Ciclo de Pintura Cósmica

FOTO-3a-300x240 ciclo pintura cosmica

Francisca Blázquez ha inaugurado su Ciclo de Pintura Cósmica ‘Luz’ en el Hotel Miguel Ángel de Madrid el pasado 26 de mayo con gran éxito de público

Por Joan Lluís Montané

Crítico de arte, escritor y poeta

La artista madrileña ha inaugurado el pasado día 26 de mayo a las 20:00 horas una exposición de tres días -26, 27 y 28 de mayo-en el Hotel Miguel Ángel de Madrid titulada Ciclo de Pintura Cósmica, ‘Luz’ inspirada en la Ley Universal de la Causa y Efecto. La muestra ha contado con el apoyo de ADE (Asociación de Diplomáticos en España) y de la Academia de Diplomáticos.

 

La pintura desprende una emisión energética muy alta

La exposición ha contado, además, con la presencia del reconocido radiestesista José Luis Martos García de Pamplona quien midió en directo la energía que desprenden las obras pictóricas. Revisó diez obras pictóricas y declaró que: ‘he revisado las pinturas y la medición da bastante alta en general. Hay alguna diferencia de un cuadro a otro, pero pequeña, siguen más o menos, la misma línea de emisión de onda de forma.
La obra de Francisca, al medirla desprende entre 7.500 a 9.000 unidades bovis, eso quiere decir que la energía vibracional es bastante alta. La medición la he realizado con un biómetro de a. bovis, esto es una escala orientativa para ver la energía vibracional que emiten las diferentes formas, dependiendo del enfoque que se le dé al testarlas.
El trabajo en la exposición ha consistido en medir cada cuadro con péndulo y con el biómetro, también con varillas.’ 
Por otra parte declaró que se puede hacer un estudio en profundidad de cada obra, como el efecto que produzca, a corto medio y largo plazo, cómo utilizarlos, cómo armonizar, donde ubicarlos , que efecto pueden hacer a distancia.

Sesenta embajadas y más de 170 personaspintura cosmica

En la inauguración asistieron más de 170 personas y sesenta embajadas. La representación diplomática estuvo formada por embajadores y personal diplomático de diferentes áreas y secciones de las mismas. Entre otros países presentes estuvieron diplomáticos y personal de las embajadas de Rusia, Emiratos Árabes, EE.UU., Palestina, Qatar, Siria, Líbano, Portugal, Grecia, Rumania, Italia, Francia, Túnez, Marruecos, Argelia, Jordania, Japón y otros muchos.

Los diplomáticos se mostraron muy entusiasmados por la medición de los cuadros, admirando el trabajo pictórico y energético de la artista Francisca Blázquez, siendo sus comentarios muy favorables.

El acto inaugural empezó con los parlamentos de Ana María, la portavoz de la Asociación de Diplomáticos en España (ADE). También hablaron Chus Ventura, la artista Francisca Blázquez y el radiestesista.

Francisca Blázquez desde niña la llamaban espíritu. Es una mujer que se ha regido desde siempre por lo espiritual. Concentrada en el arte, disciplinada y ordenada, su visión de las cosas descansa en la dinámica de que todo lo que existe es parte de una misma concepción: todo lo que hay forma parte de una verdad universal y puede transformarse en positivo.

Nace en 1966 en Madrid. Estudia en el Estudio Rajona de la capital de España de 1983 a 1989. Obtiene diversas becas de forma continuada a lo largo de los años en sus estudios, tras rigurosa selección: Estudio Arjona. Dibujo Estatua, Dibujo Figura, Bodegón Pintura, Pintura Figura y Personal Interpretación.

Su capacidad para la innovación le acompaña. Parece que su imaginación es inagotable. No tiene problemas de concentración, es más, la pintura le impulsa a centrarse en la verdadera dinámica de su existencia. Crear para comunicar aquello que pueda contribuir al progreso de los demás y al de uno mismo.

De 1989 a 2002 realizó diferentes cursos: Curso Intensivo de Pintura con Dª Mª Luisa Esteban en el Monasterio de Polo, Pontevedra; Estudio en grupo, Bienal de Venecia; estancia en Nueva York; estancia en París; Círculo de Bellas Artes en Madrid curso Intensivo de Arte Contemporáneo con Mr. John Armleder; Estudio Kassel Documenta con María Luisa Esteban y Curso Completo de 3D (Tres Dimensiones) con Joaquín Carnicer.  Estudios de grabado en Madrid. Estudios de joyería con Pablo Tardón en la capital de España. Se inicia en meditación con William Van Marsenille. Además de poseer una extensa formación en terapias energéticas con diferentes autores y maestros. Pero, en realidad, es, esencialmente, autodidacta y pose una gran intuición que le ha impulsado a investigar en múltiples campos que luego aplica a la pintura y a la vida.

Por otra parte realiza diversas y complejas animaciones artísticas, fotografías digitales y posee una gran producción artística en este medio electrónico de alcance internacional.

Su dedicación al arte es total, hasta el punto de que sus padres cuando iban a pasear por el Parque del Retiro de Madrid siempre comentan que la niña realizaba figuras, esbozos y dibujos más o menos abstractos con un palito en la arena del parque en lugar de jugar como hacían los demás niños.

A los ocho años su padre le compra el primer caballete y su madre y abuela le impulsan en la senda de la pintura. Más adelante  empieza con su obra académica. Está formada por bodegones, naturalezas muertas, figuración y estatua de figura e interpretación, además de interiores de diverso tipo como temas principales. Siempre quiso pintar. Fue constante y muy precoz, siendo muy evolucionada en la época que le tocó vivir.

Investigadora incansable, experimentaba constantemente, siendo muy audaz en el color. De niña dibujaba las muñecas y sus vestidos, se inventaba otras muñecas y originales vestidos y paisajes. Siempre tuvo iniciativa y estaba abierta a la creación.

En el colegio constantemente la destacaban en dibujo, hasta el punto que pintó un  mural en la pizarra que no se atrevió a borrar la profesora hasta que sus padres lo vieron directamente. Más adelante, dejó los estudios y se dedicó de lleno a las Bellas Artes en la Academia Arjona, una de las más prestigiosas y rigurosas de Madrid,  ganando siempre primeros premios, siendo becada. Obtiene cinco becas en Dibujo Estatua, Dibujo de Figura al Natural, Pintura Bodegón –Color-,  Pintura de Figura al Natural a óleo o acrílico e Interpretación.

María Luisa Esteban fue una profesora crucial en su dinámica plástica, potenciando sus dones y habilidades, en definitiva su capacidad creativa sin límites.

Ganaba siempre los primeros premios y se dedicaba a corregir a sus propios compañeros cuando se lo pedían. Muchos de sus compañeros eran estudiantes de Bellas Artes, incluso catedráticos y pintores de una cierta trayectoria. Francisca era muy joven pero ya despuntaba como pintora, siendo seleccionada para la exposición de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid en una muestra colectiva donde estaban los mejores artistas de España dirigida por los más importantes críticos de arte de la época, siendo Raúl Chavarri el comisario general que se interesó por la obra y la quiso comprar, destacándola en ABC.

Abierta a nuevas percepciones pasó del academicismo al impresionismo, después se interesó por el expresionismo, a continuación por el arte abstracto y el arte conceptual. Siempre innovando mezclando radiografías, con fotos, pintura sobre papel, tela y madera, elaborando esculturas de diferentes formatos a las que les incorporaba luz.

Participa en todos estos años hasta la actualidad en alrededor de 400 exposiciones individuales y colectivas en España, Italia, Francia, Portugal, Ecuador, República Dominicana,  Perú, Argentina, Dinamarca, Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, Rusia, Japón, China, México y Suiza. En relación a su asistencia a ferias fundamentalmente  acude a ARCO, con la galería Anselmo Álvarez de Madrid;  feria de COLONIA (Alemania), con la Galería d’ Art Contemporani  Antoni Pinyol de Reus (Tarragona-España); Lineart, en Gent – Gante (Bélgica) con la Galería Berruet Pabellón de Logroño; DeARTE, Madrid (España), entre otras.

En la época en que pertenece a la Galería Anselmo Álvarez de Madrid acude a ARCO y realiza dos macro-instalaciones de 800 metros cuadrados cada una para dicha galería, siendo un éxito por su sagacidad, expresión, sinergia de disciplinas y determinación empleando desde materiales reciclados procedentes de construcción y edificios, tales como puertas de ascensores, maderas, muebles, etc.  hasta luces que iluminan esculturas de grandes proporciones.

Por otra parte, incorpora a las mismas, video creación y danza contemporánea. Es la etapa experimental, con una obra geométrica y a la vez gestual y expresiva, que va más allá de la forma, que pretende revolucionar el medio a partir de una actitud claramente vivencial y metafísica.

Es una época de grandes cambios y transformaciones tanto en su vida personal como profesional. Viaja mucho y expone en América y Europa.  

En esta época su vocación espiritual y cósmica deja su impronta que se va afianzando cuando se dedica a la investigación geométrica y posteriormente al Dimensionalismo.

Francisca Blázquez (www.franciscablazquez.com y www.franciscablazquez.net) autora del Dimensionalismo en 1998, indaga en su obra pictórica a partir de ese año en la investigación angélica, esotérica, exotérica, etérica, átmica, búdica, espiritual, monádica, cristalográfica, la dimensión del amor y galáctica, entre otras. 

Cada dimensión tiene sus propios códigos, formados por la determinación vibracional, concentración diversa de energías que configuran la faceta visible que la artista refleja más allá de la forma conectando a través de la meditación.

En su serie de cristalografías del agua presenta la estructura interna del agua, sus moléculas y sus divisiones con sus subdivisiones, compaginándolas con la esencia iluminada.

Por otra parte en sus series espaciales contemplamos formas de planetas, entidades suspendidas, flotando, también geometrías extrañas y elaboradas a la vez.

Asimismo posee series en las que exhibe la fuerza de los seres dévicos, otras que son esotéricas, relacionadas con lo misterioso del conocimiento profundo que a todos los atañe.

FOTO-2a-300x240 ciclo pintura cosmica II

Y, especialmente, en los últimos tiempos, fundamentalmente, realiza singulares obras  dentro de su particular proceso de meditación. Esta serie es la que está desarrollando en la actualidad, exhibiendo obras de extraordinaria belleza y certeza espiritual que transmiten energía e interactúan con la persona, la empresa y el medio transformándolos a nivel positivo.

La creadora multidisciplinar e interdisciplinar madrileña, esencialmente pintora, pero, también, autora de dibujo, escultura, joyería, fotografía, animación digital, instalaciones,  grabado, performances, video creación, danza experimental, creación digital y arte interactivo, aporta al arte actual armonía entre la ciencia y la espiritualidad, indagando en la energía, prescindiendo del aspecto puramente formal, habiendo superado el ego.

Su obra se halla representada en las mejores colecciones del mundo: Fundación Newman de Chicago, Fundación Argentaria de Madrid, JJ.00. de Pekín -en escultura, siendo seleccionada entre 5.000 artistas de todo el mundo, pasando la criba tan solo 40 entre ellos Francisca Blázquez-, Museo Marugame Hirai de Japón, Círculo Artístico de Venecia, Platinum Collection, Grupo Dúplex, Eurodesign, Bolsa de Comercio de Buenos Aires, 200 empresas suizas,  240 empresas españolas, Unión de Bancos Suizos, Corporación Bancaria Suiza, Museo Arte On, Ayuntamiento de Marbella, Embajada de Mónaco, Embajada de Palestina, Embajada de Egipto, Instituto Egipcio de Estudios Islámicos de Madrid, Casino de Marbella,  N&N,  decenas de obra pictórica en coleccionistas de Nueva York, Londres, París, Milán, Brescia, Bérgamo, Venecia, Ascoli Piceno, etc.

Destacar su exposición en Londres en el estreno mundial de la película What the Bleep Do We Know!? 

Entre sus animaciones digitales destacar la titulada ‘Universo Dalí’, concebida expresamente para la I Exposición Internacional Dolmen de Dalí, proyectada en Casa de la Moneda y en pantalla gigante en la misma Plaza Dalí de Madrid ante mil personas.

Como poeta participa en diversidad de libros, entre los que cabe citar la edición de Mujeres Poetas del Siglo XXI de Lord Byron Ediciones. Asimismo escribe textos y poemas para revistas de arte e imparte conferencias sobre el Dimensionalismo.

Artista sensible y espiritual, desde el principio de su carrera  está siempre relacionada con la espiritualidad, que refleja en su creación.

Trabaja para el Congreso  itinerante ‘Nueva Luz, Nueva Consciencia’,  especialmente en la imagen corporativa, realizando animaciones digitales de una extraordinaria belleza espiritual y arquitectónica y es la artista pictórica del mismo. 

El arte es un medio para expresar energía

Para Francisca Blázquez el arte en la actualidad es ‘un medio para expresar la energía, la evidencia de que existe una abundancia cósmica tan grande con la cual todos podemos ser felices. Solo hay que aprender a conectarse para darse cuenta de ello.’ 

Es fundamental para la creadora madrileña conectarse porque es un paso más en su progreso espiritual evolutivo y constante. ‘Conectarte’, -afirma- ‘me refiero a meditar a través de la glándula pineal, irradiar, abrir los chacras, estar en la no mente. Después  aprender a ser uno con el universo, con la abundancia cósmica que nos afecta a todos. Todos somos uno con la luz, porque todos somos parte de ella.’

Considera que la meditación es fundamental para el progreso artístico y para el suyo propio, aplicándola en todas las disciplinas en las que participa: ‘Cuando estás meditando es el Ángel Solar quien actúa, es el estadio átmico el que te impulsa a hacer lo que hago tanto en mi pintura, como en joyería, arte digital, fotografía, poesía, montajes, instalaciones y otras disciplinas. Pero para conectarte tienes que abandonar el ego, alejarse de la mente egóica, la mente racional que todo lo fiscaliza, para entrar en el proceso de meditación profunda que no conoce límites. El ego es quien nos impone condicionantes. Cuando meditamos todo obstáculo desaparece porque nos convertimos en esencia. Y en plena meditación puedes pintar, crear, moverte, vivir, actuar, porque estás en la plenitud de la meditación activa’.

Es disciplinada y rigurosa, tiene una forma de trabajar meticulosa, porque considera que  todo posee su proceso y su esfuerzo. Claramente su creación va más allá de los limites habituales y considera que todo depende del grado de evolución de uno mismo: ‘Todo depende de la persona, de sus conocimientos, características, formación, forma de ver las cosas, manera de contemplar el mundo y voluntad. Hay que practicar, limpiarse de malos pensamientos, tener los cinco sentidos preparados, buscar la armonía, ser consecuente con uno y con los demás.’

Consciente de que nos encontramos en unos momentos de cambio mundial, sabe que hay que hacer un esfuerzo para cambiar el mundo dentro de la dinámica sostenible y armónica. ‘Estamos en unos momentos de transformación de la humanidad. No hay vuelta de hoja. La energía platino que, procedente del centro de la galaxia está conectando con el planeta, nos conduce a un cambio de consciencia. La pretendida crisis económica no es más que un eslabón del gran cambio mundial para pasar de una sociedad consumista a una sociedad más espiritual y humana.’

Piensa que todos estamos influidos por dicho cambio y que, a la vez podemos influir para reconducirlo: ‘A todos los afecta.  A los artistas plásticos también. Dado que el artista es un ser humano que vive en el planeta tierra. Quizás nosotros tenemos la posibilidad de dar a conocer otras alternativas a la actual forma de ser y de vivir, a través de nuestro ejemplo. En mi caso, yo pinto, no solo dentro de la dinámica del mercado, es decir de la inversión, de lo funcional o de la estética, sino también en línea con los parámetros de la creación que interactúa con la persona en este caso aportando la energía que actúa con el ser humano y el medio.’

Está claro que su forma de pintar descansa en el conocimiento espiritual y energético que posee. Ella es una creadora intuicional. Muchas de las informaciones le vienen canalizadas, aplicándolas a la pintura con decisión. ‘Al pintar canalizando, la energía que plasmo en mi obra luego actúa beneficiando a la persona y al medio. Lo mismo con las otras disciplinas plásticas. Es el poder de la intención, luego de la realización y, ésta, a su vez, transforma actitudes, pensamientos, empresas, personas, ideas buscando lo positivo, lo energético vibracional, la fuerza de la luz, de la iluminación, del conocimiento superior.’

Es una creadora implicada, que, a la vez, posee el conocimiento metafísico, esotérico, espiritual y átmico necesarios para ir más allá de las especulaciones artísticas. Antes, al contrario, considera que su creación es producto de su práctica interior más arraigada y de sus creencias espirituales. ‘Con mi pintura alcanzo un estadio de iluminación. Iluminarse es alcanzar un estadio en el que lo importante es la esencia de lo que somos, no lo que nos rodea o la forma. La materia al servicio de la energía y del espíritu. La materia llega un momento que se ilumina y al hacerlo todo cambia, la percepción del  planeta es otra, el universo ya no es lejano, todos estamos conectados, somos luz, somos esencia.’

La gente es receptiva, conecta la gran mayoría de las veces directamente con la obra y sus procesos espirituales, además de con la energía que desprende. Es casi instantáneo. ‘Hay una conexión muy grande y precisa. Hay personas que me han escrito testimonios comentándome de que se les ha transformado la vida. Empresas que realmente estaban en una situación precaria y todo ha vuelto a cambiar en positivo. Hay testimonios realmente conmovedores. Otros más racionales pero todos con la carga de intensidad del agradecimiento. La gente comenta que mi arte les transforma su vida en positivo. Mi misión es pintar. Soy un canal de comunicación y a través de mi arte y de mi intención plasmo la energía que luego actúa beneficiando.’

Francisca Blázquez, además de ser una excelente pintora y artista, su imaginación es inagotable, considera que el arte también puede aportar su granito de arena para hacer un mundo más sostenible y para ofrecer una vida mejor a las personas. En los últimos tiempos conecta con Nichiren Daisonin, fundador del budismo verdadero, continuador de Sakiamuni,  quien afirma que La Ley Nam-Myôhô-Rengue-Kyô es fundamental para los tiempos actuales, permitiéndonos alcanzar la iluminación.

Francisca posee grandes conocimientos esotéricos, espirituales, místicos y prácticos que combina para cambiar y transformar la vida de todos en positivo.

Su actitud ante la vida, es sobre todo espiritual, complementándose con su actividad creadora.

No es una persona que sea solamente teórica sino que sus conocimientos son tan fundamentales que es capaz de ir más allá de la anécdota y ser coherente consigo misma, no solo como artista sino como persona.

Esto es fundamental dado que en la actualidad poca gente puede afirmar que lo que dice hace sino que intenta hacer. Mientras que Francisca es capaz de ir hasta el fondo de la existencia para poder actuar tal y como es: una mujer espiritual, que se da a los demás y que, a la vez, es una artista excelente. 

Ahora es madre de un niño que se llama Alexis, tiene casi cuatro años, un niño que es más que eso, dado que posee muchos dones, entre ellos el de pintar. Hasta la fecha Alexis lleva mucha obra pictórica pintada, con carácter y garra, con fuerza y expresividad. Otras de sus obras son sutiles, poéticas, pero, sobre todo, su pintura destaca por su clara personalidad y por su actitud determinante, amante de lo sugerente e incisivo a la vez, para ser consecuente con su gran inteligencia. De tal madre tal hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *