Sorolla, los viajes de la luz

 

Por José María Carcasona

 

Este es el título del documental realizado en coproducción  por Televisión Española bajo la idea y dirección de Sonia Tercero. Ha ganado la medalla de bronce en el Festival de Nueva York.55 minutos de duración para plasmar la magna obra del valenciano Joaquín Sorolla, nuestro pintor universal. Presentó el acto la presidenta de la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericanos, la eficaz y brillante Sully Fuentes. Habló a continuación Blanca Pons Sorolla, biznieta del pintor que colmó de datos e información a los asistentes sobre este genio de la pintura. El tópico de ser el pintor solo de la luz levantina quedó compensado por la ingente obra como retratista excepcional. Así lo constató Antonio Lopez, presente en el documental junto a copiosos testimonios procurados por Sonia Tercero.

 

El brillante acto tuvo lugar, ante una audiencia tremendamente interesada en el tema, en el Salón de actos de la Organización de Estados  Iberoamericanos, junto a los locales de la Universidad a Distancia. Una iniciativa de Sully Fuentes a la que debemos dar las gracias por ello.

 

Pero fuera de la Crónica del qué. Como y cuando, hay que referirnos al porqué. La Cultura es un bien social que honra a quienes la difunden. Sorolla es un bien español universal que rompe fronteras. El Museo Sorolla, ubicado en la calle Martínez Campos de Madrid, recoge una importante muestra de la obra del genial pintor. Pero el mundo entero con sus más de tres mil cuadros, cinco mil dibujos y tres mil fotografías coloreadas, admira la espléndida obra, de un trabajo ingente de este valenciano universal. Murió joven de un derrame cerebral en Cercedilla en 1923.Dentro de cinco años celebraremos el centenario de su óbito y me gustaría proponer desde aquí que el Ministerio de Cultura tomara nota de la fecha para que el homenaje nacional trascienda fronteras como ya lo ha hecho con creces la pintura de Joaquín Sorolla.

 

Felicitemos de nuevo a los organizadores que abren con este acto, como otras tantas veces las puertas de Iberoamérica a un mensaje cultural excepcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *