Atraer a los jóvenes a la Zarzuela: El proyecto Zarza y El dúo de la Africana

 

Por Norma Sturniolo

 

¿Cómo hacer para que el público juvenil se acerque a la Zarzuela?

¿Cómo darla a conocer? ¿Qué cambios son necesarios para captar la atención de los jóvenes?

Estas preguntas están encontrando acertadas respuestas en el Proyecto Zarza que se inició el año pasado y que ofrece zarzuela interpretada por jóvenes, para jóvenes, aunque como se ha visto por el entusiasmo despertado también en los adultos, podríamos decir que tiene edad de partida, pero no de llegada. Eso sí, el objetivo prioritario es seducir a los jóvenes que, en su mayoría desconocen y desconfían del atractivo de este género que es patrimonio cultural español.

Daniel Blanco, el director del Teatro de la Zarzuela está totalmente comprometido con este proyecto. Desde el primer momento

Daniel Blanco director del teatro y Susana Gómez, directora de escena
Daniel Blanco director del teatro y Susana Gómez, directora de escena

dejó claro que tenía una vocación de contemporaneidad y que quería seducir a todo tipo de público. Cuando fue elegido como director del Teatro de la Zarzuela hizo una afirmación que creo apropiado recordar: «Prefiero la curiosidad del descubrimiento a la dinámica del recuerdo».

Podemos asegurar que esta versión de El Dúo de la africana, la obra elegida en esta ocasión, ha sido un descubrimiento sorprendente para quienes hemos asistido a su representación.

Hay que destacar el acierto en la elección del título. La obra del compositor Manuel Fernández Caballero y del libretista Miguel Echegaray, estrenada en el Teatro de Apolo en 1893 con un éxito rotundo, tiene todos los ingredientes para hacer disfrutar al público, tanto por su música como por el chispeante humor que destila el texto y su interesante uso del teatro dentro del teatro. Con todo, para conseguir el objetivo de atraer a un público joven del siglo XXI hay que realizar algunas intervenciones que transformen el lenguaje del siglo XIX en un lenguaje de hoy.

 

Y eso lo consigue la versión libre de Susana Gómez, quien también es la directora de escena. Además, las modificaciones y cortes realizados en el texto no alteran el significado y sentido de la obra original sino que la vuelven más accesible para los jóvenes de hoy. Los colores vivos y el estilo desenfadado de los trajes diseñados por Gabriela Salaverri subrayan el carácter alegre y actual de esta versión. Y cuando en el texto original se nos muestra los entresijos del trabajo teatral con las audiciones para seleccionar cantantes, se introduce una estética actual que se asemeja a los concursos televisivos.

 Y por supuesto, la energía que transmiten los jóvenes intérpretes nos devuelve un espectáculo actual, lleno de vitalidad.

Otro acierto ha sido emplear un pequeño grupo de cámara bajo la dirección musical de Miguel Huertas y asimismo, dar un gran protagonismo al coro que, por otra parte, también lo tenía en la versión original.

Hay que destacar el compromiso de los jóvenes intérpretes que ponen su entusiasmo y su buen hacer.

Duo 4 El duìo 1

En cuanto a Alberto Fría y Talía del Val salen totalmente airosos del famosísimo dúo.

El público disfrutó mucho, fue participativo y salió con una sonrisa en los labios.

Hay que dar la enhorabuena a esta inteligente iniciativa que establece un puente enriquecedor entre el hoy y el ayer. Más de un Muy bonitaespectador desconocedor del género querrá ir a la fuente original y saber más de esos creadores que enriquecieron nuestro patrimonio musical.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *