El papel del corresponsal ante situaciones de crisis en España

ACPI en la Semana del Corresponsal Iberoamericano ha compartido  con los colegas un desayuno y reflexiones sobre “El papel del corresponsal ante situaciones de crisis”

FullSizeR

             Comunicación y Corresponsales de  ACPI, CIP, RSF y ACPE en el Centro Internacional de Prensa

Con la presencia del Presidente del CIP Javier Martín DomínguezOmar Romano corresponsal para Argentina y Milthon Robles corresponsal para Honduras y la asistencia de corresponsales de Perú, Argentina, Uruguay, Honduras y España se ha abordado la situación de España como plataforma desde la que se emiten los mensajes al exterior . Ha organizado y moderado la presidenta de ACPI Sully Fuentes. El eje de este encuentro ha girado sobre cómo debemos comunicar acontecimientos que requieren una información precisa, veraz e ilustrativa para los receptores que están a miles de kilómetros de los hechos.

Se ha centrado en los principios y actitud profesional que debe tener el periodista al narrar lo que sucede con el reclamo del independentismo catalán y la posición del gobierno central, la llegada de más refugiados y el acoso del terrorismo en Europa.

Tres horas para desarrollar una extensa y enriquecedora reflexión sobre el papel que juega el corresponsal IBEROAMERICANO, nuevos códigos de deontología periodística, tratamiento de la noticia, histórico de cada uno de los temas del momento y un intento para diseñar un futuro que debemos gestionar con más medios, más implicados en equipos de trabajo y con el apoyo de las asociaciones de prensa en ESPAÑA.

Crisis de los refugiados – Prensa: ¿Informadora o activista?

Crisisdelosrefugiados_acpiweb

 

¿Está desempeñando la prensa española y europea su labor de investigadora imparcial de lo que está sucediendo en torno a la denominada ‘crisis de los refugiados’ o simplemente se manifiesta como cooperadora necesaria en la cobertura de los activistas pro-inmigración y pro-refugiados?

El anterior fue el tema sobre el que el periodista Javier Monjas intervino durante una presentación con diapositivas seguida de coloquio que tuvo lugar el pasado 29 de noviembre, a las 10 de la mañana, en el Centro Internacional de Prensa, C/ María de Molina, 50, Madrid. El acto fue organizado por la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana ACPI con el apoyo de la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera ACPE.

Javier Monjas, enviado especial a varios conflictos bélicos y crisis humanitarias, y nominado al Premio ‘Cirilo Rodríguez’ por esas coberturas, se mostró extremadamente crítico con el papel de los medios de comunicación en la información sobre el desplazamiento hacia Europa de millones de personas desde zonas en guerra, pero también desde países en paz. Según la opinión del informador, los medios no solo han adoptado el lenguaje y las agendas de las ong’s que trabajan en la zona –a su vez, colaboradoras incondicionales de los desplazados-, sino que, además, se muestran hostiles con las opiniones críticas de su propia audiencia en torno a esa visión.

La implacable censura de los comentarios de los lectores que no encajan con la visión ‘políticamente correcta’ sobre la ‘responsabilidad’ y ‘obligación’ de Europa de acogerlos, y la demonización de esas opiniones como ‘racistas’, ‘xenófobas’, ‘neonazis’, ‘ultraderechistas’ o ‘fascistas’ están provocando un grave divorcio entre la opinión pública y la opinión publicada que desemboca en un rencor de la audiencia, impotente para manifestar su oposición a la actual política de ‘puertas abiertas’.

Javier Monjas expuso el duro contexto en que todos estos hechos se están produciendo –islam, inmigración ilegal, crisis económica, terrorismo a gran escala, etc.- y analizó el uso masivo e indiscriminado de los niños en las imágenes, así como la autocensura de los propios periodistas en la información de cualquier acontecimiento que pueda ‘estigmatizar’ a refugiados e inmigrantes, con el histórico hito de la ocultación por los medios de los abusos sexuales y violaciones consumadas de cientos de mujeres por parte de miles de inmigrantes y refugiados en Colonia, Hamburgo y otras ciudades alemanas durante las celebraciones del pasado Año Nuevo.

“El periodista ha sido convertido o se ha convertido a sí mismo en un activista más, en un mero apéndice de las ong’s”, afirmó Monjas.  El control del lenguaje, la marginación de los muertos por terrorismo islamista en los espacios informativos frente a los de la inmigración ilegal, la constante culpabilización de Europa como ‘responsable’ de la situación y el inaudito desarrollo del movimiento ‘Lügenpresse’ (‘Prensa mentirosa’) en Alemania y otros países europeos constituyeron otros de los temas que Javier Monjas desarrolló en su ponencia.

El coloquio contó con la asistencia de varios corresponsales de prensa y representantes de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España FAPE y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR

Está desempeñando la prensa española y europea su labor de investigadora imparcial de lo que está sucediendo en torno a la denominada ‘crisis de los refugiados’ o simplemente se manifiesta como cooperadora necesaria en la cobertura de los activistas pro-inmigración y pro-refugiados?

El anterior fue el tema sobre el que el periodista Javier Monjas intervino durante una presentación con diapositivas seguida de coloquio que tuvo lugar el pasado 29 de noviembre, a las 10 de la mañana, en el Centro Internacional de Prensa, C/ María de Molina, 50, Madrid. El acto fue organizado por la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana ACPI con el apoyo de la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera ACPE.

Javier Monjas, enviado especial a varios conflictos bélicos y crisis humanitarias, y nominado al Premio ‘Cirilo

Javier Monjas, periodista
Javier Monjas, periodista

Rodríguez’ por esas coberturas, se mostró extremadamente crítico con el papel de los medios de comunicación en la información sobre el desplazamiento hacia Europa de millones de personas desde zonas en guerra, pero también desde países en paz. Según la opinión del informador, los medios no solo han adoptado el lenguaje y las agendas de las ong’s que trabajan en la zona –a su vez, colaboradoras incondicionales de los desplazados-, sino que, además, se muestran hostiles con las opiniones críticas de su propia audiencia en torno a esa visión.

La implacable censura de los comentarios de los lectores que no encajan con la visión ‘políticamente correcta’ sobre la ‘responsabilidad’ y ‘obligación’ de Europa de acogerlos, y la demonización de esas opiniones como ‘racistas’, ‘xenófobas’, ‘neonazis’, ‘ultraderechistas’ o ‘fascistas’ están provocando un grave divorcio entre la opinión pública y la opinión publicada que desemboca en un rencor de la audiencia, impotente para manifestar su oposición a la actual política de ‘puertas abiertas’.

Javier Monjas expuso el duro contexto en que todos estos hechos se están produciendo –islam, inmigración ilegal, crisis económica, terrorismo a gran escala, etc.- y analizó el uso masivo e indiscriminado de los niños en las imágenes, así como la autocensura de los propios periodistas en la información de cualquier acontecimiento que pueda ‘estigmatizar’ a refugiados e inmigrantes, con el histórico hito de la ocultación por los medios de los abusos sexuales y violaciones consumadas de cientos de mujeres por parte de miles de inmigrantes y refugiados en Colonia, Hamburgo y otras ciudades alemanas durante las celebraciones del pasado Año Nuevo.

“El periodista ha sido convertido o se ha convertido a sí mismo en un activista más, en un mero apéndice de las ong’s”, afirmó Monjas. El control del lenguaje, la marginación de los muertos por terrorismo islamista en los espacios informativos frente a los de la inmigración ilegal, la constante culpabilización de Europa como ‘responsable’ de la situación y el inaudito desarrollo del movimiento ‘Lügenpresse’ (‘Prensa mentirosa’) en Alemania y otros países europeos constituyeron otros de los temas que Javier Monjas desarrolló en su ponencia.

El coloquio contó con la asistencia de varios corresponsales de prensa y representantes de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España FAPE y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR