Fundación MAPFRE- Exposición Nicholas Nixon

 

Por María Rosa Jordán

 

Contactar con el autor: jordanghirlanda@yahoo.es

 

La Fundación Mapfre presenta la obra de Nicholas Nixon (Detroit, Michigan 1947) un fotógrafo que ocupa un lugar destacado en la historia de la fotografía de las últimas décadas La sala Bárbara de Braganza acoge la mayor exposición retrospectiva que se ha realizado de su trabajo  “una carrera coherente en la que hay un acercamiento a la condición humana “como dijo Carlos Gallonet comisario de la exposición.

 

Nixon está centrado sobre todo en el retrato, y con un claro interés por las posibilidades descriptivas de la cámara; su obra revela una tensión entre lo visible, el contenido de una extraordinaria claridad y habilidad compositiva, y lo invisible, los pensamientos e nixon mapfre acpiinquietudes que afloran en sus imagenes.

 

Su trabajo en series explora mundos singulares con una notable preocupación social que nos descubre aspectos inadvertidos de la realidad que pertenecen a la experiencia privada del artista, pero por su cotidianidad podemos compartir, de ahí que despierten fácilmente en nosotros el eco de recuerdos y emociones. La lentitud, los largos periodos, la ausencia de elementos dramáticos, definen una obra que se despliega a lo largo de casi cinco décadas de dedicación continuada. Nixon emplea una técnica sencilla, casi obsoleta, pero impecable, con el uso de cámaras de gran formato que imponen la cercanía y la cooperación de los retratados para mostrar los mundos próximos en lo que fija su atención: los ancianos, los enfermos, la intimidad de las parejas o la familia.

 

Esta es la mayor retrospectiva de su obra realizada hasta la fecha (1974-2017), con más de doscientas fotografías. En ella encontramos un hilo conductor claro, un mundo propio que no tiene límites y una extraordinaria capacidad para reinventar que nos lleva desde las frías vistas de  Nueva York o Boston de los años setenta, que formaron parte de una de las exposiciones más importantes del siglo anterior ( News Topographics ) hasta la conocidísima serie de Las hermanas Brown, sin duda una de las reflexiones más certeras sobre el paso del tiempo en la historia de la fotografía que se extiende durante toda su carrera.

 

Organizada de manera cronológica y agrupado en las principales series que ha desarrollado, este amplio recorrido que proponemos es también un autorretrato de Nicholas Nixon, quién con su obra, muestra la certidumbre de saber lo que es fundamental, valioso y real en nuestras vidas.

 

La exposición Vistas

 

La primera cámara que tuvo Nicholas Nixon, fue una Leica, siguiendo el modelo de Cartier-Bresson, cuya obra es de las primeras que le impactan. Pero muy pronto empieza a explorar las posibilidades de las cámaras de mayor formato con una de 4+5 pulgadas.  Con ella toma las imágenes que abren esta exposición vista de los alrededores de la ciudad de Alburquerque, unos espacios nuevos en la frontera entre la ciudad y el desierto, un trabajo de sorprendente madurez para un joven estudiante de fotografía.

 

Algunos momentos de los elementos que encontramos en su primera serie importante, las Vistas de ciudades ya aparecen en estas fotografías: la claridad, la definición, la visión desde un punto elevado.

 

Coincidiendo con su traslado a Boston, Nixon da un paso más, pues ya se ha decidido por el uso de la cámara de gran formato, de 8-10 pulgadas, que va a ser su principal herramienta a partir de ahora.  Con esta cámara, cuyo negativo es tan grande que no requiere ampliación; no se pierde nada de la información y consigue una extraordinaria nitidez, una gama tonal muy sutil que intensifica la cualidad realista de la imagen.

 

A partir de 1977 Nixon se centra principalmente en el retrato, género que encaja con sus intereses y valores personales que se trasladan a su trabajo diario.  Pasamos a recorrer los márgenes del río Charles, cerca de Boston, y más tarde otros barrios pobres del sur, Florida o Kentucky.

Ancianos: Hacia 1984 se produce un nuevo giro en la obra de Nixon. Empieza a fijarse en un tema que se acabará convirtiendo en una nueva serie. Los ancianos alojados en residencias que visitaba como voluntario: Este trabajo le ocupará varios años, aunque el tema tratado será recurrente a lo largo de varias décadas por su trabajo como voluntario en centros de mayores y hospitales.

 

El siguiente proyecto que aborda Nixon, tiene una evidente continuidad con la serie anterior. Se trata de People with AIDS (1988) que más tarde tomó forma de libro.

 

Familia: Nixon comenzó a fotografiar a su mujer desde que se conocieron en los años setenta, a su hijo Sam desde su nacimiento en 1983 y dos años más tarde, a su hija Clementine.
Parejas: Esta nueva serie comienza en 2000, a partir de este momento, no trabaja con series cerradas, si no que vuelve una y otra vez sobre sus principales obsesiones:
Las hermanas Brown es; sin duda la obra más conocida de Nicholas Nixon, la compone los retratos de su mujer Beverly Brown  (Bebe) y de sus tres hermanas, tomados cada año desde 1975.
Exposición que se podrá visitar hasta el 7 de enero.
Facebook.com/fundacionmapfrecultura     Programas de visitas dinamizadas para centros educativos y para familias.   Teléfono: 915814609  audio guías.
Horario exposición. Lunes de 14 a 20 horas.  De lunes a jueves de 17,30 a 18,30

 

FUNDACIÓN MAPFRE

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *