Juan Guaidó pide poner todas las cartas sobre la mesa

de Silvia Celi
Radio Francia Internacional



Una mujer mira a los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana desde la frontera con Brasil. Pacaraima, 24 de febrero de 2019. ® woman looks at Venezuelan national guard members, at the borde

El opositor venezolano, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por medio centenar de países, anunció que participará el lunes en la reunión del Grupo de Lima y pidió a la comunidad internacional considerar «todas las cartas».

Análisis de la situación con el politólogo venezolano Ivo Hernández, Prof. de RElaciones Internacionales de la Universidad de Muenster, Alemania y Prof. Invitado de la Universidad Science Po de Lille, Francia.

-RFI –  ¿Qué lectura puede hacer de los sucesos de este sábado?

– Profesor Ivo Hernández- «La situación se ha complicado más de lo esperado pues el régimen usurpador actúa contrario a los principios del Derecho Internacional. Estas personas que han llevado el país a la ruina de forma artificial e innecesaria, aún cuando no son reconocidas como gobierno por las democracias mundiales, proceden a cerrar fronteras y a tomar decisiones adversas al bienestar de la población. Lo sucedido este sábado, además, demuestra que existe la premeditación y cálculo de no aceptar la ayuda humanitaria proveniente de varios países, e intimidar a la población con el uso de la violencia armada. Esto pasó no solo en la frontera con Colombia sino también en la frontera con Brasil. Hay heridos en ambos sitios. El régimen cuenta con fuerzas paramilitares llamados ‘colectivos'».

-RFI – ¿En su opinión, el hecho de no haber podido entregar la ayuda humanitaria coloca al Sr. Guaidó en posición de debilidad?

-IH- «No. La situación del presidente encargado no es de debilidad de ninguna manera. Al contrario, se trata de procurar un agotamiento de los canales que ofrece el derecho internacional y también de canalizar la ayuda humanitaria ofrecida por distintos países. En Venezuela está cada vez más claro que existe un bando mayoritario y pacífico que quiere devolverle la democracia al país. Existe otro muy minoritario, radicalizado y violento que sólo entiende imponer sus ideas por  las armas y empleando los métodos más oscuros y siniestros con fuerzas paramilitares armadas para causar bajas y heridos en la población civil indefensa. Pensar que un gobierno democrático encargado, enfrentado a una tiranía corrupta pudiera mostrar debilidad por la razón de ser atacado con armas por parte de personas que no tienen escrúpulos y ya no defienden a la República, es un error».

-RFI- ¿Qué margen de maniobra tiene el Sr. Guaidó?

-IH- «Mucho, pues él representa a la democracia. Venezuela fue una nación democrática que está ahora mismo tratando de buscarse un destino lejos de la imposición de esquemas socialistas fallidos tutelados desde Cuba. En principio, el presidente Guaidó cuenta con un apoyo y capital continental importante, es el de las naciones reunidas en el Grupo de Lima. Algunos de esos países han sufrido los embates y destrucción institucional planeada por gobiernos que siguieron un tutelaje muy similar desde la tiranía cubana. Tales regímenes, por donde pasaron, erosionaron la democracia de forma notable y vivieron bajo la tiranía de gobernantes corruptos que debilitaron las instituciones para tratar de mantenerse como fuese en el poder. Un caso emblemático es el de la compañía Odebrecht y el expresidente brasilero Lula da Silva, hoy preso por corrupto, quien en comprobados casos de corrupción continental hizo mucho daño a la democracia dentro y fuera de sus fronteras».

«También hay por parte de los Estados Unidos un apoyo determinante para la democracia venezolana frente a lo que es a la vez la mayor tragedia del hemisferio, causada sin guerras ni catástrofes naturales, y el mayor peligro geopolítico existente, ya que la narco tiranía venezolana ha incorporado a ese país fuerzas globales que era desconocidas en el contexto político venezolano. Hablo en concreto de entregar el territorio a grupos de la narco guerrilla colombiana, a carteles internacionales de trafico de droga y a miembros del terrorismo islámico. Esto sin hablar de la inclusión de socios comerciales, no tradicionales, con países no democráticos como Rusia, China y Turquía, asumiendo deudas cuyo monto desconocemos. Vale mencionar además, la presencia de miles de militares cubanos disfrazados de expertos en otras labores. Estos controlan la identificación nacional, las notarias y no menos importante, el control electoral del país«.

-RFI- Qué se puede esperar de las Fuerzas Armadas?

-IH- «Que comprendan su papel institucional previsto en la Constitución. Hay muchos militares de alto rango que están implicados en negocios turbios con la tiranía, como tráfico de gasolina, dólares baratos, tráfico de drogas, de alimentos, etc. Es el planteamiento castrista de corromper a la élite militar para asegurarse su fidelidad. Ello ha servido, cierto, pero no durará pues ya el tamaño de la crisis humanitaria sobrepasa el temor que estos grupos armados puedan inspirar. Es de considerar, además, que la deserciones continúen en la medida en que se ofrezcan amnistías a quienes no hayan cometido delitos graves».

-RFI- ¿Podemos decir que Nicolás Maduro atravesó una línea roja? ¿Y de ser así, cuáles podrían ser las consecuencias?

-IH- «Las consecuencias las determinará la justicia internacional. Muchos de la antigua dirigencia del régimen tienen ahora mismo el país por cárcel pues no pueden salir ya que son buscados por varios organismos internacionales. Maduro está entre ellos y ordenar quemar la ayuda humanitaria, insulina para los hospitales entre otras cosas, es un crimen tipificado como exterminio. Son cosas siniestras y muy graves las que la comunidad internacional esta dejando que sucedan en Venezuela. Esto hay que resolverlo pronto por el bien de las personas. Si no, la tiranía está dispuesta a cometer muchos más crímenes».

-RFI- Qué pasos debería dar ahora el grupo de Lima ahora que el Sr. Guaidó pidió considerar «todas las cartas»?

-IH- «Seguramente ratificar su apoyo y hacer ver a naciones menos comprensivas, aquí infortunadamente hay que situar a la Unión Europea, a que se dediquen a comprender la gravedad del asunto, no prestando tanto oído a los rumores fabricados por ciertas tendencias políticas. Hay que decir que los partidos de izquierda en Europa han actuado en su gran mayoría de forma irreflexiva y ajena a la democracia. Es cierto que muchos de ellos recibieron dinero abundante del anterior régimen, pero ver que esto ahora se traduzca en complicidad abierta, o en silencio, es terrible para la política en general. El caso venezolano ha dividido las aguas entre los regímenes democráticos, que apoyan al Presidente Encargado y las previsiones constitucionales, y los regímenes autoritarios quienes, sin importarles la democracia, sólo procuran mantener a un grupo con el que hacer negocios rápidos en el poder. Son esos lo que han venido saqueando los recursos venezolanos son ningún control interno o externo».

-RFI- ¿Y Estados Unidos?

-IH- «Estados Unidos está actuando ahora mismo como garante de la democracia. Triste que lo estén haciendo solo ellos con otros países latinoamericanos, pues uno quisiera ver a Europa allí, pero eso no sucede. Estados Unidos ha sido acusado por cierta prensa irresponsable de “intervencionismo” lo cual es falso y fácil de probar que es falso. Se trata de la defensa y fortalecimiento de la democracia, y así como Francia ha intervenido en Malí pues todos sabemos las fuerzas que se mueven tanto en el Sahel como en el Magreb contra muchos regímenes a los que sobrepasan en capacidad económica o bélica, en Venezuela ahora mismo hay fuerza globales que tienen al país secuestrado. Eso debe comprenderse y saber que las democracias tienen que ayudarse entre si. Los regímenes autoritarios lo hacen, sin ninguna impudicia y mucha prensa calla eso».

-RFI- La Unión Europea rechazó este domingo la ola de violencia contra los civiles. Sin embargo, ¿se puede englobar a toda la UE cuando hay partidos de izquierda que mantienen una posición ambigua hacia la situación venezolana?

-IH- Infortunadamente si. Insisto que no quisiera pensar que el anterior financiamiento que algunos de ellos recibieron (laborismo inglés, Podemos, etc.) tenga que ver con este lamentable silencio. Pero a estas alturas hay muchas voces que uno quisiera oír y están ausentes. Le mencionaré dos instituciones en manos de dos latinoamericanos, de quienes uno esperaría mucha más sensibilidad: el Vaticano, con el sacerdote Bergoglio, argentino; y la comisionada de DDHH de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, expresidenta de Chile. Es lamentable, cuando menos, que estas personas no sean adalides de lo que sucede en Venezuela cuando está claro que los hechos trascienden criterios y opiniones. Aquí no se trata ya de lo que piense alguien o de ideas distintas, se trata de una emergencia en la que a diario mueren enfermos por falta de medicinas básicas. Casi todos los enfermos crónicos ven la muerte a diario cuando tratan de conseguir medicinas. Los niños están sufriendo una crisis alimenticia con enfermedades que solo en el África subsahariana se han visto. ¿Todo esto para qué? ¿Para el camino al socialismo? Esa historia de hambrunas y fracasos, mientras un grupo se enriquece a costa de los demás, ya la hemos visto mucha veces. Ojalá Europa entienda su rol histórico en defensa de la democracia. ¡Ojalá!.

Silvia Celi es colega y socia de ACPI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *