Lilo Vilaplana: Nací en Nuevitas, un pueblo con el mar al frente y el monte a la espalda

 

Por Ana Lucía Ortega (miembro de la junta directiva de ACPI)

 

Escucha la entrevista en podcast pinchando sobre el enlace al final:

Voces Iberoamericanas en el 2016

 

«Me he dado el lujo de rechazar proyectos porque no me gustan »

 

Fue a presentar su libro «La Muerte del Gato y otros cuentos» al V Festival independiente de Arte y Literatura «Vista» de Miami, en diciembre de 2016 y aprovechamos para hablar con él sobre sus ideas, logros y proyectos.lilovilaplana

El director y guionista cubano de cine ha estado trabajando durante dieciocho años en Colombia y recientemente se ha establecido en Miami.

La serie «El Capo» con tres temporadas en el aire, le hizo merecedor durante la primera temporada de nueve Premios «India Catalina» entre ellos al mejor director y a la mejor serie. Con el cortometraje «La muerte del Gato» ganó el Premio a la mejor película en su categoría de América Latina entregado por el Diario ABC en el año 2014. En diciembre de 2016 ganó el Premio Emmy a la mejor serie no inglesa en prime time norteamericano por «Arrepentidos» de Natgeo.

A la pregunta: ¿Cómo se asimila venir desde abajo y tener ese éxito? Lilo responde:

« ¿Qué más se puede hacer. Yo soy hijo de campesinos, nací en Nuevitas, un pueblo con mar al frente y el monte a la espalda. El día que pierda mi esencia, eso, creo que voy a dejar de ser Lilo Vilaplana»

En esta entrevista, Lilo nos da detalles sobre sus planes profesionales que son ambiciosos.

Pincha sobre este enlace y podrás escuchar el audio de la entrevista:

 

«El café de mis sueños es el que está en el libro» Rebeca Ulloa

Rebeca en Vista

 

Voces Iberoamericanas en el 2016

 

Por  Ana Lucía Ortega (miembro de la junta directiva de ACPI)

 

Miami es una ciudad que se está moviendo culturalmente

 

ACPI entrevista a la escritora, investigadora y profesora cubana Rebeca Ulloa Sarmiento, natural de la ciudad de Guantánamo y asentada desde hace más de diez años en Miami, esa localidad estadounidense del estado de La Florida, muy conocida por sus playas, su alianza de culturas y sus famosos.

A la izquierda Rebeca Ulloa y a la derecha, Ana Lucía Ortega
A la izquierda Rebeca Ulloa y a la derecha, Ana Lucía Ortega en “Cuba Ocho”, Miami, Florida, Estados Unidos (diciembre-2016)

Hemos localizado a la profesional en la V edición del Festival Independiente de Arte y Literatura VISTA (diciembre 2016 Miami Hispanic Cultural Arts Center ) donde esta vez acudió para presentar mi libro de crónicas sobre Cuba, Vidas pintadas para sobrevivir, y a acompañar también a su pareja en la vida, el caricaturista Arístide, en la presentación de su último libro Subdesarrollo Pérez en la tremenda corte.

La escritora cubana asegura que «En contra de lo que dicen, que Miami es el cementerio de la cultura, la verdad es que no me da tiempo a asistir a todo lo que quisiera, todos los días se presenta un libro, se hace una presentación de teatro, se inaugura una exposición, (…) no sé si siempre ha sido así, pero los casi diez años que llevo en Miami han sido increíbles » (…)

Colaboradora de la revista miamense Caritate, ha realizado unas veinte entrevistas a artistas de dentro y fuera de la isla de Cuba. Le ronda la idea de armar un libro con estas entrevistas ya que constituyen una extraordinaria fuente de testimonios.

Escucha los diez minutos de entrevista donde podrás conocer lo que se cuece en la actualidad de la cultura hispana de Miami, en Florida, Estados Unidos.

 

Clica en el enlace a continuación y si quieres, ponte los auriculares para escuchar el audio en vivo:

«Una de las cosas más puras del ser humano es la sonrisa, es el humor». Arístides Pumariega, caricaturista cubano.

?

 

Voces Iberoamericanas en el 2016

Por Ana Lucía Ortega

 

«La caricatura es un grito de frescura y de rapidez» Entrevista a Aristide.

El 7 de diciembre de 2016 tuvo lugar la presentación del nuevo libro del caricaturista cubano Arístide Pumariega, en las jornadas del V Festival VISTA de arte y literatura independiente celebrado en la ciudad norteamericana de Miami.

Subdesarrollo Pérez en La Tremenda Corte”, es un libro con caricaturas de Arístide y prólogo de Rebeca Ulloa. La presentación estuvo a cargo del escritor, periodista y productor de espectáculos Armando López.

Con permiso de su autor, cogemos prestadas algunas de las frases que utilizó López para presentar al autor de “Subdesarrollo Pérez…” porque quien no conoce a Arístide tiene, en esta crónica, la semblanza perfecta:

Arístide creo a Subdesarrollo Pérez en 1968, en plena Ofensiva Revolucionaria. El Estado nacionalizó hasta los puestos de fritas. En la calle no habia ni donde amarrar la chiva. Subdesarrollo Pérez, cubanazo en camiseta, botas de miliciano, medallón al cuello, lager en la mano, vino a burlarse de la doble moral del cubano, del que aplaudía en la Plaza y despotricaba contra los abusos en su casa.

Arístides Pumariega Montes (que así se llama) nació en Madruga, pueblo musical y politiquero, en el hotel de su abuela, un caserón con un balcón desde donde veía llegar a los circos y a los políticos, y escuchaba los danzones que salían del Liceo. Imágenes de un mismo folklore que conformarían su universo.aristideAcpi

Su madre era una católica que no iba a misa; su padre, masón; su nana, una negra que pedía a sus orishas por el niño blanco. De bombachos dibujaba historietas, aunque soñaba con ser músico, escritor, no sabía qué. Sólo quería que lo aplaudieran.

Cuando terminó el bachillerato, entró en la Escuela de Periodismo. Con Batista Cuba era un polvorín. Pero al joven Pumariega no le interesaba la revolución.

Había visto a Fidel llegar en su Chevrolet café con leche al caserón de Madruga. Lo había visto estrechar manos, politiquear como aspirante a representante por la ortodoxia. Para Arístide, los políticos eran como las rumberas del circo, folklore desde el balcón, y él no se iba a morir por quien no creía.

Apenas dormía, una cerveza para la cruda, Glostora para el pelo lacio, con 21 años se vestía a la medida, disfrutaba cada noche habanera como si fuera la última. Era músico, noctámbulo, farandulero… Oh, La Habana de entonces… ¡Era mucha Habana!

Nunca había recibido clases de dibujo, pero lo nombraron caricaturista de Combate, el diario del Directorio Revolucionario. Era 1959, la revolución parecía “verde como las palmas”. Pero llegaron los CDR, cerraron los casinos, prohibieron la Navidad, recogieron vitrolas, putas y maricones, La Habana se fue apagando y el bongosero tuvo miedo, mientras su otro yo, el caricaturista, dibujaba una manzana de la que salía un gusanito.

Cuando a De la Nuez le dieron la dirección de Palante, y lo nombró su director artístico, se sintió seguro, creó Subdesarrollo Pérez, el personaje más auténtico, satírico, provocador de la revolución cubana.

 

Pincha sobre este enlace para que escuches la entrevista de Aristide:

 

 

La reseña completa de Armando López puede leerse en el siguiente enlace titulado “Subdesarrollo Pérez y la doble moral….”:

Subdesarrollo Pérez y la doble moral de los cubanos

«Cuando llegas a una edad como la mía de ochenta y pico de años, ves la vida de color de rosa…Feliz, feliz…»