30 de Noviembre – Día del Mate

mate acpi1

 

Por Vicente López

 

Seguramente que Andresito Guazurarí (1778-1821) hijo adoptivo de Artigas, guaraní y Primer Gobernador de Misiones de origen indígena, nunca hubiese imaginado que la fecha de su nacimiento sería instituida en el futuro  como la señalada dentro del año para conmemorar el día del Mate. Difundir las bonanzas de esta costumbre tan nuestra, que trasciende tiempos y fronteras; y que lejos de perder vigencia cada día se pronuncia y profundiza más como parte del ADN de los pueblos de la América del cono Sur, es sin duda el motivo principal de dicha celebración.  El Comandante Guazurarí además de haber sido un gran matero a nivel personal, fomentó en los inicios  la producción de su cultivo a gran escala, e impulsó en gran medida la difusión y comercialización de la yerba mate por aquellos tiempos.

Mates de Plata
Mates de Plata

Mencionemos también el importantísimo papel que desempeñaron los Jesuitas y sus reducciones en la selva, ya que fueron ellos quienes en los inicios, al contactar con los indios Guaraníes, observaron con asombro la envidiable vitalidad y lo saludables tanto física como mentalmente que estaba esta gente. Les llamó la atención que practicaban el consumo de la yerba mate (de una forma más rudimentaria ya que filtraban el líquido con los dientes) y asociaron ese bienestar con el consumo del mate; tal vez a los Jesuitas debamos la actual forma de tomar el mate, cebado en un recipiente de calabaza (que ya los indios llamaban Mati) y una bombilla de caña para filtrar.

 

El consumo del mate fue desde el inicio adoptado por todas las clases sociales, tanto los grandes señores como las clases más desfavorecidas incluidos los esclavos, hicieron énfasis en su consumo. La diferenciación social quedó estipulada en que, en las grandes familias, la preparación y cebado era cosa de la servidumbre, y obviamente en que el recipiente ó mate debía ser digno y representativo del nivel económico y social de la familia en cuestión. Así nació toda una cultura en torno al mate y los mejores orfebres y joyeros compitieron en fabricar ostentosas piezas, muchas de ellas hechas con metales preciosos, siendo en gran medida estas obras, orgullo y estandarte de la platería criolla.

mate porteño

Tomar mate en sí mismo es una práctica cultural muy arraigada en el cono sur de América, que más allá del consumo propiamente dicho y lo saludable que pueda resultar para el individuo, la práctica en sí genera una serie de hábitos protocolarios conductuales, relacionados con la sociabilidad de las personas, importantísimos. En una mateada se juntan personas, comparten tiempo, se conversa y se escucha al otro, se oye uno a sí mismo, se reparten los tiempos, se igualan a las clases sociales (todo el mundo toma mate), es camaradería, generosidad, desahogo, hospitalidad, modestia, familia, celebración, estudio, luto, vida, amigos, compartir y sobre todo estar frente a frente con el otro sin mediar ninguna tecnología punta de por medio.

 

El Mate no tiene contraindicaciones, es un poderoso antioxidante que supera al té verde, contiene saponinas (regulador del colesterol) que espabilan y ayudan a fijar la atención; además de poseer muchos minerales y vitaminas imprescindibles para el cuerpo humano. Se están efectuando estudios sobre el efecto protector que actuaría sobre la irradiación de rayos ultravioleta y gamma, y no olvidemos que es un protector del ADN, ya que tiene características antimutagénicas, grandes aliadas en la prevención de muchos tipos de cánceres.

 

Al árbol de la Yerba Mate (Ilex Paraguarienses) consiguieron domesticarlo los Jesuitas no si grandes esfuerzos, pero este secreto fue celosamente guardado; así se consiguieron grandes yerbatales alrededor de sus Misiones que superaron rápido económicamente a otros cultivos. La distribución racional de los réditos que producían los yerbatales incluyendo la parte de los indios, consiguió que los Guaraníes pagaran impuestos a la Corona y tuvieran una consideración muy superior a los demás indígenas del Imperio. Este hecho generaba muchas enemistades con los grandes terratenientes tanto españoles como portugueses, que veían en ello un pésimo ejemplo para sus haciendas.

 

Ya por esa época los Jesuitas habían introducido la Yerba Mate en Europa como “Té de los Jesuitas”, estos hechos sumados a que el Ilex Paraguarienses no se dejó transcontinentalizar, es decir que en los territorios africanos ó asiáticos controlados por los Británicos los intentos de transplantar el árbol fueron nulos (no así repitiendo los ejemplos del Té y el Café), resultó que Gran mate noviosBretaña que tenía el monopolio del té se impuso y prohibió la exportación; esto sumado a la expulsión de los Jesuitas en 1770 (que se llevaron el secreto de la reproducción con ellos) fueron los motivos por los cuales el mate se difundió solo a nivel local por varios siglos; hasta hoy en que podemos disfrutar de esta bebida de dioses como la catalogaban los indios en cualquier lugar del mundo.

 

Como colofón mencionar que si bien el mate es una bebida líquida, podemos asegurar que casi nadie toma mate porque tenga sed, sin duda es porque es mucho más.

 

 

 

 

Como tradicionalmente venimos haciendo en A.C.P.I.  todos los 30 de Noviembre celebramos el Día Iberoamericano del Mate. Este año realizamos en nuestra sede una gran mateada conferencia con los corresponsales asociados de diversas nacionalidades, donde se resaltaron las muchas cualidades y propiedades de este consumo en un ambiente distendido y fraternal. No faltaron el mate cebado y mate cocido y algunas delicias gastronómicas rioplatenses, que nos acompañaron en una larga y amena charla con los colegas de Ecuador, Perú, Uruguay, Chile, Argentina y España

mate acpi

 

Webmaster: Ana Lucía Ortega

Madrid: ocio, eventos y cultura. Más allá de la Navidad

madrid acpi

 

Por María Rosa Jordán

 

Nueva York, París, Londres, Buenos Aires, por propia experiencia, puedo asegurar, que la ciudad de Madrid, no puede envidiar en cultura y ocio, a ninguna de ellas.  Además se iluminan las céntricas calles, y se anuncia la Navidad, el ambiente alegre de los turistas y madrileños, es inigualable.

Teatro Calderón “La Familia Addams”
Teatro Calderón “La Familia Addams”

 

Los musicales que se exhiben en La Gran Vía y otros barrios: Teatro Nuevo Alcalá con “Billy Elliot”, la historia de un niño dedicado a la danza clásica. Teatro Coliseum “El Guardaespaldas”, recreación de una bella película. Teatro Calderón “La Familia Addams”, los monstruos de la pantalla.  Y el Teatro Lope de Vega, donde El Rey León, lleva 6 años en cartel.

 

 

Los amantes de la ópera, deben conocer el Teatro Real, que acaba de cumplir 200 años de existencia, y en la Gala que tuvo lugar hace pocos días, se conmemoró los 20 años de su reapertura.  Las óperas recientes, son “La Favorita” de Donizetti en concierto, “La Bohéme” de Puccini con una maravillosa puesta en escena, y el Ballet Nacional de España recreando los cuadros de “Sorolla”.

 

Las actividades paralelas son muchas: Cursos de ópera, Enfoques, Taller recreativo, Ópera en cine, las visitas totales del teatro. Y una oportunidad, no pierdas el tiempo, si tienes menos de 30 años, puedes comprar las mejores butacas, por sólo 19 euros. No dejes de conocer la música en estado puro.

 

 

 

“La Bohéme” de Puccini en el Real. Foto de Javier del Real
“La Bohéme” de Puccini en el Real. Foto de Javier del Real

El Teatro de La Luz Philips Gran Vía, nos ofrece un variado y buen programa durante todo el año. Actualmente se ofrece el musical “La reina de las nieves” y cuatro espectáculos más llenan sus salas.  Este grupo lleva los espacios del Teatro Infanta Isabel, Teatro Cofidis Alcázar, Teatro Lara y Teatro Galileo.

 

“Gibraltareña” es un espléndido trabajo de la actriz Elisa Matilla en el Teatro Bellas Artes, alternando con otras obras muy interesantes como “ Troyanas” de Eurípides, una coproducción del Teatro Clásico de Mérida, dentro de la variada programación del Teatro Español.

 

El Teatro del Canal, presenta Madrid en Danza y El festival de otoño en primavera, además de una variada programación, repartida en sus salas. Imprescindible en el Teatro Amaya, ver a Arturo Fernández en “Alta Seducción”. En el Centro Cultural de la Villa, Teatro Fernán Gómez, tuvo lugar un magnífico homenaje  a la desaparecida gran bailarina, Mariaemma.

 

Pronto se estrenará “Casa de Muñecas” de Ibsen y veremos un Jardiel Poncela para el siglo XXI con la puesta en escena “Usted tiene ojos de mujer fatal”. En las salas de exposiciones del Centro Cultural, se puede contemplar la muestra “Basilio Martín Patino”, Madrid rompeolas de todas las Españas.

 

El Teatro de la Zarzuela dirigido por el argentino Daniel Blanco, a quien felicitamos por su enorme gestión. La zarzuela “El Gato Montés”, el concierto del tenor Javier Camarena y El Ballet Nacional de España, “Electra” llenan diariamente la sala del teatro.

 

Para asistir con niños a varios espectáculos, recomendamos: El Teatro Reina Victoria  con “Peter Pan”, “Tarzán el musical” y “Annie Jr”.

 

El famoso Circo del Sol con “Tótem”, el Circo Price y el Circo mágico, un reino de ilusiones.

 

 

Museos y Exposiciones

En la Fundación Mapfre el asombroso “Zuloaga”
En la Fundación Mapfre el asombroso “Zuloaga”

El Museo del Prado nos asombra con “Fortuny  1838-1874” excepcional muestra,  y una serie de singulares pinturas de pólvora del pintor chino Cai Guo-Qiang.

Museo Thyssen Bornemisza presenta “Picasso/Lautrec”
Museo Thyssen Bornemisza presenta “Picasso/Lautrec”

Fundación Juan March: nos enseña el movimiento Arts and Crafts en Gran Bretaña  “William Morris”. Fundación Mapfre con el asombroso “Zuloaga” en el París de la belle Apoque 1889-1914. El Museo Thyssen Bornemisza presenta “Picasso/Lautrec” diálogo artístico entre dos figuras capitales de la vanguardia. Biblioteca Nacional: “Los viajes a Tierra Santa en los siglos XVI y XVII” y la exposición “José Zorrilla”, poeta popular.

 

“Federico Fellini sueño y diseño” en el Círculo de Bellas Artes, que ha cumplido sus 10 años de vida ininterrumpida, con la mejor música de Jazz Círculo. “Alphonse Mucha” en el Palacio Gaviria. El Museo Arqueológico trae “El poder del pasado. 150 años de arqueología en España”.

 

La Casa de América  “Chaco Ra´Anga. Territorio acotado” donde se puede realizar una visita a este precioso palacio. En la Casa Árabe,  emplazamiento cercano al Parque del Retiro, las actividades organizadas son muchas. Últimamente dieron un espectáculo fuera de serie:  “Hamsa para soñar” que se trata de un concierto de música árabe, sefardí, flamenca y africana.

 

Visita el Palacio Real y sus exposiciones.  Y en el Museo de América, la exposición: “Al encuentro del Gran Espíritu”.

 

Los amantes de la música Clásica no pueden perderse la gran programación de la Fundación Excelentia.  También podrán asistir a los conciertos de la Banda municipal de Madrid, con un programa de Navidad muy bonito.  En el Auditorio Nacional de Música, se ofrecen grandes conciertos y los de Año Nuevo son fuera de serie.

 

Websites donde se puede ampliar información:

 

www.fundacionexcelentia.org

www.revistateatros.es

www.guiadelocio.com

 

webmaster: Ana Lucía Ortega

¡Silencio! Se lee

Silencio LIBROS

 

 

 

¡Silencio! Se lee

 

La nueva iniciativa de ACPI de invitar a todos sus socios a una hora semanal de lectura en silencio en la sede de la asociación, tuvo una presentación en la que se plantearon interesantes reflexiones sobre el conocimiento y las nuevas tecnologías. A preguntas de su presidenta, Sully Fuentes, los participantes en la mesa de debate desgranaron sus aportaciones, partiendo del hecho de su preferencia por el libro de papel, que resiste a los medios electrónicos, como un objeto de disfrute en sí, que permite un placer sensorial a través de la bibliofilia.

 

El escritor como contador de historias fue el eje de las reflexiones de Agustín Puente Muñoz, abogado y director de comunicación de la agencia literaria La Clave. Buen conocedor del mundo editorial, Agustín Puente insistió en la importancia de saber transmitir, de escribir, a la hora de poder publicar, porque, no conviene olvidar que las editoriales son empresas, atentas al rédito económico.

 

Ante tal realidad, el escritor, pero también abogado, Emilio Porta, planteó trascenderla mediante la consideración del creador como fuente de conocimiento que inunda a sus lectores a través del diálogo que se establece entre el autor y el lector, en una fecunda relación que sigue viva, pese a tantos condicionantes económicos. Planteamiento ilusionante, favorecido por las nuevas tecnologías, en la medida en que estas reduzcan costes de edición, que llevan a Porta a considerar que hoy en día disfrutamos de grandes escritores, que en nada desmerecen de otras épocas.

 

EL SILENCIO DE LOS LIBROS

 

 

 

Sully Fuentes había inquirido por qué hoy en día no existían Cervantes, lo que fue contestado por Puente y Porta con respuestas que incidían en la buena salud del creador, cada vez más volcado en una literatura capaz de trascender los géneros en una muestra más de la potencialidad del autor.

 

Más pesimista se mostró el periodista e historiador Juan José Echevarría, quien advirtió sobre las aristas más negativas de la revolución tecnológica a la que asistimos, poniendo el énfasis en la cultura entendida cada vez más como entretenimiento y en la banalización de los contenidos, alentados por el acceso cómodo a los contenidos, lo que podría terminar afectando a unos creadores que no necesitaran acreditar su condición esencial de fuente de conocimiento.

 

Interesantes reflexiones que ahora, todos los lunes de cinco a seis de la tarde, podrán ser objeto de disquisición, propiciada por el silencio que queremos inunde la sede de nuestra asociación. Un silencio creador y de gozoso tiempo de lectura, al que invitamos para su disfrute a todos nuestros socios.

 

 

 

D.e pie de izquierda a derecha: Vicepresidente de ACPI Juan José Echevarría, Tesorero Vicente López, Sully Fuentes, Comunicación La Clave Agustín Puente y el escritor Emilio Porta

ACPI La hora del silencio de los libros

Finlandia celebra un siglo de independencia

 

Enhorabuena a Finlandia por la celebración de un siglo de independencia.

Corresponsales de Prensa Iberoamericana

 

 

Azul Finlandia

 

Finlandia está celebrando el centenario de su independencia lograda el 6 de diciembre de 1917. Fue territorio sueco durante seis siglos, hasta 1809, cuando fue anexionada por el Imperio ruso, pasando a ser el gran ducado de Finlandia, entidad autónoma de Rusia, hasta que se independiza. Actualmente, es una república parlamentaria y democrática

Durante este año, a punto de terminar, la nación finlandesa ha estado mostrando sus logros con numerosos actos que han tenido y tendrán lugar en Finlandia y en el extranjero

Por lo dicho, HOY, es un gran día festivo para el país nórdico y el Instituto Iberoamericano de Finlandia en Madrid lo celebra con una interesante propuesta cultural “100 años y 100 objetos de Finlandia”. No menos han hecho los institutos finlandeses presentes en toda Iberoamérica. Al mismo tiempo la exhibición “100 años de arquitectura y diseño finlandés” que ha recorrido Europa ha permitido al mundo acercarse al arte de un país que ha creado tendencias.

El lema de este año conmemorativo es “Juntos” (“Yhdessä”), y en eso los finlandeses lo hacen “a pie juntillas”. Una treintena de países se unieron a las celebraciones de este miércoles vistiendo sus grandes monumentos con los colores de Finlandia.

Centenario-FI

 

100 años y 100 objetos de Finlandia

Con esta muestra estamos invitados a conocer este país a través de una cuidadosa selección de objetos que marcaron un momento importante en la vida cotidiana de sus habitantes.

 

1958-Cafetera-Pehtoori-para-cafe-de-filtro-copy-Rauno-Träskelin-WEB-

 

100 años de independencia y 100 objetos con los que los españoles van a familiarizarse con la historia de Finlandia. Desde el modesto pan hecho con harina de corteza de pino a la canastilla de maternidad símbolo de la sociedad del bienestar, pasando por la estilográfica del compositor Sibelius, la exposición mostrará la esencia de la nación, el paso de una sociedad forestal al país democrático y avanzado que es Finlandia en la actualidad.

100 objetos de Finlandia están expuestos en el Museo de Artes Decorativas de Madrid, donde podrá verse hasta el 14 de enero de 2018. Es uno de los eventos principales del Instituto Iberoamericano de Finlandia para celebrar el centenario de la independencia y ha sido producida por varios institutos de cultura y ciencia del país nórdico, coordinada por el Instituto de Finlandia en Estonia.

 

 

 

 

Foto: Rauno Träskelin.

Instituto Iberoamericano de Finlandia

La exposición conjuga diseño, historia y elementos cotidianos. Se inauguró en el Museo de Diseño de Helsinki y a lo largo del año del centenario ha visitado Tallin y Oslo antes de llegar a España, donde se verá el exacto día del centenario. Posteriormente, 100 objetos de Finlandia irá a Riga.

 

laponia

Lago en el pueblo Parantala 80

 

 

Finlandia es la tierra de los mil lagos a lo largo del archipiélago. Es el escaparte del sol de medianoche, y de la Aurora Boreal. Es el auténtico hogar de Papá Noel. Su residencia está en la fría Laponia.

Este país de 5,5 millones de habitantes tiene muchos recursos para celebrar y compartir. Cuenta con 39 parques nacionales, y en 2017, con motivo de la celebración del 100 aniversario como país independiente, se inauguró uno más el Parque nacional Hossa. Los paisajes y la biodiversidad han sido muy destacados este año especialmente.

 

Queda claro que Finlandia para este acontecimiento se toma muy en serio lo de conservar sus tradiciones, valorar los elementos que le identifican y preservar la naturaleza. Más que nunca ahora, que se ha hecho mayor,  ha cumplido 100 años.

                                                                                                                                                                                                               

Foto del lago finlandés de Pekka Rantala

Actividades de ACPI

IMG-20171204-WA0007

“La hora del silencio de los libros” 04.12.2017

Hemos creado un nuevo espacio para que los socios puedan tener más material para sus trabajos periodísticos y para su formación personal. Estamos formando una biblioteca al alcance de todos con donaciones de libros de literatura, del ámbito científico, de la comunicación periodística, del turismo, etc.

Todos los lunes de 17 a 18 se habilitará, a partir de enero, un espacio de “silencio y lectura” en nuestra sede. Para hablar sobre la importancia de mantener el hábito de leer especialmente en formato papel, hemos convocado a tres expertos de reconocida trayectoria: Agustín Puente Muñoz, abogado y director de Comunicación La clave, a Emilio Porta también abogado y brillante escritor y Juan José Echevarría Pérez -Agua, vicepresidente de ACPI, periodista, doctor en historia y director de la Escuela Superior de Imagen y Sonido CES. Una hora y minutos de una riquísima reflexión sobre la importancia de apreciar el patrimonio cultural que tenemos a nuestro alcance.

IMG-20171205-WA0063 (1)

 

“El mate como identidad de algunos pueblos de América del Sur” 05.12.2017

Dada la importancia de conocer todos los detalles que nos identifican como iberoamericanos ACPI desde el 2016 viene poniendo el foco en ciertos productos gastronómicos que unen a los pueblos. Uno de ellos es el mate, una infusión milenaria de la yerba “Ilex paraguayensis” que marca la vida cotidiana de los pueblos que están bordeando los cauces de los ríos Paraná y Uruguay

El mate y sus propiedades saludables, su presencia en refrescos y licores, en repostería y en el sector de la estética, etc. ha motivado un encuentro donde los corresponsales del Cono Sur han demostrado que está presente y muy arraigado en todas las clases sociales de Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay. Aquí los podemos apreciar en una degustación de esta infusión.

También queremos compartir una entrevista que realizó la presidenta de ACPI Sully Fuentes a la sumiller argentina Carla Johan

Día Iberoamericano del mate

 

 30 de Noviembre: Día del Mate                                                          

 

FILOSOFÍA DEL MATE AMARGO de DANIEL VIDART  

Antropólogo,escritor y ensayista uruguayo

mate

Canta la pava en el fuego. El agua barbota, la tapa se sobresalta y estremece de tanto en tanto y una nube de vapor se escapa por el pico de la tiznada ave de hierro que empolla en el nidal de brasas.
Una mano sarmentosa, de corvos dedos y anverso velludo, toma la pava del asa, la arranca de su rojo echadero y con una delicadeza sorprendente para tan tosco instrumento humano la inclina con preciso ademán sobre la boca del mate.

El agua hirviente cae en el óvalo donde la bombilla se yergue como un mástil de metal. La verde barriga de la galleta, retobada de yerba, recibe con fruición la cebadura; runrunea, se hincha, tiñe con amarga clorofila y escondidos alcaloides el agua virgen y desde lo hondo teje un círculo de espuma que sube lento, impecable, perfecto, hasta coronar el borde.

Cuando parece que va a romperse el anillo virtuoso cesa el chorro gorgoteante y la golilla se queda allí, quietecita, esponjada, simétrica como una boca pronunciando una o de asombro, grácil como la armada de un lazo detenida en su vuelo.

El hombre lleva la bombilla a sus labios. Sus ojos miran sin ver, fijos en un punto lejano. Están abiertos hacia afuera pero contemplan la íntima estatua de un ensueño. Su cuerpo no se mueve; la llama lo baña con luz anaranjada, lo envuelve con finas víboras de cobre y hace danzar su sombra sedente sobre la pared de fajina, esto es, de ramas azotadas con barro.

Sorbe el hombre con succión pareja y deleitosa la tisana ardiente, descansa un instante, vuelve a chupar sin pausas y, al fin, con un rezongo soterrado, nacido en la entraña misma de la calabacilla, el mate anuncia que está exhausto, que aguarda una nueva transfusión de agua vivificante y cordial.

Pero describir un rito es quedarse en lo meramente externo, en lo adjetivo y ornamental. Tras el ademán litúrgico de preparar, cebar y tomar el mate se define tácitamente una concepción del mundo y de la vida, todo lo humilde que se quiera, pero tan válida y cierta como las de pretendido aliento universal. Tras la corteza de una costumbre cotidiana y popular, que remansa la vida, que atempera el desvelo de los días ciudadanos y ahonda la meditación de las jornadas campestres, madura la pulpa de un fruto filosófico. Y es en esa filosofía que deseo indagar ahora, buscando en el tibio y familiar mundo del mate lo que muchos orientales los del universo folclórico no advierten por estar tan cerca, y lo que muchos otros los de la novelería transatlántica – ignoran por estar tan lejos.

Un estudio completo sobre el mate debe integrarse con dos capítulos que deliberadamente omito: el histórico y el botánico. La historia del mate y su difusión en Sudamérica es interesantísima; y el análisis de sus propiedades estimulantes y medicinales encamina hacia territorios reclamados por los botánicos y los químicos, cuando no desemboca en el capítulo preventivo de la higiene social.IMG_20171130_191907_1_BURST010

Pero no es mi propósito hacer la filosofía del mate amargo basándome en datos que se puedan preguntar o leer. A los ilustres oficios del historiador y del naturalista yo prefiero la humilde tarea del adivino de verdades. Una cosa es el conocimiento y otra el pre-sentimiento. Media entre ellos la distancia que separa la descripción de la interpretación.

La historia del mate puede ser reconstruida con paciencia erudita; al espíritu del mate solo puede encontrarlo la corazonada intuitiva. Porque la intuición, como decía Bergson, no es otra cosa que la visión directa del Espíritu por el Espíritu. Caben, dentro de la interpretación filosófica de la costumbre del mate amargo, una socionomía, una metafísica, una psicología, una ética y una estética.

La socionomía del mate nomos no es lo mismo que logos tiene que ver con la conducta del grupo cuando se le bebe colectivamente. El mate vence las tendencias individualistas del criollo y lo adscribe al collar humano que el cimarrón atraviesa como si fuera un hilo de simpatía coagulante. El recién llegado es recibido con un mate; al montado que parte, cuando lo aguarda el campo abierto, se le obsequia con el mate del estribo. Ambas actitudes configuran la aceptación al grupo social y la despedida del grupo a uno de sus integrantes.

El mate, a su modo, empareja las clases sociales, porque a todos pertenece. Lo bebieron patrones y peones en la rueda patriarcal de otrora; jefes y soldados en los vivacs revolucionarios; amos y esclavos en los floridos patios de las casonas coloniales. Y en todos los tiempos fue el mate el que hizo la rueda y no la rueda la que trajo al mate.

La periferia cultural de la estancia pretérita estaba limitada por el invisible cerco del mate, que iba de mano en mano, de boca en boca, de corazón en corazón. El oasis del desierto blanco, pura arena y esterilidad, se anuncia con una ronda de palmeras; el oasis humanizado del desierto verde de nuestras cuchillas recibía al peregrino ecuestre con el redondo brocal de un fogón de mateadores hermanados en la niebla del humo. Y hoy mismo, el lazo que ata a los troperos que aguardan la noche a cielo abierto es más delgado que la seda pero más fuerte que el destino: es un mate caliente, cariñoso, que gira como un planeta en la órbita de la soledad y expresa, con el mudo lenguaje de los símbolos, lo que amadrinan los silencios de aquellos cansados jinetes.

El mate orientalizó y orientaliza al gringo. A poco de estar en nuestra tierra, entre arrayúas y órdagos, matearon mis arrevesados antepasados vascos los correspondientes a mi apellido paterno Vidart (entre caminos) y al materno Baratçabal (huerto ancho) , y como ellos se hicieron al verde los italianos gesticulantes, los ingleses flemáticos, los gallegos nostálgicos y los judíos talmúdicos. Antes de saber hablar el español sabían cimarronear. Y se acriollaron lindo, porque el sol de la nueva patria salía de adentro para afuera en vez de entibiar desde afuera para adentro. Al fin y al cabo mate es sociedad y sociabilidad, ejercicio que agruma a los hombres y concita voluntades, corral de confianza humana en medio de un mundo desapacible y hostil.
Maestras estudiantes de la Un iv de Navarra

Y ¿qué decir del mate viajero que acompaña al uruguayo cuando peregrina por el orbe, a ese uruguayo devoto que padece angustias mortales cuando no encuentra en las tiendas de ultramarinos a la generosa, a la escasa yerba de sus amores?

La metafísica del mate amargo nos transporta al polo opuesto de la sociabilidad, es decir, nos enfrenta con la persona, con la criatura que sabe que va a morir y padece la nostalgia del Ser. Y de tal modo hombre y mate dialogan mano a mano, sin intermediarios, ya en la hora de la amargueada matinal, ya en la del rito vespertino. El mate de la aurora ordena la estrategia vital del día que se inicia. El mate del crepúsculo hace recapitular sobre las cosechas inconclusas del día fenecido. Y como el día es, según los chinos, una vida en miniatura, el mate está en sus dos puntas para preguntar con la voz de los hombres y para contestar con la voz de los dioses (o de los demonios).

 

 

                                                                                 

 

Los griegos tenían el Oráculo de Delfos; los criollos se contentaron con el Apolo del mate y con la pitonisa de la yerba. El mate es el compañero, el deudo, el alter ego de la criatura fugaz que lo interroga. ¿Qué piensa ese hombre solitario mientras el amanecer golpea en su intimidad con los nudillos  de una nueva jornada? ¿Qué busca esa conciencia vigilante y dolorida cuando las sombras se apean? No está por cierto el alma vacía ni es la dulce imbecilidad del far niente la que cautiva el yo del mateador abismado en sí mismo.

IMG_20171130_184223

Sumergido en las vidas que pudo vivir, removiendo la hojarasca de las intenciones fallidas o los sentimientos no correspondidos, el hombre busca y rebusca las imágenes fugitivas de su memoria, que a veces corre como un torrente y a veces se remansa en oscuras lagunas. Pertinaz y caviloso, mientras mate va y mate viene, el matero evoca su finitud individual en la casi infinita cadena de generaciones humanas, traspasa los límites de las ultimidades que la vigilia condena al olvido, y, como ejercicio postrero, rescata del océano de los recuerdos los escasos instantes felices aparecidos a lo largo de su vida como diminutas y raras islas de plenitud, desvanecidas en el momento de desembarcar en ellas.

La hora del mate no es, pues, un tributo a la pereza, ni un agujero en el tiempo, ni un pozo de aire en el espíritu. Es una hora grave, de regreso al limbo de lo que está por nacer, de recreación existencial, entre angustiada y gozosa, de lo que fue y de lo que vendrá. Cuando se matea el pensamiento y el sentimiento, de la mano, emprenden vuelo hacia la región transparente de las ideas y allí se quedarían si no fuera porque el agua se enfría y la yerba se lava.

Il pensieroso de Miguel Ángel y Le penseur de Rodin se apoyan en su mano, blandamente el caballero florentino y en un crispado puño el hombre que corona La Puerta del Infierno. El mateador, en cambio, estrecha la sustancia vegetal del porongo o de la galleta insignia esta del avezado matero y, al tiempo de apurar la infusión estimulante, piensa, tal vez sin querer, en sus recoletas alegrías y sigilosos pesares, en los modelos desvaídos de lo que pudo ser y fue aniquilado por la desprolijidad del esfuerzo o por el invierno del desamor.

Y, de tal modo, el leve ejercicio físico suscita una honda respuesta psíquica. El contacto con el cuerpo liso del mate y su sedosa epidermis, expresión y límite del pequeño cosmos aprisionado en un cuenco, pone al hombre en estado de gracia para enfrentar el gran cosmos que lo estrecha con su abrazo de meteoros y de estrellas, o, aun más perentoria y cercanamente, con el microcosmos que lo encara con la coetaneidad del drama humano.

IMG_20171130_185731

La psicología del mate se asienta en otras capas del ser. Hay un lenguaje de persona a persona, de sexo a sexo, cifrado e intencional, que las tradiciones rurales y urbanas han consagrado desde los tiempos de la Colonia. Todavía en los pagos del Uruguay profundo es posible que persista el cifrado lenguaje entre mujer y hombre, cuyo vehículo es el mate. Un mate servido por manos femeninas puede encubrir una furtiva caricia, un roce sigiloso que salta como una chispa eléctrica de uno a otro sexo. Este es, empero, el eterno lenguaje entre la mujer y el hombre. El antiguo lenguaje del mate era aun más sutil, más ladino y expresivo. Frío, significaba desprecio; muy caliente, amor ardiente; lavado, a tomar mate a otro lado; espumoso, te quiero. Si la moza le agregaba cáscaras secas de naranja quería decir te aguardo; si canela, pienso en ti; si coco, volvé pronto; si toronjil, estoy enojada.

Roberto Ares Pons, en su Elogio del mate, escrito a mediados del siglo XX, advertía que en las tierras de la cuenca del Plata la pampa y la ganadería cerril que hicieron al hombre huraño y solitario, se ignoró el requiebro galante y la sensibilidad, y los sexos se polarizaron, agudizándose su natural enemistad. Para vencer el hábito errante del hombre y constreñirlo a la domesticidad la mujer se valió del mate. Y, a su vez, el hombre llegó a sentir que no poseería realmente una mujer hasta que ella le cebara mate a él, a él solo, en una indefinida sucesión de madrugadas y atardeceres.

La ética se relaciona con todo el ceremonial interno y externo del acto de cebar, recibir y devolver el mate. Quien lo bebe debe respetarlo, sorberlo totalmente, no andar removiéndole la bombilla, no obstruirlo con chupadas desparejas. Ha de aguardar su turno, decir cortésmente gracias cuando no apetece más, levantarse para devolverlo si lo sirve la dueña de casa. Quien lo ceba ha de procurar que no se lave, darlo vuelta a tiempo y, sobre todo, no romperle el copete. Si un mate se desparrama se arruina toda la cebadura: su espumita tiene la virtud mágica del sabor, de la enjundia, de la bivalencia sexual de un utensilio andrógino, femenino en la calabaza y masculino en la bombilla…Un mate llorón, chorreado, sucio de yerba desbordada, es un mate de maturrango, un mate descastado y hereje.

La estética, finalmente, se refiere a lo extrínseco, al continente y no al contenido del mate.

Hay mates de pobre, peladitos, sin ningún ornamento, lustrosos de tanto manoseo fraterno. Hay mates carcelarios, tatuados por los presos, quienes, con todo el tiempo del mundo por delante, los adornan con raras figuras escapadas de su fantasía, con escudos de la patria y letras de barroco trazado. Hay mates de estanciero rico, con anchas bocas retobada de oro y plata, rematadas por bombillas de lujo, tan ostentosas como los tiradores y cabezadas de recado que proclaman, merced a la profusión de metales nobles, las excelencias sociales del status. Otros mates de lujo lucían presuntuosos y macizos vientres de plata pura, sostenidos por un pie gentil, y llenos de sellos áureos, de iniciales entrelazadas, de opulentas flores y animales mitológicos.

Hay, o había, recipientes de factura europea, modelados en fina porcelana vienesa, con pajaritos y angelotes pintados en su barriga frágil. Eran los artísticos emblemas de las doñas del patriciado y herederos de los coloniales, aquellos que cebaban y azucaraban las negras solícitas y las señoras bebían con morigerado empaque, entre puntada y nudo, mientras volteaban los títeres femeninos de la vecindad con palos de mujer, que son más pesados aun que los palos de ciego. Y hay, para terminar con este apresurado inventario, mates bastardos, indignos siquiera de mención por un matero de ley. A estos mates así se les llama solamente por la yerba y la bombilla, pues se beben en vasos de vidrio, insípidos, bocones, sin paredes curadas, sin solera ni tradición.

Esta es la filosofía, o mejor, mi filosofía del mate amargo. Que el lector, si es matero, la compare con la suya. Y que junto con muchas otras se integre al sistema de la teoría del mate, quizá no tan estimable como su práctica cotidiana pero igualmente legítima y valiosa.

 

Presentación del disco Brasas de la memoria, de José López Martínez en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles

 

Por María José López de Arenosa

 

El pasado 16 de noviembre, en el salón de actos de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, presidido por un busto Antonio Machado, obra de Belliure, y flanqueado por los retratos de ilustres figuras de nuestras letras como Jacinto Benavente, Núñez de Arce, el premio Nobel José Echegaray, se presentó un disco con los poemas del libro de José López Martínez, Brasas de la memoria.

 

José López Martínez, a la izquierda de la mesa
José López Martínez, a la izquierda

Un espacio incomparable para escuchar, además de los poemas de José López Martínez, sus propias reflexiones. «Este libro recoge la palpitación literaria de toda una vida,» dijo.

La presentación corrió a cargo de Emilio Porta, vicepresidente de la Asociación y Mercedes Rodríguez de la Torre declamó algunos de los poemas del libro, editado por Vitruvio, que cuenta ahora con esta versión oral en la que también podemos escuchar la voz del propio autor hablando sobre su poesía.

Emilio Porta hizo una semblanza de José López Martínez quien, además de ser director general de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, es autor de más de 30.000 artículos sobre literatura publicados a lo largo de una larga y fructífera vida entre los que cabe destacar cientos de ellos publicados en La Estafeta literaria.   Autor de libros como Lugares de la Mancha, Castillos de España, Los museos de Toledo y director de los suplementos culturales del periódico Lanza de Ciudad Real y de las revistas La Hora y Luces y sombrasLa suya es una trayectoria inabarcable en estas líneas como escritor que ha cultivado casi todos los géneros.  «Nadie en España sabe más sobre Don Quijote que José López Martínez,» afirmó al referirse a él como el autor vivo que más sabe sobre Cervantes y Don Quijote.  El libro que hoy nos ocupa, es su cuarto poemario, entre los que cabe destacar En el mar riguroso de la muerte, con el que ganó el premio Rabindranath Tagore.

José López Martínez (Tomelloso, 1931), se ha mantenido siempre fiel a La Mancha que, en su caso, además de un origen geográfico, es una vocación cuya impronta queda plasmada en gran parte de la obra de este paciente e infatigable artesano de la palabra en permanente búsqueda de la perfección en el sentido y la forma poética, de la armonía y la metáfora precisa.

En Brasas de la memoria José López Martínez vuelve sobre sus pasos, sobre su propia memoria, y nos sumerge en su lírica rica y en las profundidades de su alma de poeta a través de las palabras, como dice en uno de sus poemas.

 

«Hablar, escribir, soñar acaso

ha de ser la función de las palabras,

que cada cosa por su nombre llegue

a fecundar nuestro conocimiento.»

 

Brasas de la memoria, está hecho de evocaciones y de tiempo y, como bien señala en el prólogo el poeta Miguel Galanes, «responde al inventario más íntimo y personal, tras haberse removido la conciencia, mientras se vuelve a retomar y hacer de nuevo el camino encontrando en el amor la verdad, y lo hasta ahora no hallado.»

 

Los limpios amaneceres, Vigencia de juventud, Mañana gris de la memoria, Nadie nos había dicho, Hoy me despierto, Cuando crece el amor, Alerta, es la palabra… son algunos de los poemas que pudimos escuchar.  El amor, título de otro de los poemas de este libro, es un tema recurrente en la poesía de López Martínez:

«El amor es lo único

que vive tras la muerte,

la referencia clara

de nuestra propia historia.

 

Me estremece pensar en

aquellos que mueren sin que nadie recuerde

su paso por la vida, »

 

Pero como reza otro título, La vida es eso, dolor. Y tristeza «de los amaneceres grises, cuando cae sobre nosotros la lluvia del desamor.»

Llueve sobre los paisajes es el título del soneto dedicado a su gran amigo Juan Van-Halen y que constituye, a mi modesto parecer, una de las composiciones más sublimes y perfectas de este poemario.   No se olvida José López Martínez de sus compañeros de oficio que le han precedido a lo largo del tiempo y acompañado a lo largo de toda su vida: Quevedo, Valle-Inclán, Juan Ramón Jiménez, Leopoldo de Luis y el último dedicado a Joyce y Sara Bernacle.

«Cuando Bécquer dice, Poesía eres tú, está mintiendo a la amada. La poesía es él [Bécquer], que es el creador del poema,» reflexionó López Martínez.  La poesía no estaría en el objeto del poema, sino en el poeta y en su mirada. Siguiendo su tesis, me atrevo a responderle en los mismos términos:  poesía eres tú, Pepe.

Fue una tarde memorable para los amantes de la poesía en general y los admiradores de José López Martínez en particular en la que nuestra sensibilidad se vio reconfortada con un acercamiento a su figura y a su obra y amenizada con su rico anecdotario con las grandes figuras de la literatura del siglo XX a las que trató.  Pero, parafraseando a Cervantes en su elogio a Góngora, «temo agraviar en mis cortas alabanças, aunque las suba al grado más supremo.»

José López Martínez, autor de Brasas de la memoria, junto a la autora del reportaje
José López Martínez, autor de Brasas de la memoria, junto a la autora del reportaje

“Un aperitivo con el periodismo narrativo”

 

Actividad organizada por ACPI


Diario Vivo

                                                                                                                      

Nos sorprenden los nuevos caminos por donde transita el periodismo. Se producen fusiones con  diferentes vertientes o ramas de la cultura.

 

Hemos charlado con el sobre corresponsal francés François Musseau los cambios que va teniendo nuestra profesión y nos ha sorprendido ver la metamorfosis que va sufriendo la figura del periodista y el enfoque que da a los hechos que quiere comunicar.

 

 Le preguntamos a nuestro invitado. ¿Por qué se da este maridaje? Dice François:   

“Tiene que ver con la situación del periodismo, hoy; con el periodismo de medios que están en tela de juicio, medios clásicos que están con un cerco mediático de muchísima gente. Periodistas que trabajan lo mejor que pueden, pero la inmediatez les exige mucho más que antes. Cualquier información, en cualquier momento. También la gente cree ser periodista ó Blogger. La posibilidad del acceso a tantos formatos hace que el periodismo esté de esta manera. Por tanta inmediatez estamos en una confusión absoluta. Es curioso cuando creemos saber todo, llegamos a preguntarnos, si sabemos algo.

Es una locura esta confusión general, esta inmediatez y también lo de las burbujas colectivas. La gente se interesa solo por lo que dice tal radio o periódico, o ve el debate en tal medio si coincide con su sensibilidad política o ideológica. Esto tiene un efecto interesante que refuerza lo identitario, pero también algo negativo -me encierro, no comparto con los demás, no me  abro, solo lo comparto con los míos Como decimos en Francia -solo entre nosotros-.”

“Yo creo en la necesidad de reinventar, rediseñar, reedificar el periodismo. Y algo más allá, el periodismo es una variante del arte de la narrativa. La que hacen los dramaturgos, los guionistas, los autores de comics. Gente que cuenta, que narra, contando el mundo de alguna manera. Sentimos que cuentan algo, pero lo que importa es cómo se narra y dónde se narra. Hoy la gente quiere experimentar algo. Importa la experiencia de quien lo narra. Necesitamos sentir al mediador, al autor, al periodista, el medio contar su historia subjetiva, con honestidad. Con la verdad , la lealtad y la honestidad  de los hechos . Si alguien cumple con esto, quiero verlo en un escenario con una ideología determinada ó con la del otro lado, pero ante los hechos. Estamos con tanto barro ideológico que nos divide y nos sesga por eso hay que  volver a los hechos tal cual son”

 Lo que plantea el corresponsal francés es escuchar y ver a los periodistas narrando historias verdaderas sobre un escenario. Un Diario VIVO.

 

 

Periodismo narrativo ACPI

                    Corresponsales de ACPI y ACPE  con el colega francés François Musseau (primero en la línea de la derecha)

 

Se trata de una iniciativa que surge hace más de una década en los EEUU y en la actualidad se está haciendo de forma exitosa en muchos países europeos.

                   Periodismo, Teatro y Cine documental para contar lo que sucede, lo que nos emociona, lo que hemos vivido.

 

 

                                                                             Corresponsal francés François Musseau

François Musseau

 

Periodista francés nacido en 1966 e afincado en España desde 1999, es corresponsal de varios medios franceses, el diario Liberation, el semanario Le Point, y la radio RFI. También colabora para revistas como Geo, XXI, Le Temps…Ha sido corresponsal para los mismos medios en India y Brasil.  En Madrid, ha creado un café-filosófico (https://cafefilosoficoenmadri d.wordpress.com), un Cabaret literario (Metacabaret, FB). En septiembre 2017, recogiendo el guante del Live Magazine (www.livemagazine.fr) en Francia, ha creado «Diario Vivo», una propuesta periodística, innovadora y entusiasta.

 

 Pinchando sobre este enlace, se puede escuchar cómo transcurrió el encuentro con el colega francés: François Musseau

 

Nuevo Cervantes

 

41410386_303

 

Nuevo Cervantes
OPINIÓN. Juan José Echevarría
Sergio Rámirez es sin duda un merecido ganador del premio Cervantes, el máximo galardón de las letras hispanas. No solo por su prosa, vertida en cuentos, novelas, artículos periodísticos y ensayos, sino por su trayectoria personal, tan vinculada a la política. Protagonista de la revolución sandinista nicaragüense, país del que llegó a ser vicepresidente, es el prototipo de aquella generación, que hoy peina canas, deslumbrada en su juventud por la justicia social, capaz de dejar todo por la utopía. Muchos se quedaron en el intento. Otros, una vez instalados en el poder se corrompieron. Y los menos, fueron capaces de hacer autocrítica y comprender que habían llevado al mundo a una nueva distopía.
Es el caso de Sergio Ramírez, cuyas incesantes críticas al peronismo, al chavismo y a todos los populismos que anegan el mundo, le permitieron comprender que la noble y quijotesca figura del hidalgo de la Mancha debe seguir cabalgando, pero solo como ejemplo, nunca como imposición.

El Premio de Literatura Miguel de Cervantes 2017 por primera vez para un Centroamericano

 

Sergio Ramírez (Masatepe, Masaya, 5 de agosto de 1942) escritor, periodista, político y abogado, ha sido galardonado con el Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes 2017. Fue vicepresidente de Nicaragua durante los años 1985-1990, formando parte del gobierno sandinista de Daniel Ortega.

El jurado, presidido este año por el máximo responsable de la Real Academia Española RAEDarío Villanueva, ha anunciado en acta, que este importante reconocimiento de las letras españolas se adjudica, al escritor nicaragüense, por aunar en su obra la narración y la poesía y el rigor del observador y el actor, así como por reflejar la viveza de la vida cotidiana convirtiendo la realidad en una obra de arte, todo ello con excepcional altura literaria y en pluralidad de géneros, como el cuento, la novela y el columnismo periodístico”.

CervantesPremio

 

El también ganador, entre otros reconocimientos, del Premio Alfaguara de Novela con la obra Margarita, está linda la mar, en 1998, dejó las letras tras exiliarse voluntariamente en Costa Rica y Alemania por varios años, para dedicarse a la política. Retomó la escritura con una obra que recibió el Premio Dashiel Hammet en España: Castigo divino (1990) y la siguiente, Un baile de máscaras, fue acreedora del Premio Laure Bataillon por ser considerada la mejor novela extranjera distribuida en Francia en 1998.

Entre sus relatos destacan El reino animal (2007), la antología de cuentos Perdón y olvido (2009), Catalina y Catalina (2001), Flores oscuras (2013) o La viuda Carlota y otros cuentos (2012); Cuentos completos, con un prólogo de Mario Benedetti (1998); y entre las novelas, la ganadora del Alfaguara de Novela de 1998, Sombras nada más (2002), Mil y una muertes (2005), La fugitiva (2011). Entre sus ensayos, destacan “Oficios compartidos”, “Tambor olvidado” o “La manzana de oro”. También ha escrito títulos de tema gastronómico, como Lo que sabe el paladar: diccionario de los alimentos de Nicaragua o A la mesa con Rubén Darío.

En el anuncio del Cervantes 2017 estuvieron el ministro portavoz Íñigo Méndez de Vigo y, como ganador en la edición anterior, el barcelonés Eduardo Mendoza. El importe del premio (125.000 euros) irá destinado a una fundación para jóvenes nicaragüenses.

El Premio Cervantes —creado en 1975 por el Ministerio de Cultura español—, reconoce la trayectoria de un escritor que haya contribuido a enriquecer el legado literario hispano con el conjunto de su obra. Está considerado el más importante en los países de habla hispana.