ALMA, el mayor observatorio astronómico del mundo

En el desierto chileno de Atacama, a más de 5000 metros de altitud, 66 antenas sincronizadas forman ALMA, el mayor observatorio astronómico del mundo.

Un proyecto científico internacional en el que participa España y que, entre otros objetivos, pretende averiguar si existen en otras zonas del universo las condiciones necesarias para que haya vida.

¿Estamos solos en el universo? Aquí, en el desierto chileno de Atacama, a 5000 metros de altitud, esta pregunta recurrente a lo largo de la Historia no es una cuestión filosófica, sino un objetivo científico. «Me gustaría saber cómo de común es la formación de sistemas planetarios parecidos al nuestro y si la vida, tal y como la conocemos, se podría originar en cualquier parte del universo», lo explica la astrónoma madrileña Itziar de Gregorio. Ella, jefa de programas, es uno de los cinco astrónomos españoles que trabajan en ALMA, las siglas en inglés de Gran Conjunto Milimétrico/Submilimétrico de Atacama.

Inaugurado en 2013, ALMA es el observatorio astronómico más grande e importante del mundo. Un proyecto científico creado con la colaboración internacional de más de una veintena de países, entre ellos España, que explora el universo para tratar de responder, entre otras, a esa pregunta.

Los responsables de ALMA saben que no es sencillo explicar qué hacen aquí. Como dice la astrónoma estadounidense Adele Punkett, «sabemos lo que estamos observando, pero no lo que estamos viendo».

Un total de 250 personas de 60 países, en turnos de 8 días seguidos y 6 de descanso, se ocupan de que nada falle.

Para que pueda entenderse, dicen que desde aquí detectan y observan colores que ni siquiera conocemos. O que la luz es un carrete de miles de kilómetros del que nosotros solo podemos ver un fotograma. Porque ALMA no dispone de telescopios ópticos, como los que ya usó hace más de cuatro siglos Galileo para mirar al cielo estrellado, sino radiotelescopios que captan ondas de radio, las señales más bajas del espectro electromagnético. Y esas son las ondas del conocido como ‘universo frío’, los procesos físicos de baja energía que se producen en el exterior.

Un total de 66 antenas trabajan coordinadas para formar el telescopio más grande del planeta. Se encuentran agrupadas en un perímetro de 15 kilómetros por el llano de Chajnantor, en Atacama, el mejor lugar del mundo por sus condiciones climáticas para contemplar el universo. A esa altura de 5000 metros está garantizada la ausencia de humedad en la atmósfera, que alteraría las observaciones. Allí, 250 personas de 60 países, entre técnicos y astrónomos, se ocupan de que nada falle y de dirigir las cientos de observaciones que se hacen en turnos de 8 días y 6 de descanso.

Cuentan en ALMA que 2017 fue el primer año que el observatorio estuvo de verdad a pleno rendimiento y que el resultado fueron 243 artículos científicos publicados. Gracias a las imágenes que se han obtenido con esas antenas -imagínese 66 ojos mirando a la vez y un cerebro formando la imagen con todos los datos recibidos-, se ha detectado por primera vez la presencia de moléculas orgánicas complejas en un disco protoplanetario alrededor de una estrella joven: el tipo de moléculas necesarias para que se origine la vida. Y también se ha podido ver el nacimiento de una estrella y las explosiones de gas que se producen durante el proceso, confirmando así que esas explosiones no solo suceden con las supernovas, con la destrucción de una estrella, sino a su vez en su formación.

Y esto es apenas el principio

«ALMA nos está empezando a dar información de cómo se formaron las primeras galaxias y cómo se forman sistemas planetarios parecidos al nuestro», ensalza De Gregorio. Ella, como astrónoma, trabaja en el campo base del observatorio, a 2600 metros, donde se encuentra la mayor parte de las instalaciones, desde las zonas de vida como dormitorios y comedor hasta la sala de control desde la que se dirigen las observaciones.

Las 66 antenas están desplegadas en un perímetro de 15 kilómetros por el llano de Chajnantor, a una altura que garantiza la ausencia de humedad en la atmósfera

Lee el artículo completo http://ablturismo.com/2019/06/24/alma-el-mayor-observatorio-astronomico-del-mundo/

Por David López Canales

Revista Turismo en Chile y el Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *