La campaña de Rajoy

Foto politica.elpais.com

 

Por Juan José Echevarría
Opinión
       El discurso de Rajoy en las Cortes ha tenido múltiples interpretaciones, desde la que enfatiza que el candidato se limitó a cubrir el expediente, abundando en su fama de indolente, hasta aquella más propagandística que incide en resaltar la necesidad de gobernabilidad, evidenciando la actitud empecinada del principal partido de la oposición. Del éxito de la consolidación en la opinión pública de uno u otro relato, depende algo crucial: la reponsabilidad del fracaso de la sesión investidura recaería en Pedro Sánchez o en el candidato; detalle muy relevante si terminamos abocados a unas nuevas elecciones, las terceras que viviríamos en un año, anormalidad que el entorno democrático europeo vería con estupor.
      Sin embargo, la interpretación más obvia ha pasado más desapercibida: aquella que apunta que Rajoy ya ha iniciado la campaña electoral. Avalan tal consideración diversas circunstancias. La más relevante es que Rajoy no hizo un discurso de investidura, propiamente hablando. No presentó un programa de gobierno, ni apeló a otras formaciones a sumarse a la minoría mayoritaria de 170 escaños, cifra insuficiente para superar el listón.
      Rajoy no parecía dirigirse a quienes tenía enfrente, sino más bien a los electores. Así dedicó casi la mitad de su discurso a la gobernabilidad, otorgándose el papel de estadista y negándoselo al líder del PSOE. La economía ocupó el segundo lugar, resaltando así la importancia de la misma para una sociedad que ha salido muy tocada de la grave crisis padecida. En cambio, el combate contra la corrupción, el flanco más débil de Rajoy, fue despachado en dos minutos.
      El último indicador que confirma que el presidente del PP está en campaña lo apunta el tono emotivo que empleó para hablar de la unidad de España. De repente, Rajoy dejó la frialdad que había caracterizado hasta entonces su discurso para adentrarse en los vericuetos de la épica del Estado-nación español, pese a que eso le cerrase la posibilidad de que el PNV cambiase su voto y facilitase su investidura. Su objetivo era otro: cohesionar a los fieles votantes del PP y arañar votos socialistas, convencido de que en unas terceras elecciones la alta abstención otorgue actas parlamentarias mucho más baratas en sufragios.
      El horizonte, pues, de unos terceros comicios se afianza en la lontananza. Tan solo cabe ya una última posibilidad que impida que los ciudadanos se han convocados por tercera vez. Y ésta pasa por la circunstancia de que el PNV necesite, tras las elecciones vascas del 25 de septiembre, del apoyo socialista y del PP para poder formar gobierno, frente a la opción que encarnarían Podemos y EH-Bildu. Eso podría suponer que el PNV diese sus cinco diputados para una tercera votación de investidura de Rajoy. Aún así, faltaría un escaño más. Tan sólo un pacto PNV-PSE-PP en Euskadi podría hacer cambiar a Pedro Sánchez.
      En cualquier caso, tanto Rajoy como Sánchez se juegan su continuidad si finalmente hay nuevas elecciones, en la medida en que difícilmente cambiaría el panorama político existente. Un descenso en escaños de cualquiera de ellos debería traducirse en la muerte política de uno u otro, o de los dos.
Foto tomada de politica.elpais.com

Por qué es única la exposición de “el Bosco”

20160729_200829bis

 

Por Ana Lucía Ortega

 

La exposición del V Centenario de el Bosco rebosa de público el Paseo del Prado de Madrid.

 

Desde el 31 de mayo en que abrió sus puertas, el Museo del Prado registra colas bastante nutridas para acceder a una muestra única por dos motivos: es la primera exposición del enigmático artista holandés en España y es primera vez que se reúnen en dos Salas sus obras originales más importantes a nivel mundial.

 

Turistas extranjeros, nacionales y los residentes en la capital, -que no nos cansamos de regresar a este museo -, tenemos la ocasión de admirar la exclusiva reunión de los seis boscos originales de El Prado, con los cuadros expuestos habitualmente en Museos y Galerías de arte de varios países de Europa y América, como Francia, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Alemania, Portugal, Belgica y Estados Unidos.

 

20160729_193707 - Copy

El Museo Nacional del Prado cuenta con la mayor pinacoteca original del artista que se conserva a nivel mundial. Procede de la colección personal del monarca Felipe II, gran admirador del holandés, que las reunió en el Monasterio de El Escorial. Quizás la más conocida es “El Jardín de las Delicias”; además del tríptico de la “Adoración de los Reyes Magos” y “El Carro de Heno”.

20160729_193659 copy

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Debo destacar el montaje de los trípticos en la exhibición, que permite al visitante visualizar la parte trasera de las obras de arte. Es común colgarlos de la pared, por lo que solo podemos ver el contenido de las tablas por la zona frontal. Esta disposición hace posible admirar la pieza en toda su dimensión.

 

 


Otra forma de ver la pintura de este artista singular, es la videoinstalación denominada “Jardín Infinito”  que consiste en una multiproyección de vídeo y audio de 75 minutos de duración, que interpreta y recrea en imágenes  “El Jardín de las Delicias”. Estará disponible hasta el 2 de octubre.

 

El Bosco

La Exposición del V Centenario

31 de mayo – 11 septiembre 2016

Jheronimus van Aken (h. 1450-1516) “el Bosco”, nació y vivió en ‘s-Hertogenbosh, ciudad  norteña del ducado de Brabante -actualmente Holanda-. Firmaba sus obras como Jheronimus Bosch y esto influyó en darle notoriedad a esta población. El artista disfrutó en vida de una fama que lo consagró como un pintor audaz, imaginativo, simbólico y enigmático. Se dice que Salvador Dalí fue influenciado por su obra.

Galerías y Museos de procedencia de las obras de la Exposición del V centenario de el Bosco

Hieronymus Bosch by Cornelis Cort (Wikipedia)
Hieronymus Bosch by Cornelis Cort (Wikipedia)

Además de los seis boscos que pertenecen al Museo Nacional de El Prado, se exhiben obras procedentes del Metropolitan Museum of Art de New York; del Museo del Louvre de París; de la Galería de la Academia, de Venecia; del Museo Boijmans van Bruningen, Róterdam; del Museo Voor Schone Kunsten, Gante (Bélgica); Museo Nacional de Arte Antiga, Lisboa; del Museo The Nelson-Atkins Museum of Art, Kansas City, Misuri; de la Fundación Lázaro Galdiano, Madrid; del Museo alemán Staatliche Museen zu Berlin; del Museo de Brujas (Bélgica);  de la Akademie Der Bildenden Künste, Viena; de Albertina, Viena; del The J. Paul Getty Museum, Los Ángeles; del Rijksmuseum, Amsterdam; del Museo de la Universidad de Oxford; de Lille, Palais Des Beaux-Arts; S-Hertogenbosch (Países Bajos); Museo de Fine Arts de Boston; On Loan from the British Museum, Londres; Staatliche Kunstsammlungen Dresden – Startseite; Philadelphia Museum of Art, Philadelphia; Colecciones Reales Patrimonio Nacional, Real Monasterio de El Escorial; Städel Museum en Fráncfort del Meno; y la National Gallery de Londres.

 

 

 

 

Inicialmente publicado en WEBPERIODISMO

Llega a su fin la Semana Renacentista de Medina

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Por Sully Fuentes

Fotos: Cortesía del Ayuntamiento de Valladolid

La Semana Renacentista de Medina del Campo en Valladolid, ha cumplido su quinta edición. Lo hace para evocar su época de mayor esplendor entre los siglos  XV y XVI. Más de 4.000 figurantes dan vida a diferentes personajes ilustres e inolvidables. Una villa que hace más de 5 siglos era un referente en Europa por el comercio, la ganadería y hasta las finanzas algo así como  un “Wall Street al estilo ibérico”. Se conocía por Villa de las Ferias y marcó la geografía castellana por la dinámica que se estableció entre los más poderosos de ese tiempo.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hace un lustro que esos momentos de trascendencia continental y fervor político-comercial motivan a todos los vecinos de esta prestigiosa localidad española, hoy castellano leonesa, a vivir  con una  profunda intensidad  e implicación poniendo  lo que haga falta para trasladarse a tantos siglos  atrás. Se echan a las calles niños y adultos con una cuidadosa caracterización que les da más implicación para entender lo que estas tierras vivieron en esos momentos. Las organizaciones locales apoyan y difunden esta programación que se inicia y culmina con la quema de Medina. El escenario real del castillo de la Mota, la Plaza Mayor o del Palacio Real Testamentario son los ejes de esta celebración del 18 al 21 de agosto con el recuerdo de uno de los momentos más trágicos de su historia hoy convertido en motivo de fiesta y en el que los medinenses participan con entusiasmo.

Medina del Campo pelea plaza

Más de un centenar de actividades mantienen a   Medina del Campo en un permanente punto de atracción que invita a turistas y locales a sentirse transportados a  aquella época. Recreaciones, desfiles y actividades históricas, más de 250 paradas en un Mercado cargado de actividades, talleres, demostraciones, gremios y oficios de la época; cantinas de vinos, tapas, jornadas gastronómicas del lechazo, cena isabelina, catas y degustaciones, conciertos, exposiciones, teatralizaciones y mercado ecológico para disfrutar de la gastronomía local; actividades de ambientación internacionales, con la participación de delegaciones de Marruecos, Japón, Italia, Portugal y Hungría; espectáculos pirotécnicos y musicales y más de 100 actividades lúdicas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este año ha sido un acierto la espectacular celebración del Primer Festival de Videoarte y Mapping de Castilla y León que tuvo su estreno el 13 y 14 de agosto con actividades en el Auditorio de la ciudad y una “llamativa” proyección en 3D sobre la Colegiata, en la Plaza Mayor, en la que se rindió homenaje a Miguel de Cervantes en el año que se conmemora el cuarto centenario de su muerte. El espectáculo, autoría de  Rodrigo Tamariz, de La factoría del Mapófono con Daniel Calvo de AV Sistemas Audiovisules. Rodrigo ya es reconocido internacionalmente en otros dos continentes América y África.

 

La  semana renacentista culmina con la quema o incendio de Medina del Campo que fue una acción militar llevada a cabo en dicha localidad castellana por las tropas afines al rey Carlos I  el 21 de agosto de 1520, en las primeras etapas de la Guerra de las Comunidades de Castilla, al negarse sus habitantes a entregar la artillería con la que se pretendía atacar Segovia, que terminó con el incendio de la ciudad. Supuso la destrucción de buena parte de la villa medinense y el estallido definitivo del hasta entonces incipiente movimiento comunero en toda la Corona de Castilla.

 

 

La semana ha tenido un gran apoyo por el Ayuntamiento de Medina que  no ha escatimado esfuerzos  para que sea una celebración   y  no una tragedia  como lo fue en otros tiempos.

Medina del Campo fuego

El broche final pero no por lo aplaudido sino por lo que marcó desgraciadamente a esta villa,  es “la quema de Medina”.  Nada más “sentido” y mejor recreado como hecho histórico que marca la memoria del pueblo castellano leonés.

Medina del Campo logo semana renacentista 2016

http://www.ayto-medinadelcampo.es/MedinaDelCampo

XXIII Edición de “El Alcalde de Zalamea”

cartel teatro 2016 copia

 

Por Juan Antonio Narro

 

Del 18 al 21 de agosto, la localidad extremeña de Zalamea de la Serena vuelve al Siglo de Oro para celebrar una nueva edición de la representación teatral de “El Alcalde de Zalamea”. Obra maestra de la literatura universal escrita por Pedro Calderón de la Barca en el siglo XVI  que narra los hechos acaecidos en esta villa en el año 1580 con su insigne alcalde como personaje central.

Todo el pueblo de Zalamea se vuelca con el teatro, siendo por unos días personajes del siglo de Oro como villanos, artesanos, pastores o soldados. Una reconversión completa que se prolonga durante todas las jornadas de la representación y casi las 24 horas del día. En definitiva, un magnífico proyecto cultural que consigue sumergir al visitante y al espectador en la atmósfera calderoniana de finales del siglo XVI.

Padrinos de excepción

En esta edición, la actriz Verónica Forqué, será una de las protagonistas al ser la madrina de estos días tan señalados en la localidad ilipense. Tras protagonizar la obra “Los hilos de Vulcano” en el Festival de Mérida, toma el relevo de actrices que desde la cita emeritense han amadrinado la obra como Concha Velasco, Anabel Alonso o María Galiana.

Por otra parte, la figura del padrino corresponde en este 2016 al actor Juanma Navas, conocido actualmente por su papel en la popular serie “Acacias 38” de TVE. Será el sábado día 20 de agosto cuando llegue a Zalamea de la Serena para apadrinar la obra.

Programación cultural

A la representación teatral, que se desarrolla durante 4 días, se añade una amplia y variada programación de actividades culturales y de ocio que, girando en torno a la obra teatral, aprovecha y pone en valor los importantes recursos patrimoniales de la localidad, una de las más activas y significativas de la comarca, que ha llevado a ser denominada Capital Cultural de la Serena.

Porque, ciertamente, Zalamea de la Serena no es solamente teatro. El visitante va a encontrar  una riqueza histórica y artística de las más significativas y singulares del contexto extremeño e, incluso, nacional, que, en este caso, sirven de atrezo y escenario tanto para la representación de la obra como para el desarrollo del resto de la programación.

 

Por tanto, Zalamea de la Serena se convierte en un importante marco cultural en el cual se circunscribe la obra de Pedro Calderón de la Barca, que gracias a sus vecinos sigue viva 436 años después de su nacimiento.

 

Web: www.zalamea.com/teatro.htm

Nostalgia de futuro

depoesiaIberoamericana

 

Por Jorge de Arco

 

Nacido en Oruro, Bolivia en 1943, Eduardo Mitre suma con “La última adolescencia” (Pre-Textos) su undécimo poemario.

Actual profesor en la Saint Johns University, de Queens, en Nueva York, su labor poética se inició en 1975 con la publicación de “Moradas”; desde entonces, su obra ha ido creciendo de manera rigurosa e incesante.

 

En esta ocasión, el vate boliviano ha vertebrado un libro sobrio, donde la palabra se hace delicado canto y en el que la edad se torna hilo conductor de unas paginas esculpidas bajo el manto de una temática de intenso clasicismo.NostalgiaŠ.

En su pórtico, con el mismo titulo que abrocha el conjunto, escribe: “Sin darse uno cuenta,/ sin poder creer, insólita como la adolescencia:/ la entrada en la vejez (…) Y uno va por las calles/ mirando, de soslayo, a las mujeres/ que pasan radiantes,/ avivando/ ya más que el deseo/ una incurable/ nostalgia de futuro”. Y desde esa vertiente en que la edad es corazón y desengaño, niebla y consuelo, herida y sabiduría, Eduardo Mitre traza con pluma serena un viaje íntimo, que es, a su vez huida y residencia en la tierra: “Y, como un endecasílabo clásico, llega el año, el mes, el día/ el instante en que uno se pregunta/ si tal o cual persona conocida (…) está muerta o vive todavía…/ Y,  de pronto,/ uno se da cuenta,/ y tiembla”.

 

Una década atrás, veía a luz en este mismo sello, “El paraguas de Manhattan”. Por entonces, ya anoté que su decir estaba aderezado con tintes de templado cromatismo y que sus versos descalzos tenían la honestidad de quien cree en el poder mirífico de la poesía. Aquí y ahora, Mitre vuelve a dar muestras de un verbo que acaricia el derredor de su alma. Llevado por una emotiva narratividad, su mensaje se derrama de amor y de ausencia, de adiós y de esperanza, por entre las desnudas esquinas de unos textos que no esquivan la verdad del ser humano, de su efímera y elegíaca condición: “Volví, madre, a la casa, ahora/ empotrada en tu ausencia definitiva,/ y no es sino una canasta tremenda y vacía./ Y tus ropas en el ropero/ colgando noche y día,/ desanimadas sin tu cuerpo/ a la espera incierta de tu resurrección”.

 

Una cita de Juan Carlos Onetti, (“Nunca volveré  a ver a mi lejana”), le sirve a Mitre para nombrar a la amada ausente a la que dedica buena parte de sus poemas. Esa citada “nostalgia de futuro”, se torna también nostalgia presente y pasada: “Qué cosa extraña, Lejana:/ nunca te recuerdo desnuda,/ siempre llevas algo puesto (…) Tu desnudez permanece/ como una flor en la sombra”.

 

Al cabo, un volumen por donde asoman estampas plenas de vida, de lirismo, de compañera soledad, de abiertas remembranzas, y que va poblando sus páginas de asombros y alianzas, de dichas y tristuras, de juventud y vejez, de preguntas y sombras: “Cuál será la última palabra/ que entre o salga de mis sentidos/ antes de que se me apaguen/ como las luces de una casa:/ el oído, la voz/ la mirada”.