Borrasca «Filomena» sobre España

Episodio inédito que hace 60 años que no ocurría. Las peores nevadas en lo que va de siglo dejan 682 carreteras afectadas y centenares de conductores atrapados. Sólo en Madrid han sido rescatadas casi 1.500 personas.

Filomena ha desatado una pesadilla de nieve en todo el centro y este de España, Madrid como epicentro del desastre: ciudadanos atrapados toda la noche en sus coches, árboles caídos, peligro con las cornisas, calles bloqueadas, servicios de emergencia que no pueden moverse y gente que no puede acudir a su trabajo. 

El alcalde de Madrid ha pedido que se permanezca en sus domicilios a todos los ciudadanos, ya que la situación es muy grave, y también que se cumpla en todo el país.

La más impresionante nevada del siglo ha ofrecido imágenes surrealistas en Madrid como trineos tirados por perros, esquiadores en la Puerta del Sol, la Gran Vía o la carretera M30, pero como se intensificó según caía la tarde-noche, se encontraron muchísimas personas bloqueadas en sus coches.

Es obligatorio circular con cadenas, en Teruel, Zaragoza y todas las vías de Madrid. Renfe mantiene suspendido el tráfico ferroviario. También el aeropuerto de Barajas ha ampliado su cierre.

Los efectos de la borrasca, que comenzaron en Castilla seguirá dejando sus efectos en Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana que además se encuentra en Aviso Rojo. 

Se ha pedido que se eviten los desplazamientos por la borrasca que ya se ha cobrado cuatro vidas. El gobierno prepara además convoyes, para que los camiones parados en la carretera, puedan transportar medicinas, alimentos y vacunas. Cerrados también, colegios y facultades hasta nuevo aviso.

Peligro de caídas, ya que la nieve se vuelve hielo y es verdaderamente una pista de patinaje, muy peligrosa para caminar por las calles, tomemos entonces una actitud de precaución. Las fuertes nevadas darán paso a temperaturas extremas de unos 10 grados bajo cero. Madrid era una pista de sueño olímpico en la capital.

Filomena ha cumplido sus previsiones y nos trajo nevadas y temperaturas record. Todo es debido al cambio climático que nos despedirá con un crudo invierno muy poco conocido en España.

María Rosa Jordán