La diosa Cibeles y la ciudad de Madrid

Autor Carlos Delgado
From Wikimedia Commons

 

Por: Tomás Bethencourt

 

La Cibeles es el símbolo de referencia de la Ciudad de Madrid y uno de los lugares más populares de la Capital de España. Es zona de cita de eventos deportivos, políticos, sindicales y turísticos y por tanto un espacio familiar de trabajo para reporteros y periodistas.

 

Su origen data del Siglo XVIII, cuando el Rey Carlos III siguiendo la corriente neoclasicista de la época se propuso embellecer la ciudad con monumentos de la cultura clásica grecorromana como la Fuente de Neptuno, el Museo del Prado, La Puerta de Alcalá y otros que dieran a Madrid el nivel monumental propio de las grandes ciudades europeas.

 

Cibeles era la diosa de la Madre Tierra, de la naturaleza, de las montañas, de los ríos, de los animales y también de las obras humanas como murallas y fortalezas. Tanto ella como su consorte Atis fueron motivo de culto en todo el Oriente Próximo.

 

En la obra madrileña, la diosa va en un carro tirado por leones. Lleva una corona en forma de muralla y porta las llaves que dan acceso a todas las riquezas de la Tierra. El carro simboliza la superioridad de la Madre Naturaleza, a la que se subordinan los poderosos leones.cibeles1

 

En los panteones griegos y romanos, Cibeles se identifica con la esposa de Crono (Saturno), padre de Zeus. Cibeles viene de Kubele, una piedra negra (meteorito) que cayó en el monte Pessinus de Grecia.

En el año 204 a. de C. durante la Segunda Guerra Púnica, los romanos, obedeciendo a una profecía del Oráculo de Delfos, emprendieron la difícil tarea de llevar la piedra sagrada a Roma, lo que hicieron con una escolta de cinco barcos. El templo a la diosa Cibeles fue consagrado en el Monte Palatino en 191 a. de C.

 

La diosa se veneró como una escultura atendida por sacerdotes, que debían ser extranjeros, castrados por su propia voluntad. Con ello se homenajeaba a Atis, el esposo amado de Cibeles que tras engañarla con la ninfa Sagaritis fue castigado con la locura por la diosa celosa, tras lo cual Atis se castró y se suicidó.

 

Hay dos réplicas exactas del monumento madrileño a Cibeles. Una está en la Avenida de Oaxaca, en Ciudad de México, que fue donada por la comunidad de residentes españoles en México como símbolo de hermanamiento entre ambas ciudades. Fue inaugurada el 5 de septiembre de 1980 por el entonces alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván. La segunda reproducción está en la Plaza Presidencial de una zona residencial de Pekín.

 

Varios historiadores iberoamericanos manifestaron encontrar paralelismos y similitudes entre Cibeles y la Pachamama – Madre Naturaleza andina.

 

Tomás Bethencourt Machado. Socio nº 29 de ACPI.

Photo: Autor Carlos Delgado
From Wikimedia Commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *