Una triste noticia

In memoriam: Alfredo Rodríguez, Vicepresidente de ACPI

Por José Manuel González Torga Presidente de ACPI

Alfredo se despidió de vivir al extremo del año, con discreción, silenciosamente en fechas ruidosas. Me había contado que sus males de huesos eran accidentales, por lo que parecían pasajeros; fracturas dolorosas, pero superables. El pronóstico era peor, aunque él  lo llevaba con estoicismo, sin querer preocupar ni alarmar.

Habíamos retrasado alguna reunión de nuestra Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana, porque él deseaba participar; pero al final, no pudo  asistir. Le visité en la clínica, donde ya no recibiría el alta, que esperaba y esperábamos. Solo muy al final conocí su auténtica gravedad. Y la noticia del desenlace me llegó sin certeza. Prefería no creerla del todo, como si eso pudiera alterar una realidad fatal.

Conocí a Alfredo Rodríguez González hace bastantes años, cuando comenzamos a encontrarnos, repetidamente, en convocatorias de Prensa. Charlábamos sobre temas del momento sin mayor profundización. Años después coincidimos en ACPI y, más adelante, en la Junta Directiva, donde él era Secretario General y yo Vocal. En la última etapa me correspondió ocupar la Presidencia y a él la Vicepresidencia. Como Alfredo vivía cerca de nuestra sede y acudía frecuentemente a la misma, sobre todo con ocasión de los actos que celebramos, podíamos conversar bastante más. Mientras no tuvo quebrantos de salud se mostraba optimista. A través de sus muchas amistades personales, y dada, además,  su capacidad para moverse en instancias administrativas, resolvía asuntos difíciles para otro cualquiera. Le gustaba ayudar con talante generoso.

Alfredo-Rodríguez-320x240

Gallego, nacido en 1943, vivió muchas experiencias que le permitían ser un conversador francamente animado. Cursó la Licenciatura en Periodismo y también, en la misma Facultad de ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, obtuvo el grado paralelo en Imagen y Sonido, así como la Diplomatura en Publicidad y Márketing. Fue funcionario público y accedió a la Licenciatura en Ciencias Policiales, desempeñando, entre otros destinos, misiones en Interpol. Ostentó la categoría de Inspector-Jefe y, entre sus especialidades, figuraba el análisis de la voz humana. Escribió para Prensa en medios españoles, mejicanos y otros internacionales. Además de  sus aportaciones en ACPI, fue miembro de ACPE (Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera) y del Club Internacional de Prensa. Pertenecía al Club de Periodistas Gallegos en Madrid; formó parte de la Junta Directiva de la Asociación Española de Críticos de Arte y estaba integrado en la Asociación de la Prensa de Madrid y en la Federación de Asociaciones de Periodistas de España.

En esta hora trascendente, cuando su muerte le ha alejado físicamente de nosotros, uno siente profunda tristeza por ello.

 Al compartir nuestra condolencia con su familia, y de modo muy especial con sus hijos Alfredo y Beatriz Rodríguez Santamaría, miembros también de ACPI, el recuerdo permanece y se afianza, así como la oración cristiana por parte de los creyentes. Con un deseo final para Alfredo: que Descanse en Paz.

2 thoughts on “Una triste noticia

  1. Estimado Antonio: Muchas gracias por tu comentario. Alfredo fue un pilar importante para nuestra Asociación. Muchos de sus amigos, como en tu caso, brindaron sus condolencias por tan dolorosa pérdida. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *