La palabra y la música

El Collegium Musicum de Madrid y la biografía de Magallanes de Stephan Zweig unidos por el musical Rumbo a Poniente

                                          Norma Sturniolo

Palacio Real de Aranjuez

Este sábado 22 de junio, con un evento especial en el Patio de Caballos del Palacio Real de Aranjuez,  el  prestigioso festival Música Antigua Aranjuez dirigido por Javier Estrella  ha concluido su XXVI edición con un fascinante estreno, un espectáculo músico-teatral “Rumbo a poniente”, una coproducción del Festival con el Collegium Musicum Madrid.  Una vez más este festival demuestra su desbordante capacidad creativa ofreciendo para su cierre un original y pertinente evento en torno a la música y uno de los más sobresalientes navegantes del siglo XVI, Fernando de Magallanes. Acertada y bella conmemoración de aquel 10 de agosto de 1519 cuando una escuadra de cinco naves capitaneada por Fernando de Magallanes  partió de Sevilla en busca de un pasaje hacia el Pacífico por el Atlántico Sur. El montaje se ha inspirado en la obra Magallanes de ese artífice de la palabra que fue Stephan Zweig (1881-1942). El libreto pertenece al escritor David Álvarez  y la interpretación al actor Óscar Zafra que nos hará navegar con la imaginación alrededor del mundo en el heroico viaje de Magallanes y Elcano todo acompañado con la música del Collegium Musicum de Madrid dirigido por Manuel Minguillón a la vihuela.

Fernando de Magallanes

Asimismo hay referencia a algunos hechos narrados por el noble italiano Antonio de Pigafetta, uno de los pocos sobrevivientes de la expedición que escribió Crónica de la primera circunnavegación (1524). El guionista y escritor  David Álvarez, a partir de las obras de Zweig y Pigafetta ha escrito el libreto Rumbo a Poniente  A través del libreto interpretado por el actor, Óscar Zafra, se reviven los esfuerzos, descubrimientos y penalidades de los 237 marineros que se decidieron llevar a cabo tan extraordinaria hazaña. Tres años de navegación en condiciones extremas y por territorios nunca antes navegados. La gran mayoría murió en tan épica aventura, incluido el mismo Magallanes.  Solo 19 marineros regresaron a Sevilla el 8 de septiembre de 1522, comandados por Juan Sebastián Elcano.

Navegar con la música


Collegium Musicum Madrid

El Collegium Musicum Madrid ha interpretado un rico, expresivo y variado repertorio que reúne desde la música del renacimiento contenida en los cancioneros de La Colombina o el de Palacio, y de autores como Juan del Encina o Francisco de la Torre, a las músicas de América del Sur, de la misteriosa y fulgurante música en las Molucas, Filipinas y las de las costas africanas

Música Antigua Aranjuez, ha sido reconocido esta temporada con el Remarkable Arts Festival de la European Festivals Asociation (EFA), organizado por la Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Aranjuez, INAEM, y Patrimonio Nacional, y con la dirección de Javier Estrella de Címbalo Producciones, se ha unido este año a la conmemoración de suma trascendencia cultural y científica: el Quinto Centenario de la primera circunnavegación al mundo de Magallanes-Elcano realizada entre 1519 y 1522, financiada por la corona española.

Música Antigua Aranjuez se suma a la celebración de la efeméride por un periodo de tres años con el programa denominado Piper Nigrum, Por los Mares a las Músicas.Este programa explorará, por un lado, la música del Renacimiento que las expediciones marítimas llevaron a otras partes del globo y, por otro, las músicas del mundo: las tradiciones musicales africanas, asiáticas y americanas.

Navegar con las palabras y la música es una de la mejores formas de traer a la memoria las grandes hazañas de la humanidad.

Recordar hechos dignos de ser recordados con las palabras justas, sopesadas y fulgurantes acompañadas por la magia de la música es una de las formas mejores de acercarnos a un pasado rico y complejo en el que muchos seres humanos son capaces de llevar a cabo proezas inauditas.

Los Acordes solidarios de Ayuda en Acción en el Teatro Real

Norma Sturniolo

A lo largo del tiempo son muchos los que han querido expresar el inmenso valor que aporta la música a la humanidad.

Pablo Heras-Casado dirigiendo la orquesta

Entre otros muchos, Miguel de Cervantes decía que la música compone los ánimos descompuestos y alivian los trabajos que nacen del espíritu. El compositor alemán C. M von Weber aseguraba que la música es el verdadero lenguaje universal. Cuando era niño, al violinista Yehudi Menuhin le gustaba imaginarse tocando La Chacona de Juan Sebastián Bach en la Capilla Sixtina y que, al interpretarla, se desvanecía el mal en el mundo. Shakespeare afirmaba que la música es el alimento del amor  y un filósofo chino se preguntaba cómo podría un hombre, desprovisto de las virtudes propias del hombre, cultivar la música. El compositor romántico Robert Schumann decía que la música era el lenguaje que le permitía comunicarse con el más allá.

Es evidente que la música tiene un poder transformador, que nos comunica con nuestras emociones más profundas y que, nos hace mejores, como quería el Georg Friedrich Händel maravillosamente literaturizado por Stefan Zweig en Momentos estelares de la humanidad.

Pablo Heras-Casado ante el Teatro Real

El evento de este martes 28 de mayo, en el Teatro Real hace honor a ese poder de la música. El director de orquesta Pablo Heras-Casado al frente de la Orquesta Sinfónica de Madrid, en el Teatro Realhainterpretado Obertura-Fantasía ‘Romeo y Julieta’ y la Sinfonía nº5 en mi menor de P. I. Tchaikovsky. Es su quinto concierto solidario en Acordes con Solidaridad de Ayuda en Acción.

Ayuda en Acción es una ONG que, desde el año 1981, trabaja para mejorar las condiciones de vida de los niños, las familias y las comunidades de los países más desfavorecidos.

Pablo Heras-Casado con el coro escolar

Su programa denominado Aquí también se desarrolla en España desde 2013 y atienden a cerca de 12.000 niños y niñas en más de 90 centros educativos de 12 Comunidades Autónomas facilitando a sus familias becas de comedor, libros y material escolar, refuerzo educativo o innovación en áreas como la tecnología o la música. Dentro de este programa, la iniciativa Acordes con Solidaridad, “entiende la música como un vehículo fundamental para fomentar la cohesión social y promover la igualdad de oportunidades. Esto lo hace a través del desarrollo de clases extraescolares de música para los niños y niñas que participan en coros gracias a los que se desarrollan de manera creativa” 

Pablo Heras-Casado lidera conjuntamente con Ayuda en Acción el proyecto Acordes con Solidaridad y cuenta con la colaboración de la Fundación Repsol y la Fundación EDP.

La  recaudación de este concierto se destina íntegramente al programa de Ayuda en Acción que lucha contra la pobreza infantil en España. Asimismo, merece destacarse que han involucrado a dos colegios en los que trabaja la ONG para que interpretaran tres canciones. Han participado un coro de niños y niñas de los colegios Ramiro Soláns y Joaquín Costa de Zaragoza. 

Pablo Heras-Casado

Así, esta encomiable labor también se inscribe en los movimientos que propugnan el conocimiento de la música clásica para mejorar las vidas de los niños. Nos trae a la memoria proyectos como los creados por el músico, economista, educador y político venezolano José Antonio Abreu, fundador de la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela y el Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles, Infantiles y Pre-Infantiles de Venezuela que ha ayudado a tantos niños a salir de la pobreza y que, en palabras del propio José Antonio Abreu, transformaron  el alma de los niños convirtiéndolos en  seres humanos más plenos, más sanos, más completos, más felices y por ende, en mejores ciudadanos.

Acordes con Solidaridad de Ayuda en acción es una realidad que celebra la vida digna para todos y la belleza de la música como un derecho inalienable.

El sueño de una noche de verano

El sueño de una noche de verano, ópera cómica de Joaquín Gaztambide en el Teatro de la Zarzuela

                                                                              Norma Sturniolo

El 25 de enero de este 2019 se ha estrenado en el Teatro de la Zarzuela El sueño de una noche de verano de Joaquín Gaztambide. Se han programado 13 funciones hasta el 10 de febrero con dirección musical de Miguel Ángel Gómez -Martínez, dirección de escena de Marco Carniti ,con la Orquesta de la Comunidad de Madrid y el coro Titular del Teatro de la Zarzuela, vestuario de Jesús Ruiz, iluminación de Albert Faura y dos elencos constituidos por Raquel Lojendio y María Rey Joly en el papel de la reina Isabel, Luis Cansino y Valerio Lanchas como Falstaf, Beatriz Díaz y Sandra Ferrándiz como Olivia, Santiago Ballerini y Antoni Lliteres como Shakespeare, Javier Franco y Toni Marsol como Arturo Latimer y Pablo Lóperz como Tobías y los actores y actrices Sandro Cordero, Jorge Merino, Ana Goya, Pablo Vázques y Miguel Ángel Blanco.

Como ha señalado el musicólogo recientemente galardonado por SEdeM (Sociedad Española de Musicología), Francisco Parralejo Masa, Gaztambide fue uno de los padres fundadores de la zarzuela, un compositor admirado y respetado en su tiempo que contribuyó como pocos a cimentar la tradición lírica hispánica. Solo eso justificaría ya su recuperación. Y, Daniel Bianco, el director del Teatro de la Zarzuela ha decidido recuperar El sueño de una noche de verano, una obra olvidada de Gaztambide que se estrenó en 1852  en el Teatro del Circo de Madrid y que el compositor llamó ópera cómica en tres actos. El libreto lo escribió Patricio de la Escosura basándose en la ópera-comique Le Songe d´une Nuit  d´Été  que se estrenó en París en 1850. Fue tal el éxito de la misma que, rápidamente, se representó en otras ciudades de Europa y América y otros autores decidieron hacer una versión propia adaptada a sus países de origen. Gaztambide realizó la versión española.

En cuanto a la actual versión de esta ópera hay que recordar que el director de escena Gustavo Tambascio había pensado en la adaptación del texto así como en la elaboración de la escena pero falleció antes de poder llevar a cabo su proyecto dejando una notas que han desarrollado por un lado Raúl Asenjo, que ha sido el adaptador definitivo del texto y por otro, Marco Carniti ,en lo relativo a la dirección de escena.

La obra de Gaztambide, como la francesa, no está basada en El sueño de una noche de verano de Shakespeare, solo toma prestado el título, pero en ella hay muchas referencias a obras y personajes del dramaturgo inglés lo que le da un gracioso tono paródico. En el libreto original aparecen la reina Isabel I y el propio Shakespeare desarrollándose en la época isabelina. En la adaptación ideada por Tambascio que ha llevado a cabo Raúl Asenjo, la acción tiene lugar en Roma y se desarrolla en los años 50, en la época de la Dolce Vita. Ahora no asistimos a la búsqueda de Shakespeare por parte de la reina Isabel I sino que vemos en escena a una princesa italiana que busca a un afamado guionista español en el exilio( llamado nada menos que Guillermo del Moro), para producir una versión cinematográfica de una zarzuela llamada El sueño de una noche de verano y también buscan la colaboración de Orson Welles.

 Lo que se transmite igual que en el texto original es la evocación de Shakespeare. Esto se logra, además de por las referencias a obras y personajes del dramaturgo inglés, por el espíritu que emana de la historia donde el sueño y la realidad se confunden y por los numerosos equívocos propios del teatro de la época. La escenografía de Nicolás Boni, la dirección de escena de Marco Carniti y la iluminación de Albert Faura derrochan creatividad y evocan el ambiente deseado, tanto el restaurante en la Roma de los 50, como el fantasmagórico bosque encantado de la segunda parte, este último, auténticamente mágico. A ello hay que añadir el toque refinado dado por ese poeta del vestuario que es Jesús Ruiz. Tanto los cantantes, actores como la orquesta y el coro estuvieron a la misma altura. El público aplaudió entusiasmado y entre los cantantes, fueron muy aplaudidos la soprano Raquel Lojendio, el tenor Santiago Ballerini y al barítono Luis Casino.