Australia: un sueño

Harbour Bridge. Sydney.

 

Por María Rosa Jordán

 

 

Hace más de dos siglos que Australia fascina al mundo entero, es la única nación del planeta que ocupa por si sola todo un continente, es uno de los más antiguos y grandes con casi 7.741.844 millones de Km2, aproximadamente igual a Estados Unidos, pero tiene solo 25.626.000 millones de habitantes.  Sorprende saber que Australia Occidental tiene la extensión de la India o que en el inmenso desierto Outback de Australia, hay haciendas tan grandes como algunos países europeos pequeños. Australia ocupa un sector propio en el orbe, entre el océano Pacífico y el Índico, en los mapas se aprecia una extensión azul, haciendo pensar al viajero que es más reducido, y no es así, ya que ocupa el sexto lugar mundial después de la Unión Soviética, Canadá, China, Estados Unidos y Brasil. Es un país de grandes contrastes y de exuberante naturaleza, pujante economía, diversidad cultural y sólidos valores democráticos.

Su historia: el Capitán James Cook de la Real Marina británica, avistó la costa oriental de Australia, el 20 de abril de 1770, tomando posesión en nombre del Rey Jorge III, llamándola Nueva Gales del Sur, poco tiempo después fue poblada por unos cuantos penitenciarios en sustitución de las colonias del Atlántico Norte, más tarde se produjo una oleada migratoria formada por colonos, la mayoría holandeses que pretendían explorar o sencillamente buscaban oro, muy abundante entonces y así poder labrarse un porvenir en las nuevas tierras.

DOLARES AUSTRALIANOS
Dólares australianos

 

 

 

 

 

Australia es uno de los cuatro miembros constitutivos de la Commonwealth, en los actuales dólares australianos, se aprecia la imagen de la Reina Isabel II de Inglaterra.  La riqueza del país se centra en la exportación de productos mineros y energéticos, yacimientos de bauxita, carbón, oro, plomo y zinc, primer productor mundial de lana y uno de los más importantes, de trigo, cebada y azúcar. Ciencia y tecnología, en medicina, son responsables de múltiples adelantos, en inmunología, cáncer y fertilización “in vitro “.

 

 

 

Mi experiencia en el país austral, comenzó en Melbourne, capital del estado de Victoria, antigua sede del gobierno, hasta el traslado de la capital a Camberra, los edificios neogóticos fueron financiados con los beneficios adquiridos en la década del oro en 1850.

Tranvía en Melbourne
Tranvía en Melbourne

Los puentes sobre el río Yarra, los parques que alcanzan las cuatrocientas cuartas partes de la urbe, la Catedral católica romana de San Patricio, la National Gallery, el complejo del Crown Casino que se extiende por la orilla Sur del Yarra River, Rialto Towers maravillosa arquitectura, la Ópera at Arts Centre. Los paseos a pie o en tranvía por los distintos barrios “la pequeña Italia“ en la zona de Carlton, los asiáticos en Fitzroy, Chinatown, los griegos en Richmond. Los barrios más distinguidos están en South Yarra y Toorak, donde la victoriana sociedad de origen británico, posee sus mansiones y también a dos horas de viaje al sur de Melbourne, están las ciudades playeras de la Mornington Península, frecuentada durante generaciones por los ricos de Melbourne que huían del ajetreo de la ciudad. Las zonas rurales cercanas a la urbe, como el Yarra Valley y las Dandenong Ranger, lugar donde se encuentran las mejores bodegas de Victoria, vinos que desde la década de 1980 Australia comenzó a despuntar entre los grandes productores de vino.

Central de trenes y suburbano de Melbourne
Central de trenes y suburbano de Melbourne

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bendigo. Pueblo histórico minero central Victoria
Bendigo. Pueblo histórico minero central Victoria
Nativos australianos en el Museo National Gallery of Victoria
Nativos australianos en el Museo National Gallery of Victoria

El encanto de los pueblos históricos mineros de Central Victoria Bendigo, la cuarta ciudad más poblada, fue una de las urbes más importantes de la era victoriana. Y llegamos a Ballarart, para recorrer el museo viviente de

Koala en Waikabout Willdife Park
Koala en Waikabout Willdife Park

Sovereign Hill, donde se recrea los tiempos de la fiebre del oro, viejas tiendas abiertas. El complejo ocupa 25 hectáreas y cuenta con más de 60 edificios históricamente reconstruidos, por sus calles pasean personajes vestidos al uso del siglo XIX. Conocer Grampians National Park y Walkabout Wiidlife Park, es la maravilla de la naturaleza, los preciosos Koalas, los canguros (hay 17 especies) los emús (los avestruces de Australia) y las serpientes de Pitón, entre otros curiosos animales, desconocidos en el resto de países. Una ruta por la Great Ocean Road es la mejor carretera costera de Australia, este recorrido ofrece una mezcla de paisajes, que es quizás la más fabulosa de todo el país, playas arenosas increíblemente extensas (hay nada menos que 7.000 playas) en sus casi 60.000 Kms de costa, además de los 2.092 kms de la Barrera de Coral. Flores silvestres y preciosos puertos de pesca, sobre el telón de fondo de las escarpadas Otway Rangers, se ven la gran cantidad de buques hundidos frente a la costa. Los acantilados tallados por la erosión de las aguas y el viento, ofrecen en el Parque Nacional de Port Campbell, formas dramáticas, entre las que destacan la bautizada con el nombre de “los doce apóstoles” y “el puerto de Londres”.

 Waikabout Willdife Park
Emús en el Waikabout Willdife Park
La autora sostiene una serpiente en su visita a Waikabout Willdife Park
La autora sostiene una serpiente en su visita a Waikabout Willdife Park
Canguro Waikabout Willdife Park
Canguro en Waikabout Willdife Park
La autora en The Great Ocean Road Victoria
La autora en The Great Ocean Road Victoria
The Great Ocean Road Victoria
The Great Ocean Road Victoria
The Great Ocean Road Victoria
The Great Ocean Road Victoria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Parque Nacional de las Montañas Azules debe su nombre a la gran cantidad de árboles de eucaliptos que hay en la zona, al desprender su aceite al aire, producen una bruma azulada, la variedad de vegetación protegida, existen poblaciones de plantas muy raras y antiguas, así como animales aislados, atrapados por las profundas gargantas.

Camberra, capital actual de Australia, que significa “lugar de reunión” es diferente a las demás ciudades del país, ya que fue construida desde cero. Es joven, deportiva y limpia, la verdad es que en Australia no encontré ni un solo papel, ni papeleras, la cultura de sus habitantes es encomiable.

Bienvenidos a Scenic World, con una inclinación de 52º grados es el Tren Panorámico más empinado del mundo, caminar sobre el piso vidriado del panorámico cable Carril Skyway, entre cimas de acantilados sobre el Valle Jamison, toda una prueba.

 

Impresionante vista de Uluru
Impresionante vista de Uluru (Ayers Rock)
Atardecer en Uluru (Ayers Rock)
Atardecer en Uluru (Ayers Rock)

 

Uluru-Kata Tjuta National Park, el Uluru y la Ópera de Sydney son los símbolos más conocidos de Australia.  Este impresionante monolito de color rojo, atrae a más de medio millón de visitantes al año, es lógico que los aborígenes lo consideren un lugar sagrado, llamado también Ayers Rock.

Harbour Bridge. Sydney.
Harbour Bridge. Sydney.

 

Opera House. Sydney
Opera House. Sydney

Sydney Ópera House, con sus techos como velas ondulantes y su impresionante emplazamiento en el puerto, es uno de los emblemas de Australia, la historia de su creación, merecería en sí una ópera. Yo tuve el privilegio de asistir a un concierto en la sala Concert Hall con 2.679 butacas, verdaderamente espectacular. La ciudad se recorre con interés y curiosidad, se comienza el paseo subiendo a los miradores de la Centrepoint Tower, que con sus 309 metros de altura, es la tercera torre más alta del hemisferio Sur, desde donde se domina la ciudad. Hayde Park, Moore Park y los Reales Jardines Botánicos, es la zona verde más importante, visitar los edificios Strand Arcade, el Queen Victoria Building, la Royal Mint y la Gran Catedral de St Andrews.

Opera House. Sydney
Opera House. Sydney

Así nos despedimos de Australia, después de haber recorrido 3.500 Kms y pasar diez días muy interesantes y recomendables para los curiosos que deseen conocer un gran país, Australia.

De interés

 

Para entrar en Australia, es necesario tener un visado que se obtiene por internet y es gratuito (consultar distintos países)

Viajar a Australia desde Madrid (España): nos separan 10 horas de diferencia, hay que pensar que el vuelo dura 24 horas, con breve escala en Dubái, de regreso se dispuso de seis horas para conocer la ciudad de Dubái, ¡asombrosa!

Viajamos en las líneas aéreas Emirates, con el Airbus 380, los aviones comerciales más grandes del mundo y que ofrecen gran confort para sobrellevar las 24 horas de trayecto.

Moneda: dólar australiano 1 euro- 1,46 dólar aus

www.sydneyoperahouse.com/tours; www.camberra.com.au; www.melbourne.com.au ; www.walikaboutpark.com.au

4 thoughts on “Australia: un sueño

  1. Buenas tardes. Siempre recibo comentarios y artículos de la WEB de ACPI .
    Hoy me ha sido muy grato leer y ver las fotos del artículo de Maria Rosa Jordán “Australia un sueño” sobre este país tan alejado de todo, allá en el cono sur, que a la vez está tan presente por sus películas, artistas y diferentes noticias que nos acercan a la tierra más alejada del hemisferio sur, que a su vez nos es cercana.
    Muy interesante la historia de Australia, su forma de vida en la antigüedad, sus costumbres, animales exóticos. Muy buenas fotos de la escritora.
    Desde Madrid quiero felicitar a la Sra. Jordán por acercarnos a Australia.

    1. Estimada Lucía: Estamos de acuerdo con tu opinión. El reportaje de nuestra Maria Rosa es una invitación a visitar y conocer de cerca Austria. Te agradecemos que te hayas suscrito a las entradas de nuestra página. Un cordial saludo.

  2. Hermoso artículo. Me dan ganas de visitar Australia, lástima que me queda tan lejos de mi lugar de residencia. De todas maneras lo tendré en cuenta. Nunca se sabe dónde nos puede llevar el destino.

    1. Estimado Marcelo: Agradecemos tu comentario en nuestra página. Te animamos a que leas los artículos de corresponsalesacpi.es para que disfrutes de más entregas tan excelentes como la de Maria Rosa, una destacada colaboradora de Acpi. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *