Halloween

halloween (2)

 

Por Vicente López Pérez

 

Desde hace algunos años, esta celebración de origen celta muy difundida en la cultura Anglosajona desde finales del siglo XIX, principios del XX, ha conseguido instalarse entre nosotros con tremendo éxito, consiguiendo ser hoy por hoy una de las festividades más importantes del otoño, tanto para niños como para adultos.

Para buscar su origen debemos remontarnos a las brumas de la ancestral Irlanda. Los monjes Druidas celebraban el 31 de Octubre, el Samhain una ceremonia para honrar al Dios Sol y al mismísimo Samhain ó Señor de los Muertos. Esa noche había que ofrecer sacrificios incluso humanos y ofrendas para satisfacer sus iras.

Este a cambio, permitiría que las almas de los muertos, durante esa noche pudieran volver a caminar entre los vivos y así la gente volvía a tener contacto con sus difuntos antepasados. Para que estos espíritus estuviesen contentos y no se transformasen en malos, se les dejaba comida fuera de la casa a modo de bienvenida, asimismo se encendían velas en las ventanas, para que pudieran encontrar cada uno su casa. La noche de Halloween, los difuntos vagaban en procesión, buscando sus hogares. Si algo no estaba en orden y los espíritus se sentían perturbados, sometían a la gente durante la noche a terribles pesadillas.

Halloween, deriva de “All Hallows Eve” ó Noche de Todos los Santos.

halloween

Los monjes Católicos al instalarse en Irlanda, sintieron una fuerte empatía por sus homólogos Druidas que pasaron a ser y formar parte relevante en los Monasterios Católicos. Fue el Papa Gregorio el Grande , decidió sincretizar la celebración Druida al calendario Católico proclamando que ya no se ofrendasen más sacrificios a Dioses paganos, pero que si se podían sacrificar animales para conseguir alimento y alabar la Gloria de Dios. El Papa Gregorio III (731-741) fue quien dictaminó la fecha del 1 de Noviembre como Día de Todos los Santos.
A mediados del siglo XIX, una tremenda tragedia asola a la Vieja Irlanda, un hongo destruye la totalidad de la cosecha de patatas, alimento básico para la población del país. La consecuencia fue lo que se conoció como La Gran Hambruna. La falta de alimento, causó en el país la muerte de casi dos millones de personas. Otras tantas buscaban en los puertos una salida a una muerte casi segura, y así los llamados Barcos de la Muerte cruzaron el Atlántico con ingentes cantidades de emigrantes Irlandeses rumbo al Continente Américano. Con ellos llegó a los Estados Unidos, el Halloween.

Al principio la autoridades no vieron con mucho agrado esta celebración pagana, que se siguió celebrando a niveles particulares. Fue a principios del siglo XX, que la celebración pasa a generalizarse y pasa a transformándose en una de las señas de identidad Norteamericana.
Las famosas calabazas de Halloween, derivan de una vieja leyenda que habla de Jack El Tacaño, un granjero que engañaba a todo el mundo y tenía tan mala reputación que hasta había engañado al mismísimo Satanás. Este lo condenó a caminar eternamente en la oscuridad y en ese momento como Jack iba comiendo un nabo, lo ahuecó y puso dentro un carbón encendido para que no se le apagara con el viento y poder alumbrarse el camino eternamente. Esta tradición de ahuecar nabos y poner fuego dentro para iluminar y dar la bienvenida a los seres queridos, en irlanda se llama Jack O´Lantern. En Estados Unidos, cambiaron los nabos por las abundantes calabazas que eran más grandes y fáciles de ahuecar.
Hollywood, fué la gran difusora del Halloween a través de sus películas. Tanto el miedo como el terror, han sido desde siempre productos tremendamente rentables. Hoy día el Halloween es sin duda una Gran Fiesta y sobre todo un Gran Negocio, en los Estados Unidos y en España también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *