Monasterio de las Comendadoras

2016_may_Comendadoras (9)

 

Por María Rosa Jordán

Exposición de Doña Ana de Orleans

Se ha inaugurado recientemente una exposición de 90 acuarelas de S.A.R. Doña Ana de Orleans, princesa de Francia y duquesa viuda de Calabria, en el Real Monasterio de las Comendadoras de Santiago de Madrid (calle del Acuerdo 19).  El objetivo de la muestra, organizada por la Fundación Comendadoras de Santiago, es cooperar en la restauración del monasterio, que lleva a cabo la arquitecta Emanuela Gambini.

La exposición cuenta con 90 obras y se divide en once apartados con nombres de mujer, cuya denominación comienza por cada una de las once primeras letras del alfabeto: Amalia, Beatriz, Isabel, Katia, Fanny…

La iconografía de las acuarelas va desde paisajes naturales y urbano2016_may_Comendadoras (24)

(Roma, Toledo, Madrid…) hasta frutas, flores y floreros, pasando por interiores y abstracciones de intenso o sutil cromatismo.

La exposición coincide con la inauguración de la sala capitular del monasterio, una de las estancias más singulares del monasterio, espacio de encuentro de las monjas con la aristocracia de la época.   Las paredes están decoradas con papel pintado a mano en la Real Fábrica.       La autora de la exposición en las Comendadoras ha llevado a cabo diversas exposiciones individuales o colectivas en su trayectoria artística y es la presidenta de honor de la Bienal “20 pintores unidos por la acuarela “que recorre diferentes ciudades españolas. Su obra se encuentra en diversos museos.

El Real Monasterio de las Comendadoras de Santiago, uno de los mejores ejemplos del barroco madrileño, fue fundado en 1680 por expreso deseo del rey Felipe IV y su esposa Doña Mariana de Austria.  Don Íñigo de Zapata y Cárdenas cumplió la orden del rey, con los arquitectos José y Manuel del Olmo.   Es el primer monasterio de los construidos en Madrid que se conserva íntegramente en su extensión, en su propiedad y en sus funciones.

El convento de las Comendadoras de Santiago fue declarado Bien de Interés Cultural en la Categoría de Monumento en 1970, por lo que goza de la máxima protección jurídica prevista por la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

Este edificio data de los siglos XVII y XVIII, alberga a las monjas de la orden de Santiago, las Comendadoras.

En 1774 Carlos III encargó a Francisco Sabatini la construcción de un nuevo edificio que vino a completar la manzana.   La Cúpula recuperada se suma a otras zonas del complejo restauradas en los últimos años, como la Sacristía de los Caballeros, las Capillas de las Fuentes de los Caballeros del Tránsito, del Locutorio de las Flores, el patio de Moradillo, la Capilla de los Hábitos y la Capilla de las Niñas.    La Comunidad de Madrid ya ha invertido una suma importante para su restauración y este programa permite a los ciudadanos visitar las dependencias ya restauradas de este conjunto arquitectónico.

Falta recuperar la preciosa iglesia que se aparta de la tipología jesuítica, ya que se trata de una planta de cruz griega, con los cuatro brazos iguales y terminado en forma obsidial.   El altar mayor está presidido por un cuadro de Lucas Jordán, representando a Santiago luchando en la batalla de Clavijo.    Una verdadera maravilla que se debe conocer.

Doña Ana de Orleans muestra sus acuarelas a la corresponsal María Rosa Jordán, de Acpi
Doña Ana de Orleans muestra sus acuarelas a la corresponsal María Rosa Jordán, de Acpi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *