Descrédito de la Revolución

 

 

Por Juan José Echevarría

“En Latinoamérica se ha manoseado el término de Revolución. A todo lo llamamos Revolución. Hemos abusado de ello”. Son palabras de Lenín Moreno, presidente del Ecuador en visita a España, pronunciadas en un desayuno informativo, organizado por Europa Press, celebrado este viernes en un hotel de Madrid.

El efecto perverso de tal abuso consiste en que se utiliza interesadamente tal término para alejarnos de la realidad y encubrir muchos desmanes, entre ellos el abuso de poder. Así, lo entiende un mandatario, hijo de maestros, que recibió en su nacimiento los nombres de Lenin y de Voltaire, los dos grandes mentores de las dos únicas revoluciones que en puridad realmente han existido: la Revolución francesa y la Revolución rusa. 

Abuso de poder, que Lenín Moreno atribuye a su antecesor,  Rafael Correa, pero también a otros mandatarios actuales, como Daniel Ortega, quien se aferra al poder en Nicaragua, reprimiendo en las calles a la oposición.  “Nos vendieron una Revolución”, se dijo en un vídeo previo a la intervención de Lenín Moreno, y aquello se convirtió en un régimen opresivo. Como tantas veces ha ocurrido, no solo en Latinoamérica, sino en todo el mundo, llevando al descrédito al propio concepto de Revolución. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *