Ocio y cultura en Madrid

playaMayor

 

Por María Rosa Jordán

 

La amplia oferta para disfrutar de la ciudad, es enorme, una de las más variadas e importantes del mundo.  Pasear por sus calles, recorrer los barrios emblemáticos y conocer su historia, cada uno tiene un relato diferente, llenos de anécdotas, los cafés y las tertulias, un verdadero calendoscopio.  Relataré la historia de la Plaza Mayor de Madrid, ombligo del centro de la villa, su ubicación o nacimiento, fue donde existió una laguna, lugar para que la realeza practicara la caza, luego fue el bullicioso comercio del mercado del Arrabal.

Se cumple el IV centenario de la fundación de  Pza. Mayor, construida a lo largo de los años, por los arquitectos  Juan de Herrera, Juan Gómez de Mora, Juan de Villanueva, Antonio López Aguado y Custodio Moreno  (1590-1854) magnífico escenario, centro de miradas, elogios y eventos de todo tipo; celebración de corridas de toros, autos de fé, se ha ejecutado a gente distinguida y ha sido testigo de levantamientos populares.  Hoy es un amplio espacio, colorido y trepidante, rodeada por restaurantes y cafeterías al aire libre, bazares, sombrererías y tiendas de numismática.

Una visita a los museos y las exposiciones más emblemáticas:

Museo del Prado  (Tesoros de la Hispanic Society) de belleza incalculable.Teatro Fernán Gómez Las bicicletas son para el verano

Museo Thyssen Bornemisza  (Rafael Moneo, arquitecto reconocido)

Museo de América, quién conserva una gran colección de cuadros y objetos procedentes de toda América.

Palacio de Linares, Casa de América, (Arte popular de México) visitas guiadas del magnífico palacio.

Palacio Real donde se exhibe una gran muestra dedicada al Rey Carlos III (Majestad y ornato en los escenarios del Rey Ilustrado)

Museo Reina Sofía, exposición que conmemora la famosa pintura de Picasso   (El camino a Guernica)

La Biblioteca Nacional contiene varias muestras de gran valor, dedicadas a la literatura, la música, el teatro y el hallazgo del pasado (Alfonso el Sabio y la Historia de España)Teatro de Bellas Artes Festival de Mérida

La Fundación Juan March, donde las exposiciones y los conciertos de gran calidad y gratuitos, son la máxima atracción cultural de la ciudad.  Caixaforum también es polo de atracción ilustrativa. Cuarenta Museos, Salas y Galerías de Arte, son una de las atracciones de nacionales y extranjeros, que nos visitan con verdadero entusiasmo, sin olvidar la rica gastronomía española.

El Broadway madrileño (calle de La Gran Vía) donde los teatros presentan una variada propuesta de obras.  La Compañía Nacional de Teatro Clásico, estrena (Sueños) cuya trama se centra a partir de los sueños de Francisco de Quevedo, dando vida al protagonista, el gran actor Juan Echanove, con un amplio elenco de personajes.

Se ha presentado hace muy pocos días, el 63 Festival Internacional de Mérida, teatro clásico en Madrid, representando en el Teatro Bellas Artes, las cuatro obras que éste próximo verano se darán, en el marco espléndido del Teatro Romano de Mérida.

El Centro Cultural de la Villa, recordando a Fernando Fernán Gómez, con motivo  del 40 aniversario del estreno de” Las Bicicletas son para el verano”, uno de los títulos más conocidos del escritor, actor y director que le dio nombre al Centro de la Villa.Compañía Nacional de Teatro Clásico Sueños Francisco de Quevedo

El gran estreno del año llegó a la capital  “OHLALA “el cabaret del que todo el mundo habla, un bonito show, que arrasó en Paris, en el famoso Folies Bergese.

Las tres salas del Teatro del Canal, mantiene unos programas fuera de serie, “ los Ballets Trockadero de Monte Carlo, “ El pintor de Batallas “, el Festival de Fados y el día 21 de mayo, tendrán 12 horas de Bandas de Música ininterrumpidamente y con acceso libre.

El Festival de Otoño en Primavera, se presentó en el Teatro Abadía.

La famosa obra de Tennessee Williams “La gata sobre el tejado de zin caliente “ se presenta en el Teatro Reina Victoria.

Teatro de la Luz Philips (Smedia ) OhlalaAlbert Boadella, creador de Els Joglars en un escenario que él llena sólo con su presencia, dá vida al “Sermón del Bufón “Teatro Marquina.

El Brujo en el Teatro Alcázar, como hace décadas, sorprende y emociona.

De la mano de la Fundación Excelentia, llega a Madrid Chamber Music Society (MCMS) donde los amantes de la buena música clásica, podrán disfrutar de un nuevo concepto de la música de cámara, nace con el apoyo de los mejores solistas y directores de reconocimiento internacional.

El Teatro de la Zarzuela, pionera en representar zarzuelas y conciertos, también habilitó con gran éxito, el confortable Ambigú.

El Teatro Real prepara casi un homenaje a los autores y músicos argentinos, con el estreno de la ópera “Bomarzo “de Alberto Ginastera (1916-1983) con el libreto de Mujica Laínez y también presenta, “Fragancia de Tango “conciertos que se celebrarán en distintas salas, donde grandes músicos y cantantes reconocidos del Río de la Plata, harán las delicias de los aficionados a los aires porteños.

El Teatro Español, el más antiguo de la escena madrileña, no deja de sorprendernos, Ushuaia es un éxito.
Nace ahora la primera edición de ZIP ciclo  de las experiencias escénicas, significan esas reflexiones y también la metáfora de este mundo en el vivimos.
Teatro Muñoz Seca, siempre programa buenas obras en su coqueto espacio.  ” La cena de los idiotas ”  ” Toda una vida ” y ” Espectáculos de humor “
La Fundación Mapfre, expone una muestra muy interesante  ” Retorno a la belleza- Obras maestras del arte italiano de entreguerras” y ” Espacio Miró ” colección de los mejores cuadros del pintor.
La Comunidad de Madrid, abre las puertas de más de veinte palacios de manera gratuita y guiada. 1 de abril, la Noche de los Libros, no se la pierdan…y si quiere ir al cine, busque  Contracorriente films estrenan los últimos éxitos mundiales.

 

www.turismomadrid.es       012         www.madrid.org     www.guiadelocio.com

De la Monarquía al Estado – nación

dominicanrep-32891

 

Por Juan José Echevarría – Opinión

La presentación de la novela histórica la “Colosal Guerra Dominicio-Española 1863-1865”  de José Rafael Laine Herrera, fue una oportuna ocasión de conocer uno de los acontecimientos más desconocidos, a ambas orillas del Atlántico, de la historia reciente iberoamericana.

 

Sabido es que lo que hoy se conoce como República Dominicana se independizó en 1821, dentro de la primera oleada revolucionaria que vivió el hemisferio occidental. Más ignorado es lo que vino a continuación, con un incipiente Estado preso de su propia posición geoestratégica. En efecto, la desconexión con el reino de España fue seguida de inmediato de una invasión de Haití, la porción oeste de la compartida isla que desde los primeros años de la conquista recibió la denominación de La Española. La violencia y estado de guerra consiguiente se extendió durante décadas, asolando la isla y contrastando con la situación de las cercanas Cuba y Puerto Rico, donde aquella primera oleada independentista no había arribado. BanderaRepDominicana

 

Esas circunstancias explican la posición de una parte de la población dominicana favorable al regreso de la soberanía española, liderada por el general Pedro Santana, hecho que se concretó en 1861, pero que desató un nuevo ciclo de violencia, materializado en una nueva guerra que no finalizó hasta 1865 y que se saldó con la definitiva expulsión de España. Contienda sangrienta con decenas de miles de muertos.

playa rep dom

Cuestión interesante al respecto es la diferencia entre 1821 y 1861. En la primera de las fechas, la Monarquía Hispánica, un imperio con tres siglos de existencia abandonó la isla, regresando cuarenta años después como un Estado-nación. La diferencia no es baladí y explica muchas de las circunstancias que sobrevolaron el primer siglo de la Contemporaneidad: el XIX.

 

La primera oleada revolucionaria acabó con el imperio español. Las independencias de las primeras décadas del XIX pusieron fin a aquella estructura estatal diseminada por grandes extensiones del planeta, compuesta por múltiples reinos y virreinatos sobre las que pivotaba la figura de un monarca. De esa implosión surgieron dos decenas de Estados-nación, entre ellos la República Dominicana, pero también México, Perú, Argentina y… España. Todos ellas desgajadas de aquel tronco común: de la Monarquía Hispánica. Un nuevo tiempo había empezado: el protagonizado por los nacionalismos.

Republica_dominicana

Cuarenta años después, los barcos que llegaron a la Española no eran de aquel imperio ya desaparecido, sino de un Estado-nación que se había construido en el ínterin, al igual que otras ramas de aquel árbol hacían lo propio, entre ellas la propia República Dominicana. El enfrentamiento de ambas naciones, jóvenes en edad, provocó aquella colosal contienda, que Laine Herrera describe y que desde aquí invitamos a su lectura.

Presentación del Libro “Colosal guerra dominico española 1863-65”

 

Mañana, viernes 31 de marzo, se presentará el libro del escritor dominicano José Rafael Laine Herrera en la sede del Centro Internacional de Prensa de Madrid.

La presentación del libro “Colosal guerra dominico española 1863-65” estará a cargo de Alejandro Arvelo, Director del Taller Literario de ACUDEBI y tendrá lugar a las 15.30 horas.

La presentación de la Mesa la realizará la Presidenta de ACPI, la periodista y escritora Sully Fuentes. Entre los asistentes contaremos con la presencia del Doctor de Ciencias de la InformaciónTomás Bethencourt Machado, Juan José Echevarría, Doctor en Ciencias de la Información e Historia y Vice presidente de ACPI, Daniel Tejada, Presidente de ACUDEBI, Ligia Reid Bonetti, Ministra Consejera de la Embajada Dominicana ante el Reino de España, Rafael Acosta, Cónsul Dominicano en Madrid y  Ana María Céspedes, Vice- presidenta de ACUDEBI, entre otras personalidades.

También asistirán Luis Alfonso Escolano Giménez, Gran Historiador del RD y otros miembros de la prensa y público en general.

Durante el transcurso de la actividad, se dará lectura a la biografía del autor del libro, quien hará uso de la palabra. Igualmente comentarán la obra los Doctores Tomás Bethencourt y Juan José Echevarría.

Ana María Céspedes, Vice- presidenta de ACUDEBI tendrá a su cargo las palabras de agradecimiento que serán el colofón de este evento, dedicado a poner en valor la creación literaria de un hispanoamericano.

Esperamos contar con la asistencia de los miembros de ACPI así como de los periodistas que deseen cubrir la información.

 

acpi_invitacion

Del Rif a la Patagonia y retorno a España

fotoportada
Por: Vicente López Pérez

La historia que nos relata Liliana es parte de la vida de tres generaciones de Rodríguez que estuvieron vertebradas por un símbolo, un trozo de tela que los acompañó a lo largo y ancho del planeta, que fue testigo de guerras, desarraigos e injusticias pero también testimonio de alegrías, reencuentros y logros conseguidos. Este, es el relato de una bandera española de Mochila o Percha, que escoltó los rumbos de esta familia gallega en la búsqueda de una mejor oportunidad de vida.

 

El abuelo César Rodríguez Pardo, como en casi todas las familias del norte de España, respondía mejor a su mote que a su apellido, allá por Orense en la aldea de la Bugariña “Los Candongos”; eran conocidos por ser alegres y divertidos además de por ser los panaderos de la comarca. César El Candongo, era el mayor de siete hermanos y se correspondía en su forma de ser y vivir perfectamente con su mote.

 

 

Pero todo cambia cuando en 1921 con apenas 20 años, las necesidades del Ejército Español deciden reclutar masivamente hombres jóvenes y fuertes en la zona para transformarlos en soldados. Las posesiones españolas del norte de África habían estallado en guerra y así el panadero transformado en cabo Rodríguez llega al Batallón de Cazadores en la ciudad de Melilla donde le entregaron junto con su mísero equipo la bandera de mochila o percha que le serviría para marcar siempre su posición, elevar la moral y en caso de muerte como mortaja.

 

En esos tiempos … la firma del Tratado de Fez con Francia que concedía la soberanía del norte de Marruecos a España desata las iras de Abdelkrim, un poderoso líder del Rif marroquí, conocedor de las estrategias y pensamiento español por haber trabajado anteriormente para ellos como funcionario. España contaba con un ejército desabastecido, mal armado y con soldados campesinos apenas entrenados y desmoralizados, en cambio el líder rifeño tenía hombres altamente motivados y dispuestos a todo por conservar su territorio independiente.

 

En 1921 las tropas españolas sufren su peor derrota conocida como el desastre de Annual, donde el líder

En el centro, con los cachorros, D. César Rodríguez Pardo
En el centro, con los cachorros, D. César Rodríguez Pardo

rifeño creyó haber conseguido la independencia  de la República del Rif. Finalmente terminaría rindiéndose y el sueño de un Rif libre se diluyó para siempre. En esta guerra destacó y se catapultó la carrera militar de otro joven gallego Francisco Franco que llegó a ser General a los 33 años. Las muertes se contaron por decenas de miles y para nuestro cabo Rodríguez la pesadilla, el hambre, la malaria y demás calamidades se terminan cuando en 1925 regresa a Galicia vivo y con la bandera que lo había acompañado en todo momento. Allí lo estaba esperando Perfecta González la novia que él había dejado al irse y que se mantuvo fiel a su promesa esperándolo. La boda se celebró inmediatamente.

 

El 18 de Junio de 1927 nace el segundo protagonista de esta historia César Rodríguez González, el alumbramiento sucede en la casa familiar de la aldea Soutelo parroquia de San Benito de Rabiño (Orense).

 

En Julio del mismo año César Rodríguez padre, embarca con destino a Argentina en busca de un futuro mejor para su familia. Solos en la aldea quedan Perfecta y su hijo César de un mes de vida. La cartas desde allí hablan de la tremenda soledad de César padre en Buenos Aires al estar lejos de su familia y Perfecta decide no dejar solo a su marido en esta empresa de abrir un nuevo camino al otro lado del charco. César hijo, con apenas un año, queda en la aldea al cuidado de su abuela Dolores y Perfecta marcha al encuentro de su esposo.

 

Es la abuela Dolores quien mantiene fresca en la infancia de César hijo la figura de sus padres. Es ella quien le cuenta las historias de la familia y de la guerra en la que participó su padre mientras le enseña la bandera que también había quedado junto al niño en la aldea como su custodia. Periódicamente Dolores llevaba a su nieto a una aldea cercana donde vivía una mujer pelirroja como su madre, y le recordaba “este será el color de pelo que tendrás que buscar cuando te llegue el momento, así lo tiene tu madre”.

 

Al borde de los 12 años recién terminada la Guerra Civil, con aquel joven General gallego transformado en Generalísimo Franco, es cuando llega el tan ansiado pasaje del reencuentro, César hijo debe viajar a Barcelona para embarcar en el buque Vulcania que procedía de Génova.

 

El 4 de Mayo de 1939 César hijo solo, embarcaba rumbo a Buenos Aires, con pantalones largos, una valija de cartón y la bandera que debería blandearla de popa a proa para que sus padres pudieran identificarlo al llegar a puerto. Por aquel entonces las fotografías no abundaban y el niño sabía que su padre era muy moreno y su madre pelirroja y poco más.

 

Casi 20 días duró el trayecto y el entusiasmo se desató al llegar.  El puerto de Buenos Aires estaba lleno y César agitó la bandera todo lo que pudo entre la multitud que poco a poco se disipaba y allí no había ninguna pelirroja acompañada de un moreno esperándolo. Desesperado, su primera intención fue esconderse en el barco para volver de polizón a España, pero el capitán que sabía de su existencia lo descubrió y  lo entregó a las autoridades argentinas. El Hotel de los Inmigrantes era el lugar indicado para casos como este y allí permaneció siempre con el salvoconducto de la bandera a mano para que lo identificasen si llegaba el caso y llorando sin consuelo lejos de la cálida austeridad de la casa de la abuela, sus mimos y la música de los bolillos que siempre la traían entretenida.

 

D. César Rodríguez Pardo Foto tomada al final de sus día.

 

Tres días después llega a la casa de César padre y Perfecta en Bs. As. la carta que avisaba de la llegada del niño (tres días atrás). Salen desesperados hacia el puerto y allí se produce el reencuentro. Ya no se separarían nunca más.

La traumática experiencia de César hijo lo transformó en un hombre fuerte y con las ideas claras. Seis años después de su llegada a Buenos Aires comenzaba sus estudios como alumno regular en la Universidad de Buenos Aires en la carrera de Farmacia y Bioquímica. Fue un alumno aventajado y supo aprovechar las oportunidades que se presentaban.  Después de tantos sufrimientos aprendió que no se podía perder el tiempo. Agradecido amó siempre a la Argentina y pareció un porteño más. Allí se casó, tuvo dos hijos un varón y una chica que es Liliana nuestra relatora, mujer comprometida, politóloga de profesión, escritora, con una mochila de vida llena de todo (bueno y malo), madre, abuela recolectora y amadora de perros y digna receptora de su linaje celta, orgullosa de su genética y temperamento gallego     y sin dudarlo, argentina de por vida.

 

Junto a su tercer esposo encontró el amor definitivo Angel Accinelli, también padre, abuelo, catedrático y fabricante de cerveza artesanal en los ratos libres.

 

Juntos buscaron vivir el resto que les quedaba en un nuevo entorno, solo que esta vez no hizo falta barco ninguno, La Patagonia se ofrecía como un destino perfecto para románticos, pioneros de mente o urbanitas de campo. El lugar San Martín de los Andes, alejados del centro del pueblo, arriba de la montaña rodeados de bosque nativo conviven con su traviesa manada de canes, las fotos de hijos y nietos, la música del piano, infinidad de libros, los barriles de cerveza, los blogueros seguidores de Liliana y la bandera del abuelo César.

 

Hasta que Liliana y Ángel en un acto de coherencia y conocedores de que esta noble insignia que los acompañó durante tres generaciones ya había cumplido sobradamente con su cometido, decidieron devolverla a su origen, a la cuidadosa tranquilidad y respeto del Museo del Ejército de Toledo. En un afectuoso acto el pasado 24 de Enero del 2017. Después de 96 años acompañando a los Rodríguez, la bandera de mochila del abuelo César, testigo de tantos avatares y paño de lágrimas de esta saga familiar que desafió a la adversidad,  encontró  el  sitio de privilegio que cierra un recorrido histórico y emocional, referente de tantos  otros combatientes españoles.

Museo del Ejército Coronel Pérez Garcia y Liliana Rodriguez 1

La emotiva entrega la realizó Liliana al Coronel Pérez García en Toledo, que en representación de la institución comprendió el tremendo valor sentimental que tenía la bandera para los donantes, lo agradeció y completó el acto recordando la historia de aquella sangrienta guerra y el significado castrense de la noble insignia.

La bandera del abuelo Cesar, o bisabuelo o tatarabuelo según quien lo diga, queda como testimonio de una historia del pasado en una vitrina recordando a los visitantes la historia oficial. La otra historia, la de los Rodríguez, está invisible, secretamente impregnada en cada fibra de la insignia.

 

 

Seguramente los hoy ausentes de esta historia, estarán contentos con el final. La vida continúa, ¡todo vuelve a comenzar!

 

El pasado día 26 de Enero después de haber leído esta historia publicada en el diario El País en un artículo del periodista Manuel Morales Ruiz, la Embajada de la República Argentina en Madrid toma conocimiento de la historia, se interesa y contacta telefónicamente con Liliana Rodríguez para manifestarle el deseo del Embajador Federico Ramón Puerta de recibirla y poder conocer el relato de primera mano, es decir contada por ella misma. El Embajador y el matrimonio Rodríguez-Accinelli empatizaron rápidamente y se resaltó el valor de la historia de esta familia como ejemplo de tantas otras no contadas, que habrán sufrido muchos de los inmigrantes que llegaban a la Argentina desde lejanos lugares a construir una nueva vida y un país, ¡el nuestro!.

 

DSCN7532 2

Durante la visita nos contó Liliana se sintieron como en casa, y compartieron charla, café y mate cocido en uno de los salones de la residencia del Embajador tanto con él como con algunos de los funcionarios allí presentes, un acercamiento no buscado entre la institución y los protagonistas que anónimamente y solo movidos por la coherencia, efectuaron este viaje de restitución del emblema que consideraron ya nos les correspondía y debían devolverlo. Agradecieron el interés de los integrantes de la Embajada por esta historia de su familia que no genera ningún tipo de réditos, es humana sin más. Contentos y agradecidos, Liliana y Ángel regresan para Argentina sin la bandera de mochila pero con la mochila cargada de satisfacciones. Tanto España como Argentina a través de su representante, los recibieron con los brazos abiertos y sin haberse ido aún, ya tienen ganas de volver. Eso sí, solo de visita.

A propósito de la Conferencia “El Maquis en España” celebrada en el Centro Internacional de Prensa, sede de ACPI

acpi logo letras_OK

 

Por Juan José Echevarría

 

El pasado lunes 21 de noviembre, contamos en ACPI con una intervención histórica de notable interés. El célebre y reputado traumatólogo Manuel Sánchez Vera, uno de los pioneros en la cirugía ortopedia y actual responsable de esa especialidad en el Hospital La Luz de Madrid, nos ofrecerá una conferencia.

 

El doctor Sánchez Vera es además miembro de ASEMEYO, la asociación de médicos escritores y un estudioso de la historia militar. Y en concreto, del maquis, las guerrillas antifranquistas que mantuvieron la lucha republicana en la dictadura.

 

La Historia Militar es probablemente la rama de la historia más antigua. Ya Tucídices, del siglo V antes de Cristo, considerado el padre de la historiografía científica, la cultivó en su célebre Historia de la Guerra del Peloponeso.

 

Pero no les quiero aburrir con erudiciones, sino centrarme en la Historia Militar que cultiva el autor de la conferencia que pudimos escuchar. La Historia Militar es rica en sus descripciones y requiere a quien la enfrenta una preparación técnica muy especializada. Hay que saber de armamento, de los ejércitos, de la intendencia de ellos, etc…

 

Se trata en suma de un tipo de Historia muy científica, muy alejada de nuevas formas históricas que se han ido imponiendo en el debate historiográfico en las últimas décadas, como la Memoria Histórica. Ésta, pese a los oropeles en los que hoy se les envuelve, adolece a mi entender de un grave problema que afortunadamente no existe en la Historia Militar. La Memoria Histórica es sesgada. Es la opinión de uno de los bandos en conflicto. Tiene su interés histórico, pero todos los historiadores somos conscientes de que su carga opinativa es una hándicap a la hora de lograr el objetivo esencial de la Historia: que es contar lo sucedido.

 

Máxime en un tema como el que nos ha reunido aquí. El del Maquis. Siempre será más interesante acercarse a él desde una perspectiva de Historia Militar, que desde la Memoria Histórica. No en balde, hechos que sucedieron hace ya ochenta años, siguen levantando en España pasiones desmedidas a las que conviene restar opinión y dotar de conocimiento científico. En esa medida, celebramos que el doctor Sánchez Vera haya estado entre nosotros para disertarnos sobre “El Maquis en España”.